lunes, 25 de julio de 2011

Una nueva aventura, ser el ejemplo

Mi madre siempre ha dicho que el padrino o madrina son aquellas personas que se encargaran (en caso de que los padres lleguen a faltar) de la educación y crianza del ahijado, pero más que eso, es el ejemplo.
En mi familia somos cuatro hermanos, de los cuales yo soy la mayor, creo que durante toda mi vida he sido un ejemplo, bueno o malo, pero para mis hermanos soy el “referente”.
Tanto mi hermana, como yo, somos ahijadas de la hermana menor de mi madre, mi hermano, del hermano (creo que el de en medio) de mi padre, por prisa de mi padre y sugerencia de todo el mundo que ni siquiera debía se apresuro un poco, al menos la niña ya estaba.
Mi padre decidió que seria su hermana (la mayor y quedada) la que seria la madrina de la niña, pero por cosas de la vida o decisión de ella, deserto (la verdad la historia es muy molesta y no quiero arruinar este escrito con recuerdos abrumadores), así que se empezó a escudriñar el árbol genealógico.
Quien iba a pensar que organizar una primera comunión sería tan complicado, y claro aun no llegábamos a la parte del vestido, zapatos, tocado, velo, rosario, pastel y bueno esa enorme lista, como mi madre dijo logro y soporto organizar y tomar las decisiones de combinar por tres primeras comuniones pero con la última requería de apoyo.
Finalmente la elegida fui yo, desde hace mucho ya se lo había pedido a mi padre, pero el no quiso, ahora como la ultima opción quede como la elegida, durante semanas cortamos, amaramos, compramos y preparamos el evento, (la ultima primera comunión había sido en el 2006).
Mi mayor preocupación como se fueron acercando los días era ser una buena “madrina”, bueno no es la que compra o regala, la que consiente, chiquea o se brinca a los padres, es la que apoya en su educación y formación, es en pocas la palabra que por muchos años me había perseguido ser el ejemplo.
Finalmente el día llego, como toda familia hay de todo y llegan de todo tipo de parientes, pero la niña la paso de maravilla, ambas disfrutamos el evento y esta nueva etapa.
Cuando todo quedo limpio y la casa en calma, arrope a mi hermanita y la vi, tan tranquila, tan dulce, ya no solo es mi hermana y creo que ya no la puedo ver solo como eso, mi temor es grande, ¿seré un buen ejemplo?

Mi hermanita y yo corriendo al templo









Por cierto los que ya tengan G+ (Google +) búsquenme como Aki Contreras

lunes, 18 de julio de 2011

Por una cana

Todo empezó con una cana, si no hubiera encontrado una cana entre mi cabello al peinarme la mañana del viernes, en este momento estaría contando otra historia. Decidí para sentirme bien ir al salón por un corte de cabello, si no hubiera ido a la estética y no hubiera sacado las cuentas de seguro también otra historia contaría.
Hace seis años me corte el cabello por primera vez, una tarde llegue a la estético con la firme convicción de un cambio, acababa de salir de la secundaria, de una etapa que pretendía olvidar y empezar otra que también pretendía no olvidar pero si vivir.
El corte fue tardado, violento, peligroso y hasta arriesgado, en una batalla con las tijeras y mi cabello rebelde (ondulado esponjado con bastante bastante cabello) el ganador rotundo fue “las tijeras”, corto, corto como ahora esta de moda, pero hace seis años todo era otra cosa, o al menos otra moda.
La señora de la estética dio con la cana, decidimos dejarla vivir, no como prueba de las experiencias pasadas o de los años vividos, más bien como lastima, descontento, marca de lo que pasa, se deja y llega. La familia de mi madre es de jóvenes canosos, mi madre aun no llega a los 50 y una aureola blanca se ha asentado en su cien.
Todo pudo quedar allí, pero los pantalones que tanto quería no me cerraron, sí, no cerraron, el problema evidente no es el subir de peso, hago ejercicio y últimamente mucho, pero el cuerpo cambia y ya no soy la misma que hace un par de años cuando adquirí el pantalón.
Cambiamos, ¿no creen?, o bueno como diría la escritora Ann Rice “las personas no cambiamos con el paso del tiempo, sólo nos volvemos más como somos”, o como debemos de ser o deberíamos ser.
Con el paso del tiempo dejamos de comer grasas por la obesidad y las arterias tapadas, pan por que se va a las caderas, irritantes que llegan a la gastritis, alcohol que simplemente llega a todos lados, cigarros que acaba con los pulmones, la lista puede seguir y se dan cuenta de todo los que nos hace daño y lo poco que nos hace bien.
Tal vez no hubiera pensado en la existencia del cangrejo si no es por que me veo en ella, tal vez no hubiera comprendido que los años pasan si no los veo pasar frente a mi, el domingo nos reunimos a comer la familia paterna, como siempre la pregunta obligada y de cajón “¿a que año pasaste?”, como que ya va a 2 de secundaria, queee apenas a 3 de prepa, como ya pasaste a secundaria, mis primos son tan altos para ser unos escuincles con barros, ahora tengo que usar tacones para no verme chiquita.
¿Donde quedaron las escondidas, la víbora de la mar, las cebollitas, las canicas y hasta los tasos?, voltee a ver a mis primos quienes jugaban con una de esas tablas o enormes palms, otro reía desde la pequeña pantalla.
Hay veces que lo olvido, olvido que una vez fui niña y que use los tacones de mi madre jugando a ser grande, ahora uso mis propis tacones jugando a vivir.



Por cierto mi sobrina peso 2.54kg y midió 46 cm, tanto madre he hija esta de maravilla, una aprendiendo a ser madre la otra a disfrutar de su madre.

lunes, 11 de julio de 2011

¿Nos hemos encapsulado?

Al melodía una canción conocida sonaba por la radio del celular, no pasaban de las 10 de la mañana y todo en casa ya estaba vivo, sonante y movido, la locutora presentaba el tema del día, free, amigos con derecho, noviazgo, y fue allí cuando lanzo la pregunta, no lo capte hasta después, el tema aunque no es nuevo, movió algo en mi.
Hablamos muchas veces del amor real, del amor serio, formal, la locutora continuaba hablando y preguntaba si era por una perdida de valores, ¿acaso será por eso?.
El tiempo pasa pero el amor sigue siendo amor, seguimos sintiendo mariposas en el estomago, delirando por la llamada esperada y las piernas no tiemblan cuando vemos su sonrisa, pero, ¿esto sigue siendo constante?.
La desilusión, el desamor, son temas que tampoco son actuales, pero son reales, cuantos no han dejado de creer en el amor por hombres y también por mujeres que simplemente les “rompieron el corazón”.
No son niñerías o cuentos de hadas, pero todos en nuestros hogares o familias hemos visto las consecuencias de un mal divorcio, de un amante, ¿cuantos no quieren enfrentar lo mismo?, cuantos prefieren no arriesgarse, disfrutar, y a su modo vivir.
Y cuantos se la juegan y crecen con el matrimonio de 35 años de sus padres y sueñan con lo mismo, abra gente que si lo logra, abra otros que lo superan pero abra otros que aun así viviendo todas esas maravillas simplemente no comparten la dicha .
No creo que sea una perdida de valores, en gran parte nos hemos vuelto menos insensible, construimos una burbuja o un caparazón a nuestro alrededor que nos proteja de lo que nos pueda herir, y no arriesgamos hasta que no estamos seguros de que es el o la correcta.
El público envio sus opiniones, hubo de todo los leales al amor platónico y formal, los seguros al free y a los amigos con derecho y claro los que prefieren un poco de las dos.
No es un argumento en contra o a favor, pero a veces pienso que gracias a esta individualización hemos encapsulado nuestros sentimientos.




Por cierto mañana nace mi sobrinita!!

lunes, 4 de julio de 2011

Verano y solo eso, el verano

Adoro como el viento recorre mis mejillas, el aire fresco cubre mis cabellos, que aunque pocos se mueven con el zigzag de la bicicleta, la humedad del ambiente se siente poco a poco, mi piel se pone chinita y el camino se complica entre más me alejo del hogar, grietas, baches, grava, lodo, los más jóvenes de la cuadra juegan una cascarita y las nubes se arremolinan entre si, las señoras se han reunido ha tejer, y el vecino ya salió a su paseo diario, el poste con que me estampe sigue intacto, la banqueta sin un rasguño y yo con las manos ampolladas, fue su culpa, lo responsabilice de los daños, pero que importa, que bello es recorrer esas calles sin poner los pies en el piso.
El verano ya inicio, y aunque esto fue desde el 21 de junio, para mi los rayos ocultos del verano los veo hoy, durante dos semanas (las vacaciones en el trabajo) no abra nada más que hacer y deshacer, un poco de ejerció (zumba y yoga) y la compañía de un buen libro, en esta ocasión recorre con mi bicicleta los caminos de la mancha y luchare con los molinos que se han ocultado tras los vehículos.
Disfrutare de la música, del cine, de las series de televisión y tal vez de un helado de choco almendra acompañado de una dona glaseada.
Me desvelare acompañada de la pantalla grande apretada en la pantalla chica de mi lap y soñare con las aventuras, me despertare tarareando una canción y no abra de que preocuparse, pues al día siguiente no hay clases.
Dos semanas se pasan volando, pero el verano es el verano y solo eso.

Les comparto esta canción, no solo amo la serie, esta canción (no encontré la subtitulada en español) pero la letra me ha gustado, creo que todos somos los perdedores en algo, pero nos levantamos, sonreímos y salimos adelante. Animo amigos míos.



Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics