lunes, 1 de diciembre de 2014

Un microscopio ¿para qué?



Gane un telescopio en una rifa y creo que era la persona menos interesada en ganarlo, pero me alegre y emocione tal como una niña pequeña en navidad.
Llevarlo a casa fue toda una aventura y armarlo más, pero lo que más me consterno fue que mi madre recordara que yo de pequeña quería un microscopio y que cada navidad insistía en querer uno, tanto fue así que mi madre intercedió por que el niño Dios lo dejara abajo del arbolito pero no tuvo más respuesta que un “¿para qué lo va a usar?”.
Eso me hizo pensar en lo que sería mi presente y hasta mi futuro si hubiera decidido elegir otra carrera, pero también en los años que me dedique a jugar a la comidita y a las muñecas porque entonces eso era lo correcto para mí, pienso en eso y en todas las mujeres que nunca pudieron realizar la carrera que querían porque “no es lo correcto”.
Pienso en este hecho y aunque amo mi carrera y mi profesión sí creo que el hecho de ser o no ser nos daría la oportunidad de aspirar a más. Es curioso pero en pleno siglo que este tipo de pensamientos se sigan dando, que tengamos que basarnos en un cierto patrón de comportamiento y forma de ser.
Según información de la  Academia Mexicana de Ciencias (corte a marzo del 2011) cuenta en su membrecía con 2,272 científicos de los cuales, 529 son mujeres; es decir 23% en sus diferentes áreas, nuestro papel como mujeres es menospreciado en diferentes áreas, no se diga en política y en la ciencia, o ¿alguien ha visto a una muñeca con bata que no sea pediatra, por qué no una bioquímica, o ingeniero civil?, es parte de seguir un rol ya establecido.
El trabajo de nosotras es romper esa estructura, creer que sí podemos ser Directoras de cualquier compañía, Gobernadoras, ganadoras de un nobel, descubrir la cura para alguna enfermedad, aventurarnos a lo desconocido o criar a nuestros hijos, debemos nosotras no ser nuestra propia piedrita en el camino y sobretodo educar a nuestras sobrinas, hermanas, hijas a que de verdad crean.

Y tal vez nunca tuve un microscopio, pero tengo un telescopio que me recordara la niña que fui y la mujer que ahora soy.



@AngieConter

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics