martes, 26 de mayo de 2015

“acepto”



Cásate con un arqueólogo. Cuánto más vieja te hagas,
más encantadora te encontrará - Agatha Christie


Este año ha sido uno de bodas, novias, vestidos y ramos, llega ese momento en el que te quedas pensando ¿y luego yo qué onda?, ¿cuándo salgo?, y todo es culpa de la emoción del momento, no por que estés contando los días, horas y segundos para llegar al altar y decir acepto.
Pero a todas nos pasa, creemos gracias a la cultura, sociedad, al contexto y hasta los cuentos de  hadas que la receta del final feliz si existe, que llegará el día que caminaras al altar y con un beso de tu príncipe/esposo el esperado “vivieron felices para siempre”. Pero ese final feliz no existe, por qué cuando se acaba la magia te enfrentas con una nueva realidad.

El matrimonio no es solo un vestido hermoso o una gran fiesta, el matrimonio debería de ser un trabajo de conciencia, auto exploración y exploración a conciencia de la persona con la que decides pasar el resto de tus días o como dirían hasta que la muerte los separe.

¿Y para cuándo te casas mija?, llegue a la edad en la que mi madre ya estaba comprometida, en la que algunos familiares ya tienen hijos y en la que ir a bodas o fiestas es el eterno “¿y tú para cuándo?”, no negare que como toda niña que jugó con barbies y la escolte al altar con kent me emociona probarme vestidos, desesperar a mis damas y claro decir “acepto”, pero las cosas también son diferentes, ahora queremos decir “acepto” a vivir una vida a nuestra manera, a rendirme cuentas, a llevar una relación larga y tranquila, a viajar con las amigas, a poder gastar sin apuros.

Decir “acepto” debe venir del corazón-razón  y no obligado por las costumbres o la eterna angustia de ser “la quedada”, “la del eterno novio”, “la solo manitas sudadas”, “la viste santos”, y cientos de formas que hay para reconocer a las que han decidido ser libres o llevar una relación sin el compromiso del matrimonio.
Y aquí me pregunto una cosa, ¿Por qué los hombres se vuelven más atractivos (socialmente hablando) si son más grandes de edad y siguen solteros?, pero la mujer entre más grande el producto se desprecia, todo esto es social, esa eterna creencia que entre más joven será más fácil criar hijos, verlos crecer y educarlos, pero no,  llegar al altar no debería de ser una obligación social y mucho menos una dependencia para tener un final feliz.
Las costumbres se pueden romper, las creencias sociales y esa “ideas” también, ser madre soltera o divorciada, vivir en unión libre, solo casarse al civil y con bienes separados, decidir ser soltera son formas de llevar el “acepto” a otro nivel y encontrar un vivieron felices que sea nuestro.
Por el momento soy una feliz soltera con una relación larga (casi 5 años de noviazgo) que asiste a bodas y que cada vez que me preguntan para cuándo simplemente sonrío y les digo que aún no es momento.


Mi acepto es conmigo misma, mi acepto es con un noviazgo que no lleva prisa,  después quien sabe.

lunes, 11 de mayo de 2015

La madre de ser madre, Observaciones de una no madre

“Ninguna mujer tiene un orgasmo abrillantando el suelo de la cocina” Betty Friedan

A pasado el día de las madres y con ello se van las rosas, las tarjetas de buenos deseos y amor incondicional, las largas filas en cualquier restaurante y el constante sentimiento de ¿qué le regalo?, y sí, yo pase por todas esas largas filas para que mi madre se sintiera bien madre en su día, y no es sarcasmo aunque lo lean como tal, es que no soy madre pero reconozco el trabajo que implica ser madre.

Ser madre es un estado de incondicionalidad, un estado de obligación que no tiene un plazo ni fecha de caducidad -es efímero soñar que si el hijo cumple la mayoría de edad la madre es libre – al contrario es un trabajo de 24 horas x 365 días que no incluye días festivos, vacaciones, mucho menos prestaciones de ley y claro no hay un salario, ser madre es un trabajo que se hace por amor.
Todas llegamos a jugar a las muñecas y decir que era nuestro bebe y las que fuimos hermanas mayores nos aprovechamos de los más pequeños para usarlos de muñecos de carne y hueso, imitábamos el papel de nuestra madre, nos poníamos sus tacones, collares y al salir el fin de semana a pasear también queríamos cargar con bolsa y muñeco –aunque siempre papá terminaba cargándolo todo-, pero jugábamos a imitar un rol que debíamos aprender.

¿Por qué lo debíamos aprender?, no entrare en cuestiones teóricas, pero si en sociales: la mujer es la base de la familia, la protectora, la educadora de los hijos, el sustento emocional del esposo, la mujer es la procreadora de la familia y un largo etc. Nos enseñaron a que llegado el momento debíamos pasar de jugar a vivir ese rol.
Y no solo eso, también nos enseñaron a que retrasar o decidir no ser madre es ir contra la naturaleza
Hoy en día paso por las tiendas de artículos para bebes o las que se especializan en niños y encuentras cualquier artículo que facilita la vida y los primeros días con el nuevo habitante del hogar, la cantidad de libros para aprender a ser un buen padre y qué hacer con un recién nacido, ¿cómo aprendió mi madre sin un libro?, ¿serán suficientes todos esos libros o faltara alguno?.
Exacto, yo entraría en pánico.

De mis amigas, solo una tiene una pequeña de tres casi cuatro años, al principio sentí celos porque dejaría de pasar tiempo conmigo y así fue, pero también ha compartido conmigo esos momentos y hemos sabido disfrutar de “las pláticas de grandes” y construir fortalezas contra los monstros.

Pero también me tocó ver esa angustia de la que estoy segura pasan muchas nuevas mamas, tener que dividir el tiempo, poner buena cara para poder llegar tarde y ver a la mariposa en su festival de primavera o poner también buena cara aunque vaya medio dormida por que tuvo fiebre en la noche, hacer magia con el dinero para comprarle zapatos, no saber con quién dejarlo por qué está enfermo y en la guardería no lo reciben, y hasta la angustia de tener un trabajo estable para darle una vida digna.
Ser madre no quiere decir que te vuelves un ermitaño y olvidas la vida social, al contrario, se debe hacer maromas con todo, reír con otras madres y no madres, eso sí, asumiendo varios roles.
Tomar la decisión de ser madre es el principio del todo, procrearlo es solo una parte.

Ya el tiempo dirá que rol me tocara asumir, por el momento solo puedo decir que la admiro a las madres, admiro a mi mamá que sigue formando y siendo un ejemplo para mis hermanos y para mí y también admiro a las que han decidido no ser madres pero si las mejores tías o tías adoptivas.

lunes, 4 de mayo de 2015

El problema de disfrazarse de superheroína


Hace unos días me encontré con un gran problema, ¿de qué me iba a disfrazar para el Día de la Niña y el Niño?, obviamente no quería un traje de princesa, y no es qué me desagraden, pero sería irónico usar un disfraz de un personaje que no quiero que sea el estereotipo de mis sobrinas, así que decidí ser una Superheroina: una mujer valiente, luchadora, defensora de los débiles, con metas, trabajadora y bueno, muchísimas cualidades más.
El verdadero problema llegó cuándo busque que tipo de superheroina quería ser, mi catalogo se redujo considerablemente, tenía que elegir a alguien que tuviera un color similar de piel, cabello oscuro, que se adecuara con la temática infantil y lo más importante que encontrara un disfraz en alguna tienda. Una de mis ventajas es que al usar el cabello corto puedo usar peluca, pero esa ventaja fue la única.
En las tiendas de disfraces las opciones eran limitadas, no encontré el  de la Mujer Maravilla que era mi primera opción, así que tenía entre: la versión femenina de Robin, Linterna Verde, Capitán América, Flash, Superman, Spider Man o algo más femenino como Gatubela o Hiedra Venenosa, varios de estos personajes los tuve que eliminar de mi lista pues los trajes eran tan pero tan pequeños que caían en una sexualización del personaje, otros aunque eran overoles tenían grandes escotes, ¿en serio?.

Pude usar un traje de bombero, policía, medico, hasta de presidente, pero la relación hacia ese personaje heroico sin duda no sería la misma.

Los pequeños y ajustados trajes de las superheroínas más que un sentimiento de mujer valiente da una idea de mujer sexy que busca otra cosa más allá de salvar el mundo, ¿cómo es posible que disfrazarse de alguno de estos personajes implique tener que traer un overol entallado y tacones?, no creo en verdad que cualquiera de estos personajes pudiera volar, patear, correr o hacer algo con esos trajes tan pequeños, claro sin contar con el limitado catálogo de opciones.
Y con esto no quiero que me malinterpreten, no estoy en contra de lucir sexy, provocativa y sensual, al contrario cada una tiene el derecho de vestir como guste y disfrazarse de lo que quiera sin ser juzgada por ello, pero ¿Por qué las opciones de disfraces deben ser todos  talla chica y anti llantitas?.
Y vuelvo a repetir, el disfraz no era para una fiesta de disfraces o para una noche de Halloween, era para una actividad con motivo del Día de la Niña y del Niño, así que creía lo más prudente llevar algo que ellos conocieran e identificaran y también claro algo que me gustara.

El mensaje era sencillo, quería reflejar la fuerza de las mujeres, su autonomía, libertad, fuerza a partir de un disfraz, que vieran que una mujer no tiene que ser a fuerzas una princesa para lucir bella.

Después de meditar las pocas opciones y al no contar con la Mujer Maravilla, decidí ser “La Capitan América”, que de poco sirvió ya que todo el día las y los niños me decían “La Mujer Maravilla”.
Navegando por internet me encontré esta lista de 25 supermujeres que han hecho historia : 
1.- Mujer Maravilla 2.- La princesa Leia  3.- Beatrix Kiddo   4.- Sarah Connor (GI Joe)      5.- teniente Ripley (Alien)
6.- Hit-Girl (Kick Ass)
7.- Mathilda en El profesional
8.- Lara Croft
9.- Alice en Resident Evil.
10.- Gatubela11.- Dana Scully
12.- Buffy la cazavampiros
13.- Katniss Everdeen
14.- princesa guerrera Xena      
15.- Los Angeles de Charlie
16.- Jamie Sommers
17.- Carrie Mathison en Homeland
18.- agente Maya de La noche más oscura
19.- Thelma y Louise
20.- Trinity de Matrix21.- La Viuda Negra
22.- Elektra23.- Chicas Superpoderosas24.- Saylor Moo

Creo sin duda que usare alguna de estas opciones en alguna fiesta de disfraces, por el momento para actividades con los pequeños espero y tengamos más opciones que tener que usar los trajes de los super héroes hombres en versión femenina.

Les comparto la foto del disfraz de ese día


Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics