lunes, 1 de junio de 2020

Violencia política a las mujeres en contextos digitales, la Reforma



No sé si les conté pero uno de los temas que me acercó a la violencia digital fue la política, hace muchos años entre las varias cosas a las que me dedicaba me llevaron a escribir un par de capítulos del libro “Mujeres y participación política, proceso electoral 2015-2015 de Aguascalientes” (quien lo quiera lo tengo en digital) resultado de varios pequeños artículos que había escrito antes, de charlas de cafés y de una investigación a la que mi amiga Yolanda me invitó (ahora estamos buscando sacar la segunda parte) pero bueno en ese libro ya dábamos un pequeño vistazo de lo que sabíamos se iba a convertir en todo un tema, la violencia política las mujeres pero en lo digital.

Los derechos político electorales son el resultado de la lucha feminista, si, aunque lo nieguen pero el feminismo esta en todos los derechos que las mujeres hemos ganado, nada nos han regalado, todo se ha luchado, ya ven por qué nos enojamos cuando las representantes no hacen su chamba. Regresando al tema, la violencia digital de la que tanto hablo también tiene efecto en la política es decir, la violencia digital también se puede dar por razón de una violencia política.

Democracia, violencia online y candidatas
Violencia a candidatas, ¿qué está pasando?
Paternalismo electoral y violencia digital a candidatas


El pasado 13 de abril se publicó en el Diario Oficial de la  Federación, un paquete de reformas en materia de paridad de género y de violencia política por cuestiones de género que buscan garantizar los derechos políticos electorales de las mujeres, la igualdad entre las personas y erradicar la discriminación.

Aspirar a ser diputado federal o senador de la república si así en masculino es el sueño de muchos, algo sencillo y alcanzable para otros, las mujeres no. Nosotras tuvimos que luchar para que se reconociera, luego para que existiera una igualdad en la participación que nos llevó a la obligación de la paridad (que tener más no ha significado que sean mejores congresos) ahora necesitamos que la violencia no sea se arma para decir “es que no hay mujeres”

Destaco dos reformas:

Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia incluyó el concepto de violencia política de género, que por raro que pareciere, no existía anteriormente (en Aguascalientes se incluyó dicho concepto desde el 2017) y adicional mente se introduce un catálogo con 22 conductas que constituyen violencia política contra las mujeres. Uno de los tipos que reconoce es:

Divulgar imágenes, mensajes o información privada de una mujer candidata o en funciones, por cualquier medio físico o virtual, con el propósito de desacreditarla, difamarla, denigrarla y poner en entredicho su capacidad o habilidades para la política, con base en estereotipos de género;

Pero también en la tipificación como delito de la violencia política de género, se integró dicho tipo penal a la Ley General de Delitos Electorales, estableciendo así penas de hasta 7 años de prisión, por lo que ahora las autoridades administrativas electorales deberán de dar vista a la fiscalía especializada en delitos electorales para que de manera paralela se inicie una carpeta de investigación.

Por ejemplo a quien publique o divulgue imágenes, mensajes o información privada de una mujer, que no tenga relación con su vida pública la sanción será de 2 a 4 años. Esto no solo como candidatas sino también ya en el ejercicio de su función como servidoras públicas.
La violencia digital afecta a mujeres de toda edad, clase, educación, nivel pero también la forma en la que se canaliza, ayuda y atiende dependerá del privilegio de la mujer no por eso no existe. Reformas de este tipo dan un piso parejo a todas.

Dos casos, el pasado jueves en una vídeo llamada una senadora decidió cambiarse pero no se dio cuenta que la cámara estaba encendida y todas las personas presentes en la vídeo llamada la vieron con el torso desnudo, sus compañeros de senado hicieron captura de pantalla y la compartieron, ella se disculpó y aprovechó a decir que no se avergüenza de su cuerpo, primero no debería de disculparse no es su culpa.

Segundo, una candidata a diputada federal hace años en plena campaña filtraron fotos de un book el electorado decidió hablar de su físico y no de sus propuestas, pero decidió comparar que si era así de guapa iba a ser mala legisladora o que no contaba con las herramientas. Perjudicaron su imagen, ella decide qué clase de fotos se toma.

Ambos casos son de violencia política pero en un plano digital, cada uno con su historia particular pero tienen un objetivo en común dañar la reputación de la mujer en la política para quitarle el poder.

Si bien la criminalización no es la solución a nuestros problemas, si es la herramienta para buscar la justicia para las mujeres que por el simple hecho de ser mujeres y aspirar a un puesto de elección son víctimas de violencia y debería de ir complementado con campañas y cursos obligatorios para los hombres sobre todo los hombres que están en los partidos que siguen menospreciando las cuotas de género, la violencia política a las mujeres y etc.


Pd. y necesitamos –urgen- feministas en los congresos (pero de las que se atrevan a ir de pañuelo verde y decir públicamente que son feministas)

lunes, 25 de mayo de 2020

#ControlZ y los celulares son malos malísimos





Este fin de semana por recomendación de mi amiga Elena Anaya apliqué el maratón a una serie recién estrenada en Netflix: ControlZ (si como la tecla de las computadoras), pese a que eso de maratones de series no es lo mío caí y en dos noches la vi.

Por el nombre y el tráiler la serie se veía como una apuesta  para saber cómo la industria ve la violencia que se origina desde un teléfono o haciendo uso de la tecnología.

foto de heraldodemexico.com.mx

Así que amable persona que lee este blog hoy vamos a cambiar a dinámica del Blog de cada lunes para hacer una crítica a la serie, no me voy a detener en analizar encuadres, iluminación actuación (que me encantó el papel de la Mamá de Luis) tampoco la historia en si misma sino los detalles que me llevaron a verla: cómo se y cómo se plasma el uso de los teléfonos y la violencia que se genera haciendo uso de las TIC.

Intentaré no hacer mucho spoiler y si lo hago de una vez me disculpo.

La serie recrea la vida de personas en prepa, en la Ciudad de México en un colegio, aunque no se ve que sea un serie del estilo de ELITE donde todos los personajes son excesivamente atractivos, sexualizados y privilegiados económicamente, ControlZ nos lleva a calles más clase media alta, sus personajes recorren en bici o a pie las calles de la gran ciudad (que les falto caminar entre los puestos de garnachas) y atascarse en el caos vehicular.

Lo que sí se puede observar es que todos los personajes son blancos, todos, para ser un serie situada en México está muy blanqueada -aceptablemente blanqueada- (para hablar de blanquitud mejor Sofi de Morras Help Morras). Pero aplaudo que el personaje de la mujer trans sea interpretado por una mujer trans y no por una mujer haciéndose pasar por una mujer trans.

Ahora, todo el trama comienza cuando en la reunión con el alumnado en lugar de proyectarse un vídeo sobre el uso –correcto- de los celulares se proyecta el vídeo dónde se expone la vida privada e información sensible de una de las alumnas, a partir de ese video la vida de otros alumnos y alumnas del colegio queda expuesta por el hacker.

En una cacería por encontrar quien es el hacker se enfrentan a las consecuencias de la información que ha sido expuesta, el encargado de sistemas de la escuela lo dice, al no contar con los mecanismos se vulneró la seguridad de la red wifi del plantel.

Me molesta la idea que plasman: un hacker es una mala persona, que solo quiere hacer daño y ocasionar problemas, una definición que me ha gustado como la armaron esta en Wikipedia.

«es todo individuo que se dedica a programar de forma entusiasta, o sea un experto entusiasta de cualquier tipo»,8​ que considera que poner la información al alcance de todos constituye un extraordinario bien9  Hacker

Por cierto sabían ustedes que existe el libro La ética del hacker y el espíritu de la era de la información.

Uno de los errores que tiene la serie de como plasma en los medios o cómo los medios siguen viendo a los hackers es como: criminales, aunque también es interesante destacar que casi al final de la serie el hacker confiesa que lo que quería era hacer una mejor escuela, que a partir de lo expuesto las personas eran más transparentes (claro después de todo lo que ocasiona y de decir que quería conquistar el colegio)

Hay una ausencia abismal en la serie y es las madres y los padres, cuando aparece el padre regaña, reprime o expone que siempre tiene que salir a arreglar los errores de las y los hijos y la madre que se preocupa, seguimos viendo un estereotipo en la crianza. Además de esas contadas exposiciones la presencia de padres, madres, tutores es nula.

Regresando al tema, la serie como ya dije trata de secretos que son revelados, a ver momento no son “secretos” es la vida privada, personal e información sensible que puede generar discriminación por ejemplo (spoiler) revelar que una de los personajes es mujer trans conlleva a revelar información sensible que al hacerlo es víctima de violencia en este caso acoso (muy light por cierto).

Los casos son varios podemos destacar: envía nudes (haciendo un guiño guiño a Zague) a la amante, quien ve vídeos de contenido pornográfico gay.

Pero son estas vulneraciones de lo que no se habla, también es reflejo de cómo se está consumiendo y exponiendo de forma diferenciada la violencia ocasionada a raíz de las TIC.
Para el chico cuyas nudes (fotos desnudas) quedan expuestas gana más fama tanto así que dice que hasta la secretaria le había enviado mensaje pero su caso no es vuelto  tratar en la trama a diferencia de las historias de la mujer trans o de la chica que roba quienes son expuestas pero además cargan con los estereotipos, el al contrario tiene un “lio de faldas”.
Lo mismo pasa con la persona a quien exponen por consumir pornografía gay, en él se centran en la violencia física que ocasiona.

Pero además lo que si deja claro es que las escuelas no saben cómo lidiar con esos temas, el director no conoce ni las siglas de la comunidad LGBTTTIQ y como solución para la exposición de la información deciden que queda prohibido el uso de celulares dentro de la escuela (me recuerda a una iniciativa que presentó un diputado en Aguascalientes de prohibir el teléfono celular a estudiantes y personal docente) y de hecho no solo la escuela también las pocas escenas donde salen padres y madres también es quitado laps.

Siento y eso me gustaría que pudiéramos dialogar que la serie se centra en que por compartir “secretos” pasan muchas cosas malas pero esos secretos son comportamientos y acciones. Claro no es el tema, el tema es encontrar al hacker.

La serie me recuerda que el malo o el criminal no es la computadora, la tecnología y su uso generan una vulneración pero no cobra vida y decide vengarse de todas las personas editando por si sola vídeos, la tecnología es solo un canal y su uso tiene también muchos beneficios pero nos hemos inclinado en ver lo malo y no enseñar a usarla para lo bueno.

La tecnología no es la mala, lo malo es seguir educando y formando a personas que siguen –si en pleno 2020 y en una nueva normalidad- reproduciendo estereotipos, roles a partir de su condición y privilegio. Y que además la violencia no se genera solo por el uso de la tecnología, la violencia se genera por una serie de factores sociales, culturales, económicos y digitales.

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics