lunes, 31 de agosto de 2015

Escribiendo una historia o un cuento de hadas

" somos esa diferencia incomoda que busca la historia y no el cuento de hadas"


Somos esa generación incomoda que no se sacia con cualquier cosa, que se quiere comer el mundo al mismo tiempo, recorre los caminos, grita, emprende, enamora, somos ese grupo de mujeres que no nos conformamos con una piedra, que no nos basta ser las reinas de nuestro propio castillo ni los modelos a seguir.

Siempre que cae la primera, todas insinúan “¿Y yo para cuándo?”, un compañero me hizo reflexionar sobre el tema y tiene razón, porque es nuestro sueño de niñas, -vernos en nuestro propio cuento de hadas- donde la "chica" vive soñando con encontrar un príncipe, enamorarse a primera vista, bailar, luchar por ella contra cualquier obstáculo que se presenté y finalmente una boda con un maravilloso vestido, un beso de poquito y el vivieron felices para siempre.

Crecemos, vivimos y soñamos con final feliz.

No, no está mal querer un final feliz, pero no todos los príncipes son azules y no todas las princesas quieren un cuento, por qué al final tras esas páginas también existe una historia.

Levanté la mano a la que no le dicen "ya te quedarse chula", " tú para cuándo". No es malo querer ese cuento, pero no todas son para uno.


Probablemente más de una se enoje conmigo o difiera de esta entrada, pero aquí estamos presentes y hora me toca escribir por las que somos las quedadas, las que llegamos a cierta edad y preferimos los viajes, las amigas, las compras, tener una pareja sin la formalidad del compromiso, ser las tías chiqueonas, las que ponen el desorden, las que sonsacan a las casadas, las que quieren vivir. Nosotras ese grupo que no encaja en la historia predeterminada según la sociedad que cree que una mujer debe vivir para casarse, tener hijos y educarlos, cuando existe una historia paralela, que no es de egoísmo, pero no todas están para contar cuentos.

También queremos ser felices pero a nuestra manera, queremos una pareja que sea del color que quiera, que sea el villano, el mendigo, queremos caminar a su lado y planear juntos, queremos ser las que atraviesan el bosque en busca de la torre, las que se aventuran a lo desconocido, a recorrer kilómetros, o simplemente las que no esperan y siguen viviendo entre libros, fiestas, amigos y una agenda apretada, no queremos un final feliz, queremos contar una historia.

lunes, 24 de agosto de 2015

Ser feminista en busca de la libertad


“¡Quédate con tu libertad!, ¿no es lo qué siempre quisiste, lo qué siempre pedías?”
Cuántas veces no hemos escuchado reclamos de este tipo, que si la libertad, que ser autentica o independiente; la libertad como muchas otras cosas no siempre significa lo mismo para todas así como el amor no se siente igual en todos los corazones.

Actualmente, entender la vida desde una perspectiva feminista y abrirse paso con esta visión, puede resultar un camino tortuoso, repleto de espinas, percibiéndose a veces como un camino largo de aprendizaje constante, de reflexión, pero sobre todo de lucha por no ceder el territorio recuperado en un mundo estructurado con parámetros inequitativos, el cual a veces no nos atrevemos ni siquiera a pensar en cambiar, mucho menos imaginamos ser el cambio para lograr un equilibro entre lo preestablecido y lo deseado, cosa que no hacemos por comodidad, desidia, miedo o simplemente porque preferimos mantenernos igual aun a sabiendas de su injusticia.
Desde que tengo memoria y hasta hace no mucho quizá, he concebido que la vida es como una receta de cocina, siguiendo las instrucciones al pie de la letra, siempre obediente, ¡Por dios!,  se trataba de formar a una niña, no hornear un pastel de chocolate, y al final pasó lo que siempre ha de suceder cuando se pretende aprisionar a un espíritu libre, éste fue tomando su propia forma, y lo sigue haciendo hasta la fecha, cambiando con cada experiencia, con cada nuevo y fresco razonamiento que llega como brisa fresca del mar a la sofocante costa en verano.
Mi libertad se reafirma con mi feminismo, porque creo en la capacidad, eficacia y eficiencia de la mujer, porque he sido testigo, a veces observadora, otras veces protagonista, del poder de cambio que ejerce la mujer cuando lucha. Y comúnmente se observa la incomodidad de algunos y algunas (que es lo peor), con los resultados exitosos a través de los logros producto del esfuerzo y lucha.
Para mí la libertad es una búsqueda de sí mismo, liberarse de las ataduras de las costumbres, de las estructuras sociales y culturales que solo se repiten y se siguen reproduciendo. Eso es la libertad.
Hace unos años, cuando hubo un cambio significativo en mi vida, teñí mi cabello por primera vez a manera de marcar el inicio de una nueva etapa, ahora no fue la vida, sino yo misma quien tomó la decisión de hacer un cambio y en está ocasión me hice un pequeño tatuaje de henna, tres palomas que revolotean, que representan a la completa libertad que se está fraguando en mi ser, la cual un día saldrá volando como esas palomas que ahora vuelan sobre mi piel, con el deseo de que al tiempo de que se vayan desvaneciendo de mi cuerpo se irá acentuando lo que quiero ser.
Lo sé, puede sonar muy fácil, pero queridas amigas, es un camino difícil, no las voy a engañar, la búsqueda de nuestra libertad es muy gratificante, pero  tiene sus tiempos, sus momentos, pero siempre debemos estar dispuestas a renovar y aceptar esas pequeñas sorpresa que llegan en diferentes presentaciones y formatos.


Cada una vemos la libertad de un color diferente y no solo eso, cada una entendemos por libertad un deseo, una aspiración o motivación diferente, el camino a ser lo que queremos puede ser inseguro pero tengan en cuenta que al final nunca estamos solas.

PD. Gracias soldado por hacerme apreciar el color de esa libertad.


lunes, 17 de agosto de 2015

Por no abrir las piernas


“¿Y tú que chingaos hiciste para que te dieran ese puesto?, no abrir las piernas”,
Estoy enojada, con esa frase iniciare el texto de esta semana, estoy cansada de ser tan machista al creer que una linda chica tiene lo que tiene por ser eso “bonita”, estoy cansada de que piensen que cualquier puesto es por qué “andas con un viejonon”, cualquier viaje es para verte con “los novios” y sobretodo, cualquier mérito es “por abrir las piernas”.
¿Es en serio?, no podemos simplemente ser lo suficientemente listas, agradables, simpáticas, inteligentes, astutas y al mismo tiempo usar tacones, falda o tenis para poder obtener nuestros propios puestos sin tener que estar esperando subirnos la falda y bajarnos las pantaletas.
“¿Por qué la seleccionaron a ella y no a mí?,  porque ella afloja”
Al escribir estas líneas pienso en todas mis compañeras y amigas que desde diferentes ángulos están persiguiendo sus sueños y también pienso en todas aquellas que sin conocer han sido víctimas de nuestras propias críticas, tal vez no sabemos o ignoramos pero son parte de esa violencia silenciosa que es el acoso, violencia laboral que se presenta en cualquier tipo de trabajo.
Mi padre me lo dijo cuando decidí dedicarme a la política “te toparas con eso y más, estará el que quiera aprovecharse y el que gratifique tus triunfos”, el camino es complicado y en poco tiempo hemos avanzado de manera increíble, pero ciertas prácticas siguen dándose, seguimos creyendo que para obtener algo ocupamos del “padrino”. Me desespera, me molesta que usar una falda sea la diferencia entre ser y no ser; podrán creer que la columna de esta semana sea una serie de deshago, pero al contrario, es una reflexión por que la búsqueda hacia la igualdad de oportunidades radica en que una falda y un pantalón, unos enormes pechos o una carita de modelo no tengan nada que ver al momento de designar un puesto, un curul o lo que sea.
Me encantan las mujeres que luchan, las que tienen la mirada fija en un punto, las que no tienen novio, esposo o apellido influyente, las que son ellas mismas, la igualdad debe darse cuando el trabajo y el esfuerzo sean la carta de presentación para hombres y mujeres por igual, no anteponiendo nuestro género, los favores o que tan “rico nos movemos”. La lucha por nuestra libertad conlleva eso, la libertad de decidir qué hacemos con nuestro cuerpo, pero eso no implica ser la “nalguita” de alguien.
El problema radica en que, esto seguirá siendo un círculo vicioso mientras no podamos erradicar varias cosas:
1.- La mujer contra una mujer es lo peor, organizamos chismes, confabulamos, sabemos con quien hablar para obtener cierta información y que información dar a cambio, no lo nieguen, todas absolutamente todas lo hemos hecho, lo mejor es cuándo sabes que esa idea implantada tuvo efecto.2.- Ustedes –hombres- deben de dejar de vernos como carne en pasarela y sobretodo de no incluir, mezclar o lo que sea el placer o el sexo en el trabajo, política, academia, entre otros. Sí podemos ser amigas y compañeras, si podemos lograr y alcanzar triunfos sin tener que estar buscando con quién.3.- Sororidad chicas, ante todo no caigamos, no callemos y delatar, se dice fácil pero es un camino largo y complicado donde el dinero, poder y hasta la envidia nos quiere regir. Entre nosotras intentemos no pensar en qué los logros de las demás son por sus atributos físicos, porque su novio es el presidente, ejecutivo o lo que sea, todas tenemos cerebro aunque nos hagan creer lo contrario. Y algo importante, no nos prestemos a esos métodos para alcanzar el triunfo fácil, sabe mejor el éxito que llega con el esfuerzo.

Estoy cansada, enojada y mucho más, de que crean que mis triunfos y sueños tienen un precio, no tengo apellido, ni cuenta y menos abro las piernas, tengo un cerebro, ganas y dedicación y esa es la respuesta para cuando me pregunten y nos pregunten “¿Y tú que chingaos hiciste para que te dieran ese puesto?”.

Rumbo a #Youth@IGF Brasil 2015


Los caminos de nuestra vida son los que nos van guiando,en mi caso son las redes las que se van tejiendo
Parece de película, lo sé, nuevamente esperaba el correo desde el 12 de este mes y al llegar ese día y no ver nada en mi bandeja me di por vencida, esa noche tuve que volver a ir al Distrito Federal y algo me recordó que mejor volviera a revisar la convocatoria, y así fue, el 14 a medio día me di cuenta que había cambiado la fecha de entrega de resultados.
Fue en el 8vo Foro de Gobernanza en Internet celebrado en el DF hace unos días que en una de las panelistas hablo de la convocatoria, y como buen ajonjolí de todos los moles me cautivo el discurso de buscar involucrar a las y los jóvenes en la Gobernanza en Internet, por ahí también mencionaron algo del relevo generacional y de lo importante que es refrescar con sangre joven, mi primera impresión fue de horror al abrir la convocatoria.
Imagínense ustedes queridos lectores, ¿qué diantres estaría haciendo una comunicadora social en un lugar donde se habla sobre Gobernanza en Internet?, a poco no suena por demás ilógico, después me dije a mi misma “qué vas a estar haciendo en Brasil cuando lo único que sabes es decir “samba””, finalmente caí en la cuenta que era una completa locura.
Uno de mis compañeros del actual curso de la ISOC que me animo y hasta prometió ser mi “maistro” para cualquier duda que tuviera a lo largo del curso, pero aun así yo seguía con esa duda de si-no, y como soy bien irónica, fue la noche que estaba para salir por 3 días al DF cuando se me ocurrió inscribirme, ¿qué podía perder?, en quince minutos me registre, adapte un ensayo que ya tenía –exacto pedían un ensayo-  y les hable de la importancia de Internet como herramienta de empoderamiento de la mujer.

Gracias a Mujeres Construyendo quienes me han abierto las puertas a tantas y tantas opciones para desarrollarme, conocer y descubrir, gracias a la Internet Society de quien estoy aprendiendo cada día más sobre la Gobernanza en Internet y a mis compañeras y compañeros que estamos regados por todo el continente Americano que me explican con suma paciencia.  

 Ahora después de ser aceptada en el curso no quepo de la emoción y alegría pero también del miedo por los retos que se nos presenten en los próximos días, y no se diga en la cantidad de trabajo extra que tendré que realizar, me preocupan otras cosas como tramitar el pasaporte, subirme a un avión, aprender lo básico de portugués, aprender a bailar samba.
Pero primero a estudiar y quedar entre las becadas para #Youth@IGF Brasil 2015.

Por el momento y mientras todo eso pasa, estoy feliz y agradecida que las telarañas se van tejiendo y van mostrando un camino que probablemente no era el que esta comunicadora social planeaba pero del que si estoy segura ahora me tiene con una sonrisa.

lunes, 10 de agosto de 2015

Por primera vez Interne nos une, 5ta y 6ta semana de ISOC y DF

¿No sé qué tiene el Distrito Federal?, pero todo lo que pasa es mágico, cada que visito el DF – la mayor parte por trabajo-  algo sucede, será la mezcla entre los edificios coloniales, los rascacielos, el ajetreo de la gente, los puestos de artesanos, los tlacoyos o el barrio chino, un querido cielito café o visitar bellas artes.
Sabía que sería una semana pesada, terminar tareas, hacer maleta, problemáticas personales, y al mismo tiempo participar del 8vo Foro de Gobernanza en Internet, como no me era posible asistir tuve que verlo desde streaming al tiempo que participaba con tweets de opiniones y ligas que compartían.
Muchas veces me he preguntado si los pasos que doy son los correctos, no lo se, pero vivir con esa duda es un estilo de vida, lo que si era seguro: la noche del jueves aborde el transporte que me llevaría al DF.
A lo largo de estas semanas en el curso de Gobernanza en Internet impartido por la ISOC,  me he preguntado los origines, bases y lo que hace tan especial a este mundo de números binarios, de protocolos IP, de códigos de programación, a su vez llegue ese fin de semana a concluir el curso de liderazgo político impartido por la Universidad George Washington cursos un poco contrarios entre los dos, pero creo que fue hasta este fin de semana que descubrí lo que une a estas dos áreas: ambas quieres un lugar igualitario para todas y todos.
Con sabor a trufas de la Panadería Edison, a quesadillas enormes de hongos y flor de calabaza, agua de horchata, chocolates con un grano de café en el centro, recorrer Reforma, la Alameda Central, pasar por la imponente Torre Latino, ser turista dando guía turística por el Salón Corona, La Casa de Toño, la Panadería Ideal, paso a paso iba cambiando.
Entre los planes a una cena llegó un mensaje privado por twitter, los compañeros de la ISOC se reunirían esa noche – no sabía que seguían en el DF- decidí, si mi acompañante no le parecía mal ir a saludar un ratito, un pozole enorme, una pizza azteca – originalmente se encargó un sope, pero sus dimensiones no parecían de sope- entre la luz, los colores y la lluvia que amenazaba en la zona rosa llegamos al zócalo donde nos encontramos con los ISOC.
Fue fácil distinguirlos, aunque nunca nos habíamos visto en la vida, éramos los amigos, los que hacíamos enojar a la maestra desde Skype o la plataforma, los cómplices de la Gobernanza en Internet. Entre la chipi chipi y la calle solitaria del media noche llegamos al Salón Corona, explicamos y recomendamos que tomar, desde las diferencias de una michelada, chelada o gringa, entre preferir una oscura a una clara, y claro darnos cuenta que teníamos que festejar el Día Mundial de la Cerveza.
¡Salud, por la Gobernanza que hoy nos ha reunido!, platicamos de todo, desde el derecho al olvido, proyectos personales, el trabajo que hacen desde sus países para conseguir un acceso más igualitario a Internet, los pasos que nos trajeron esa noche a ese salón y claro nos llenamos las manos de platicar lo bello que es México y sus fiestas, hable con orgullo de mi feria, la Nacional de San Marcos, la Catrina, Bellas Artes, la Casa Azul de Frida, hablamos de la edad y de cómo se oculta en unos mejor que en otros, intercambiamos cuentas de twitter y reímos del mundo paralelo que sería si las ONG´S tuvieran el control absoluto  de internet –fue una dinámica que realizamos para entender la importancia del ecosistema de internet-.
Esa noche éramos un montón de jóvenes de todas partes de nuestra bella Latinoamérica hablando de cosas raras, me despedí con la alegría de una niña, a la mañana siguiente entendí al cerrar el Seminario que los líderes somos todos y que para hacer el cambio debemos empezar desde este momento y no buscar que toquen a nuestra puerta.
Recorrí el Monumento a la revolución hasta el Ángel de la Independencia, nunca creí subirme y ver el DF desde el Ángel, de ahí hasta Chapultepec camine por los mismos pasillos de que las Virreinas y baile el vals desde el piso a blanco y negro.
Dejar el DF siempre es difícil, esa noche lo fue más, con una central llena por el fin de las vacaciones yo dejaba una parte de mi corazón y muchas promesas en otra maleta que tomaría un curso diferente al mío, pero el DF ahí seguiría.
Por cierto, me inscribí para participar en el #Youth@IGF espero ser seleccionada para la primera ronda y de ser así a dar lo mejor para llegar a Brasil 2015.



                                                               



lunes, 3 de agosto de 2015

El primer #Editatona sobre mexicanas talentosas

¿Quién es Agnes Torres?, fue la pregunta con la que inicie mi búsqueda en Internet, exactamente, no había biografía de Wikipedia o en algún sitio biográfico, solo muchas notas de periódicos sobre su muerte, qué forma tan más melancólica de ser recordada.
La tecnología tiene esa belleza, acerca a personas de todo el mundo, el sábado con la cara lavada y aún en pantuflas me instale en el comedor, laptop, tablet, Smartphone, libreta para tomar apuntes, audífonos y todos los cargadores, por whatsapp me comunicaba con mi compañera Ana Elena que asistiría de manera presencial al TelmexHub.
Como iniciativa de las organizaciones Mukira, SocialTIC, UNESCO Youth Forum, Wikimedia México se realizó el evento de edición masiva de Wikipedia "Editatona", (si no me equivoco es el tercer Editaton para mujeres) sobre mujeres talentosas, la dinámica consistió de dos etapas, la primera nominar bajo el #YONOMINOA a mujeres que no tuvieran una biografía en español y el segundo reunir a todas las editoras para que al mismo tiempo elaboráramos las biografías de las mujeres nominadas.
El reto fue muy grande, encontrar información de fuentes confiables fue un gran reto, es irónico pero en verdad la historia la siguen escribiendo los hombres, los que tienen el poder, el acceso mediático e histórico para decir que si y que no puede ser recordado, nuestra tarea fue visibilizarlas.
Días antes del maratón tomamos el taller de edición en Wikipedia desde un webinar donde el equipo de Wikimedia resolvió todas nuestras dudas. Debo decir que me encantó el concepto que existe detrás de Wikipedia, muchas y muchos lo pueden ver como un diccionario en la red de dudosa procedencia, pero no, existe todo un manual de estilo para publicar contenido. Principalmente destaco los 5 pilares que sostienen a Wikipedia:

1.- Es una enciclopedia, no una red social, o catálogo, su carácter es enciclopédico y no de promoción 
2.- Se busca el punto de vista neutral, en nuestro caso muchas somos feministas por lo que no podíamos poner “los hombres tienen la culpa de todo”. Y se debe discutir con argumentos y fuentes.
3.- El contenido es libre, cualquiera puede acceder a ese contenido y editarlo.
4.- Sigue normas de etiqueta y se trabaja de manera colaborativa. 
5.- No tiene normas definitivas.
Algo que es importante destacar es a las y los voluntarios, desde editores hasta bibliotecarios que trabajan de manera gratuita y colaborativa para que las 1285 wikipedias que existen en todo el mundo estén actualizadas al momento. Debo decir que editar es muy sencillo, bueno las que contamos con blog se nos hizo sencillo, solo debemos cuidar las normas de estilo propias de Wikipedia.
La “Editatona” tiene el objetivo de incrementar el número de mujeres editoras en la red, ya que una de cada 10 editores es mujer, esto ayuda a tener una perspectiva de género dentro de los contenidos y sobretodo disminuir la brecha de género aún existente en una Internet que debe ser libre para todas y todos. También algo muy importante es que la Editatona nos motiva a editar contenido en la red para visibilizar a mujeres que tienen una trayectoria como activistas, luchadoras sociales, científicas, deportistas, políticas.

Pasadas las cinco de la tarde el #EquipoWikiAgnes estábamos subiendo a Wikipedia la biografía de Agnes Torres, Ana Elena trabajando desde el TelemexHub y  Dulce y yo desde nuestros estados, 30 mujeres de manera presencial y 6 de manera online logramos en un día acercar al mundo la historia de 40 mujeres.

También pueden encontrarme en Mujeres Construyendo 

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics