lunes, 27 de junio de 2016

Soy Lesbiana


Si usted acaba de entrar a esta publicación, es que por un momento creyó que iba a contar mi salida “del closet”, imaginó que sería un texto donde contara la soledad de mi secreto y asumiría que soy Lesbiana. Pues se ha equivocado.
Pero ya que está aquí, quédese a leer, que más adelante retomare ese tema:

El sábado por segunda ocasión en menos de un mes, salimos a pintar de arco iris las calles de Aguascalientes, caminamos con carteles y consignas para hacer un llamado a la sociedad: a la inclusión, a invitar al respeto y sobre todo a decir “Todas las familias, todos los derechos”.
Una persona me respondió que esto era “una moda pasajera y en unas décadas lo recordarán como un movimiento social que no acabo en nada más”, bueno pues a esta persona le puedo responder que los movimientos lesbicogay y feministas vienen trabajando desde hace muchos años y siempre nos dicen que es una moda, pero seguimos vigentes, y no, pedir derechos no es una moda pasajera.

Hace 15 años iniciaron las marchas del Orgullo Gay en Aguascalientes, un estado ubicado casi al centro del territorio Mexicano, que pertenece a esa zona del bajío que cuenta con un porcentaje muy amplio de conservadores y dónde la iglesia tiene un peso muy fuerte en las decisiones, ante todo esto, año tras año, la comunidad lésbico, gay, trans, salen a las calles con alegría y ese arco iris que simboliza a través de sus colores una lucha y una causa.

En más de una ocasión han cuestionado mi sexualidad, ¿eres lesbiana o bis?, ¿oye y tienes novia?, ¿en tu casa te apoyan?, ¿cuándo saliste del closet?, depende de mi estado de ánimo es como les respondo, en la prepa creían que salía con una compañera y en la universidad en más de una ocasión me pretendieron varias mujeres, probablemente será por mi cabello corto, mi actitud tosca, o lo poco femenina (entendiendo lo femenino como delicado, rosa y sensible), no creo que sea la primera vez y tampoco será la última que cuestionen mi sexualidad.

Hubo un tiempo, en el que en verdad me cuestione quién era y qué quería, lleve el feminismo a un extremo dónde me había masculinizado para poder acceder a esos espacios, por un momento funcionó, pero fue cuándo me encontré en medio de la nada sin saber quién era, víctima de esas etiquetas y estigmas sociales que debemos cumplir por nacer con vagina o con pene.
En una ocasión mi madre me cuestiono también por mi sexualidad, sabía que tendría su amor sin importar cual fuera mi respuesta, pero no podía caer en esas imposiciones, el hecho de asistir a una marcha “pro-gay”, estar a favor del matrimonio igualitario, platicar, salir, convivir con lesbianas, trans o gays no quiere decir que yo soy lesbiana o bi, como tampoco dice que solo gays con gays, lesbianas con lesbianas.

Las etiquetas nos afectan a todas y todos, en la marcha del pasado sábado una amiga me dice entre broma y broma que debía de abrazarla para poder cumplir con la estigma social que los observadores de la marcha exigían, es decir, solo marchan los gays, pues no señoras y señores, existe un sector de la comunidad heterosexual que apoya los movimientos y que no cree en las etiquetas.

No, no soy lesbiana, soy una heterosexual, que creció con la ley de Dios y en una familia conservadora, que ha aprendió a respetar y amar sin etiquetas, creo que si yo tengo el derecho de amar a quien sea sin ninguna etiqueta cualquiera lo puede hacer, creo que si yo tengo derechos, todos deberíamos tenerlos.
No será la primera ni la última vez que cuestionen mi sexualidad, y la verdad no me importa, será muy utópico de mi parte, pero sueño con el día en que las mujeres no tengan miedo de denunciar la violencia, en el que hombres y mujeres heterosexuales, gays, lesbianas, trans, bi, tengan los mismos derechos, las mismas oportunidades y la misma alegría de amar.

Sueño con en el día en que no tengamos que salir a las calles a pintarlas de morado o de arco iris, que no salgamos a pedir/defender nuestros derechos.

Lamentablemente esta macha se vio opacada por un fatal accidente ocasionado por la imprudencia de un vehículo que probablemente llevaba mucha prisa y no quiso esperar el cambio del color del semáforo, pretextos existen muchos, pero al final fue imprudencia del conductor y atropello a un joven que se dirigía a la marcha, sínicamente el vehículo se dio a la fuga, frente a la mirada de todas y todos los que esperábamos diera inicio la marcha, “Rojo”, como lo conocían sus amigos, falleció.

Pronta recuperación a los familiares y amigos de “Rojo” qué su único pecado fue cruzar la calle porque creía como todos en el arco iris.

martes, 21 de junio de 2016

Sistema EU vs Mexicano


Esta publicación es parte de las tareas de la UnADM de la Licenciatura de Derecho


Fuentes:
http://html.rincondelvago.com/sistema-juridico-de-los-eeuu.html
http://raymundosistemas301.blogspot.mx/2010/11/sistema-juridico-de-los-estados-unidos.html
http://biblio.juridicas.unam.mx/revista/pdf/DerechoComparado/74/art/art4.pdf
Esta publicación es parte de las tareas de la UnADM de la Licenciatura de Derecho, unidad 6, actividad 3

lunes, 20 de junio de 2016

Las enseñanzas de las monjas


En el colegio las monjas me enseñaron a usar la falda por debajo de la rodilla (muy por debajo), a rezar cuatro veces durante la mañana (al entrar a clases, después de recreo, el Ave María y al finalizar las clases), me enseñaron que debo compartir, tener temor de Dios, no interrumpir las pláticas de los adultos, que las niñas deben ir a clases de baile y los niños practicar deportes, sí, también incluyeron la misa de los domingos, de cada primero de mes y el respeto ante todo a la familia.

En las clases de catequismo la hermana nos decía que “debíamos a amar a todos”, mucho después entendí que en la vida existen personas diferentes, con diferentes gustos, ideas y características, pero, no por eso debía de hacerlos menos, me habían dicho que debía de amar a todos, pero no sabía que el todos  excluía.
Las últimas semanas, en los medios, en las redes, en comidas familiares y hasta pláticas en el transporte público, ha surgido una confrontación, dos ideas más allá de creencias religiosas  que se ha vuelto el parteaguas a preguntarnos : qué tan intolerantes somos.

No encuentro otra forma de llamar a este debate: intolerancia; unas y unos salimos a las calles a pedir derechos: la unión de personas del mismo sexo, la educación sexual, la adopción de niñas y niños por familias con padres/madres del mismo sexo, otros salen a defender: a la familia natural, -poco les falta decir “familia normal”-, la educación sexual a cargo de los padres, decir que la naturaleza no se equivoca: papá, mamá e hijos.

En el colegio recuerdo que todo era niña, niño y ya, cuándo un compañero era delicado o lloraba, la acción era inmediata: los niños no lloran, es rarito, y cuando una quería andar corriendo por el patio y no sentarse a platicar de los chismes del día era: rarita o es muy atrabancada.

Todas y todos tenemos derecho a salir a manifestarnos, opinar, y saber que nos hace bien y que no, pero, ¿en algo nos daña que dos personas del mismo sexo se casen?, cuando el amor es amor y nunca se fija en el formato.

Hace poco unas mujeres se manifestaron a fuera del congreso a decir que la educación sexual depende de los padres, ¿y mi derecho a decidir sobre mi cuerpo, a aprender, informarme y conocerme?, en el tema de educación sexual no podemos dejarlo en quién se encarga de, debe ser un trabajo en equipo, pero en serio en equipo.
Con las monjas aprendí que antes de conocer mi cuerpo debía rezar un misterio del rosario y que mi cuerpo era un instrumento para servir a Dios, sí, aunque lo duden, esa fue la primer platica que me dieron sobre educación sexual, mucho antes habían enviado a mis papas una carta cerrada dónde les preguntaban si podían dar esa clase a sus hijos y tenían que estampar su firma para garantizar el permiso, mi maestra muy valiente para su época, se llevó una toalla femenina y simulo ponérsela para que supiéramos qué es y cómo se ponía, la clase transcurrió entre bellas palabras que disfrazaron: pene, vagina, sexo, coito, penetración, y muchas más.

De las monjas aprendí que mi sexualidad debía estar oculta, reservada y debía de tener miedo a eso desconocido, en mi casa mi madre me explico que cada mes saldría sangre de mí y si no salía es porque estaba embarazada.
Muchos años después supe de dónde salía esa sangre, a que se debía que quedara embarazada, de dónde exactamente salían los bebes y supe el proceso del sexo, aunque les parezca sorprendente pase Ciencias Naturales con 10 en el colegio y nunca supe nada de eso.

Se dan cuenta porque es necesario que la escuela desde los maestros y los padres de familia hagan equipo para explicar la sexualidad, el embarazo y qué es todo aquello desconocido que llega de repente en los adolescentes. Sí, existe mucha información, los padres y sus valores deben educar, pero existe una realidad, muchas mamas y papas no saben cómo explicar, no les explicaron a ellos o simplemente no quieren, pero también están esos maestros que no les importa la educación de los alumnos, y contrario a lo que manifestaban esas señoras afuera de congreso, la educación le corresponde a ambos por lo tanto ni uno ni otro deben condicionar esa educación.

Las creencias religiosas no pueden estar por encima de los derechos humanos que deberíamos de gozar todas y todos sin distinción, los derechos deben ser aplicados a todos por igual y sin ser condicionados por los grupos mayoritarios que creen que si y que no es correcto y que quieren imponer su verdad.

Ser gay, lesbiana, travesti, transgenero, enseñar a tus hijas e hijos, alumnos sobre sexualidad, tomar tus propias decisiones, no te hace mejor o peor persona,

Las monjas me enseñaron un mundo diferente al que vivía, dónde todo era cordial si estabas dentro de su “forma de ver la vida”, pero es una vida intolerante.

Cuando salí del colegio me topé con una realidad y a lo largo de los años he aprendido a cambiar esa educación y a seguir siendo la atrabancada que corría con falda por el patio del colegio aunque las monjas me hubieran enseñado a sentarme correctamente.


viernes, 17 de junio de 2016

miércoles, 15 de junio de 2016

lunes, 13 de junio de 2016

Las electas


Hace una semana se realizó en Aguascalientes el proceso electoral del que obtuvimos diversos resultados, esta elección da para muchos análisis y dudas, pero hoy vamos a revisar los perfiles de las mujeres electas en el primer proceso local que contó con cuota de género –para muchos obligada-, primero veamos la parte numérica:



CANDIDATAS
2 candidatas a gobernadoras
56 candidatas a diputadas mayoría relativa
21 candidatas a diputadas por representación proporcional
31 candidatas a presidentas municipales

ELECTAS
0 gobernador
11 diputadas mayoría relativa
2 diputadas de representación plurinominal      
3 Alcaldesas

Diputadas electas por el PANClaudia Guadalupe de Lira Beltrán,Norma Isabel Rodríguez Zamora,Cristina Urrutia de la Vega,Paloma Cecilia Amezquita CarreónMartha Elisa González Estrada
Diputadas electas por el PRINidia Acosta LozanoJosefina Moreno PérezSilvia AnalizElsa Amabel Landín OlivaresMaría del Carmen Mayela Macías AlvaradoMaría Cortez Meléndez.
Vía plurinominal Karina Eudave, PANCitlali Rodríguez González, PRI
Presidentas municipales electas
María Cristina Díaz
 por el PAN en San José de Gracia, 
Teresa Jiménez Esquivel en la capital por el PAN
Iraís Martínez de la Cruz por el PRI en San Fco. de los Romo



Por razones obvias sabemos que todo fue repartido a la “mitad”, en repetidas ocasiones sugerí, que más allá de otorgar una cuota por “género”, también se debe evaluar su condición como persona, capacidad para gestionar, legislar y demás características propias de una representante popular –no importa que tan buenos asesores pueda pagar-.

En el caso del Congreso del estado, la votación se inclinó por dos partidos, el Partido Acción Nacional tendrá a 5 diputadas y el Revolucionario Institucional a 6, y cada uno a una por la vía proporcional.
Revisando la lista de las mujeres registradas para los curules plurinominales, todas están registradas en las posiciones 4, 7 o 9, si cada partido revisa el histórico de sus votaciones, no alcanzara para más de dos lugares en el congreso por esa vía, por lo que tener mujeres en esas posiciones se vuelve “mero compromiso administrativo”, pero no una reflexión de participación.
La diferencia más notable se da en los municipios, la capital y dos más, San Francisco de los Romos actualmente es gobernado por una mujer y mantendrá con una mujer a la cabeza. Lo que me parece muy interesante es ver como aun con la mitad de las candidatas mujeres solo 3 de los 11 municipios serán para mujeres.

Revisando los números de la votación, en los municipios la diferencia es muy grande, en la mayoría oscila entre el 10% y 20%, Cosío un 5%, San José de Gracia 8% y solo dos de ellos, Rincón de Romos alcanza menos de 1% y San Fco. De los Romos con 3%. (los resultados exactos los pueden revisar en http://www.prepags.com.mx/tsuma_c3.htm)

Esto se puede dar por tres factores:
1.-El apoyo que recibieron los municipios de sus partidos, sabemos que esta elección la importante era la gubernatura, mucho del apoyo se centró en esa candidatura, descuidando las elecciones en los municipios, no podríamos decir que la participación fue mala, ya que la mayor participación en los municipios fue 73.04% en Cosío y la menor 49.15% en la capital. Por lo que no es pretexto que los municipios no aportan votos.
2.-Los perfiles de las candidatas ¿no habrán gustado a la población?.
3.-Municipios muy tradicionales, será que los municipios siguen siendo muy tradicionales y no consideran que una mujer los pueda gobernar.


En cuanto a los perfiles de las electas, indagamos en las redes sociales y en la web para saber un poco sobre ellas:

·         Claudia Guadalupe de Lira Beltrán: ex regidora de Jesús María.
·         Norma Isabel Rodríguez Zamora: encontramos su cuenta de Facebook pero no tiene información sobre su experiencia política o profesional, solo nos dice que es soltera.
·         Cristina Urrutia de la Vega: 1991 representó a la entidad dentro del certamen Señorita México y obtuvo el premio Señorita Dorian Grey.  
·         Paloma Cecilia Amezquita Carreón: Secretaria de Promoción Política de la Mujer CDM Aguascalientes.
·         Martha Elisa González Estrada: Directora del Instituto municipal de las mujeres, en su cuenta de Facebook destaca: Madre de familia, esposa y orgullosamente ciudadana de Aguascalientes.
·         Nidia Acosta Lozano: Lic. En enfermería, Docente del CeCyTEA.
·         Josefina Moreno Pérez: encontramos su cuenta de Facebook pero no tiene información sobre su experiencia política o profesional.
·         Silvia Analiz: encontramos su cuenta de Facebook pero no tiene información sobre su experiencia política o profesional.
·         Elsa Amabel Landín Olivares: Ex delegada de la Secretaria de Relaciones Exteriores, Directora del Instituto Estatal de las Mujeres.
·         María del Carmen Mayela Macías Alvarado: solo encontramos que es maestra.
·         María Cortez Meléndez: no encontramos nada en Facebook ni en la web.


·         Karina Eudave: encontramos su cuenta de Facebook pero no tiene información sobre su experiencia política o profesional.
·         Citlali Rodríguez González: Diputada local del 2010 – 2013.
·         María Cristina Díaz por el PAN en San José de Gracia: no encontramos nada en Facebook ni en la web. 
·         Teresa Jiménez Esquivel en la capital por el PAN: Diputada Federal, Secretaria Estatal de Acción Juvenil en Aguascalientes.

·         Iraís Martínez de la Cruz por el PRI en San Fco. de los Romo: Lic. En Educación primaria.
Considero indispensable que las electas tengan un buen perfil de Facebook, si bien no toda la población está en Internet y mucho menos en redes sociales, la población joven que vota por primera vez y los jóvenes de 18 a 35 años lo están. Es necesario que estas redes cuenten con información básica: profesión, experiencia, dónde estudio, no es necesario que nos cuenten si son solteras o tienen cierta cantidad de hijos, es su vida privada y los ciudadanos requieren saber quiénes los representan.
Los perfiles si los vemos, aunque muchos estén incompletos, tiene experiencia en el ámbito público, algunas repitiendo la gestión, en la administración, o tienen profesiones como maestras, o trayectoria en dentro de sus partidos, pero también algunas (como la electa a la presidencia municipal) envuelta en críticas por su opiniones e ignorancia en varios temas.
¿Qué necesitamos de las legisladoras?
-Necesitamos que primero saquen todos los temas pendientes, tanto que se ejecute la norma 046, se revisen los protocolos para víctimas de violencia, desaparecidas, identidad de género, apoyos a madres jefas de familia, entre otros.
-Necesitamos que hagan equipo en común y se olviden por un momento de los colores, y se fijen un objetivo común: las mujeres.
- Necesitamos mujeres en todas las comisiones, no solo en la de equidad, o gestión social, sobretodo necesitamos que se gestione recursos para programas y proyectos.
- Se preparen, capaciten y pregunten.
-Escuchen a las asociaciones que tienen la expertis en temas de género, hacen un increíble trabajo y están dispuestas a apoyar.
Habrá que ver cómo avanza esta primera legislatura de cuota de género, lo que es un hecho es que no vi propuestas concretas para las mujeres, de hecho de varias de las candidatas a lo largo del proceso fue más llamativa su belleza y porte que su intelecto, pareciera que en lugar de estar avanzando en el convencimiento del voto, es un retroceso, iban por las calles seduciendo el voto pero no convenciendo por el voto.
Sin duda el trabajo de las cuotas debe ser pulido en cada elección, los partidos deben ser más críticos al elegir a quienes los representaran en los distritos y el electorado debe analizar los perfiles –que utópico-, las que quieran ser representantes deben prepararse, pero las mujeres en general deben exigir por políticas públicas para nosotras.
Veremos cómo inician la gestión tanto las diputadas y las presidentas municipales, pero sin duda estaremos pendientes de su trabajo, para apoyar pero también para criticar.



lunes, 6 de junio de 2016

Cuando en Internet desearon que me violaran



Ser mujer y participar del diálogo, construcción o simplemente twittear es ahora un peligro, se genera una violencia y se ha vuelto una práctica muy recurrente en Internet.
Los discursos de odio, el acoso y los machitrolles (cuentas de hombres, o al menos eso disfrazan que acosan, violenta) y aunque se desarrollan campañas (por ejemplo las organizadas por Dominemos las Tic`s, Fundación Karisma) para prevenir, sensibilizar, erradicar esta práctica y sobretodo informar que hacer en esos casos, como todo acto de violencia, nunca sabes hasta que sucede, pero tampoco nunca sabes cuándo te tocara.
En la red de los 140 caracteres, vestir de manera “provocativa” se reproduce como escribir algo incitante, llamativo y que vaya en contra de las ideas “conservadoras” de toda buena sociedad, puede ser también: contradecir al sistema y hacer llamados a las mujeres a organizarse, defenderse, informarse, o como todo acto de violencia puede ser porque en ese momento te topaste con un intolerante.
Para mí era –es- una práctica normal recibir uno o dos comentarios, criticas o recibir la visita de un machitroll por mi cuenta de twitter, sí, era normal y lo sigue siendo.

Todo cambio el día en que subí una foto previo a la marcha del #24A para sumarme a una campaña local “Calles Libres y seguras”, ¿qué tendría de malo decir que prefiero “mis derechos a un piropo”?.


Aun no eran las tres de la tarde y mi smartphone empezó a recibir muchas notificaciones, todas en twitter, entre y la sorpresa que me lleve fue mucha, en menos de 10 minutos ya tenía casi 15 notificaciones de diferentes cuentas, ustedes se imaginaran que sumándose a la campaña, pues no, todos me ofendían, criticaban mi cabello, se cuestionaban si era mujer, trasvesti, que debería estar en la cocina, que soy fea y que era mi culpa por ser feminista.

Pero no quedo ahí, las notificaciones seguían llegando y llegando, en 9 horas junte más de 60 twets donde me acosaban, y muchos de esos comentarios recibieron me gusta o era retwitteados por otras cuentas.
¿Qué se hace en ese caso?, ¿cómo huir de la agresión?, las notificaciones seguían llegando, así que me comunique con una amiga feminista (Mariel) quien me aconsejo que no hiciera nada, los ignorara, no contestara ningún tweet y reportara cada cuenta y mensaje que me llegara, y lo más importante, estuvo a mi lado, recordándome que nada de eso importa, lo que importa es lo que yo creo de mi.


Analizaba cada mensaje, no pasaba de ofensas: por mi corte de cabello, por la apariencia, que sí merecía o no un piropo, uno que otro reclamando: ellos tienen el derecho para “piropear” y no deben pedir permiso.
Así las horas transcurrian, muy noche recibí un twet por demás desagradable, había sido muy tolerante a lo largo del día, y todo lo que había reportado, eran cuentas fuera de mi estado, pero ese tweet, ese tweet que vi ya noche, en verdad me preocupo.
Internet es un espacio que fomenta la libertad y la construcción del diálogo, pero que se puede esperar a la hora de sentirte amenazada en un espacio donde compartes tu sentir, experiencias, creencias y el contenido que creas, donde subes fotos con las amigas y platicas con amigos de otros países, dónde queda la tranquilidad, dónde quedo mi tranquilidad, y más allá de todo, por qué no puedo ser libre y expresarme como quiera en mi espacio, por qué les molesta tanto, ¿por qué?.
Desearon que me violaran.



Dirán que soy una exagerada, pero cuántos casos de violencia no  inician en Internet y se concretan, por que desearme tal cosa, por qué con mi tranquilidad y mi seguridad.
Cuando leí ese mensaje, estaba sola en la central de autobuses rumbo a la Ciudad de México, fueron seis largas horas dónde mi cabeza repetía “ojalá, y te violen”.


Sí llegas a pasar por algo similar, siente la confianza de contar con mi apoyo, de contar con una amiga feminista, después de varios casos puedo compartir los siguientes consejos: Tranquila, inhala y exhala, no va a pasar nada.
  • Recurre a tu amiga feminista más cercana.
  • Detecta cada uno de los twets, no indiques que te gustan, ni los compartas en tu cuenta.
  • Has una captura de pantalla de cada uno de ellos, para que tengas la evidencia del acto.
  • Reporta (ojo solo reportar) cada uno de los twets y de las cuentas.
  • No exhibas a ningún machitroll, ellos se alimentan del enojo y el miedo de las usuarias.
  • Has un seguimiento con twitter o la red sociales que ocupes, del estado de los reportes (al correo electrónico que tengas dado de alta te llegaran los reportes)
  • Y sobretodo, nunca dejes que esos mensajes te amedrenten.
  • Y lo más importante como en cualquier caso de acoso, denuncia (y en twitter se llama reportar).
  • Y no olvides: nada ni nadie puede callar tu VOZ – esa es nuestra herramienta para empoderarnos-.

Mi caso es uno de cientos, dónde el miedo o el no pasa nada, hace que quede en el olvido, agradezco a mi amiga Mariel que no me dejo sola, a las feministas que han escrito, luchado desde las plataformas digitales, para evitar que los discursos de odio se reproduzcan y se pueda alcanzar un internet libre, feminista y dónde podamos escribir, compartir sin ser amenazadas por nuestras ideas, creencias o gustos. Un internet dónde podamos alzar la voz sin recibir amenazas de violación.

Por un Internet Feminista, yo me sumo. 

domingo, 5 de junio de 2016

Tarea sobre: deontología profesional



Pues sigo en esto de las tareas digitales creativas, hoy les comparto un pequeño vídeo sobre: “Principio de Independencia y libertad de profesionales” y para explicar esto me auxilio de esta frase que debería de ser el ejemplo de toda abogada y abogado: “advocatus et non latro resmiranda populo” (Abogado y no ladrón digno es de admiración).





https://youtu.be/H304-GA2aUg


Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics