miércoles, 30 de enero de 2013

Parte 2




Hace tiempo leí que estar tanto tiempo viendo Facebook fomenta los celos, la envidia, y el deseo de tener lo que otros tienen y tu no, en esta red social cuento con el cabalístico número de 666 amigos, a unos los he conocido en un momento de enorme alegría, a otros por medio de otras redes o blogs, por el amigo del amigo, por el vecino del vecino o de esos amigos perdidos de una infancia.
Fue hasta que casi todo mundo contó con facebook y que todas las noticias “interesantes” aparecían en esta red, me vi en la penosa necesidad de abrir una cuenta (por eso y otros fines).
Es curioso, pero creemos o más bien entendemos el poder de la red social, hasta que lo percibimos desde una pantalla con iconos, cuando desde un inicio la red social existe de manera presencial: está en nuestros círculo de amigos, compañeros de trabajo, de escuela, una red que se va tejiendo de manera importante, mientras exista un grupo de personas que crean en una organización, grupo o hasta en una deidad.
¿Que podemos esperar de las relaciones sociales?, mucho, la dualidad de lo privado y lo público, fue hasta que facebook, modifico con la biografía el diseño, que puede ser visto solo por ti o por toda la red, lo privado se vuelve público una vez que es “publicado” en tu muro o en el muro de alguien más, recuerdo cuando una “amiga”, publico una foto donde detalla, según ella sin aires de sonar a critica ni a exigencia una serie de detalles de nuestra amistad que en ese momento no estaban bien, claro que de privado no tenia nada, y en caso de quererlo hacer de eso modo, existe el “inbox”, por eso salen a cada rato cientos de memes, donde te recuerdan, si no quieres que alguien se entere, no lo publiques en facebook (aquí podemos mencionar los divorcios, rompimientos, malentendidos y etc…).
Me fascina el hecho de ver como se llevan acabo las relaciones amorosas, en más de una ocasión me he visto censurada, no quiere que comente nada, ni opine, ni nada de nada en su muro o en sus publicaciones, si facebook es libre, y existe la libertad de expresión y no quieres que escriba nada en tus publicaciones, ya no seas mi amigo, claro que ya imaginaran que eso atrae bastantes discusiones.
Claro que también están los que se etiquetan por todo, los que comparten imágenes, memes, pensamientos a esa persona especial, los que nos dejan ver como derrochan su amor a través de esta plataforma, llevamos junto con ellos la cuenta de los meses y días, de los lugares que frecuentan y claro de lo lindos que se ven al darse un beso.
Pero… están los que quieren conquistar a alguien pero por descuido olvidan que tienen en su perfil la foto de la actual novia, o de las ex, o de las amantes, diantres…, volvemos al caso de modificar quien lo ve y quien no, hasta en los despechos amorosos y rompimientos debemos de limpiar el facebook, antes solo se limpiaban los cajones y se tiraban a la basura las fotos y cartitas, ahora “a limpiar facebook”, lo bueno es que facebook nunca olvida, y en alguna parte de su basta memoria un pedazo de esa persona estará para recordarnos lo que fue y se quedo.
Como nos dijo en alguna ocasión la Biblia, el que este libre de culpa que lance la primera piedra, así que por favor levante la mano el que no ha concretado una cita desde esta plataforma, el que no ha cortado y el que no ha ignorado a alguien, bendito sea el momento en que podemos ver a que hora vio el ultimo comentario y podemos juzgar o darnos por entendidos si nos están ignorando.

Hay ocasiones en la que creo que hay parejas que llevan una mejor relación desde la interacción en está plataforma que sin la misma.
Fuera de esta plataforma ¿son igual de románticas sus relaciones?, es como el chiste del matrimonio, que antes de darse el primer beso de recién casados actualizan su estado de facebook, y hasta los estados son cómicos, (claro yo ocupe la psicología inversa para lograr que años y meses después cambiara su estado), estas en una relación, soltero, es complicado, relación abierta, y con eso de que ya existen diferentes modelo de relaciones y familias, no dudo que en la próxima actualización sean modificados.
¿Lo que publicas en facebook te va definiendo como persona?, están los que dan me gusta, los que comentan todo, los que critican todo y son expertos en todo, los analistas, los románticos, los que se lamentan de todo y por todo, y están los que  “están” para ser parte del común social.
Volviendo al tema inicial, que le envidio a mis 666 amigos, no mucho, yo al igual que muchos facebookeros, seleccionó que fotos subir, que etiquetar, a que darle me gusta, para que de una u otra forma mi facebook sea el reflejo más creíble de lo que soy y quiero que vean, no me da pena decirlo, al menos lo dijo. Claro que no mencionare sus relaciones perfectas, sus fiestas aun más perfectas y super vip, sus trabajos exclusivos, sus vacaciones en lugares exóticos e inauditos.
El Dato curioso:
@SabiasUnDato_o
#SabiasQue Más de 350 millones de usuarios padecen el Síndrome de Adicción a Facebook.

Nos leemos en la próxima

Sígueme en:
Facebook: /Angelica Contreras
Twitter: @AngieConter

miércoles, 23 de enero de 2013

Te quiere, no te quiere, mejor, no deshojemos margaritas Primera parte


(Después de mucho pensarlo vamos a escribir esta serie de post que giraran sobre un mismo tema, mil reflexiones y tal vez una que otra anécdota rodeado por el aroma del café)

"Extraño cuando tenías un teléfono y una máquina contestadora y esa máquina contestadora tenía una cinta y la cinta tenía un mensaje del tipo o no lo tenía. Y ahora necesitas ir a todos los portales para que te rechacen siete tecnologías distintas. Es agotador. Frase de la película “El no te quiere”
Parte de vivir y de crecer en un mundo que va de prisa, es acoplarse en mayor medida a los cambios sociales y a las nuevas estrategias comunicativas.
Si bien, muchos jóvenes no conciben un mundo sin telefonía celular, internet inalámbrico, mi generación y muchas más crecimos sin esa conexión, sin la ventaja de comunicarnos en segundos, ¿qué hacíamos entonces?, fortalecíamos las relaciones interpersonales, que eran muy natural en ese entonces.
Ahora, contamos con una infinidad de aparatos electrónicos con aplicaciones que nos resuelven la vida de una manera muy sencilla, basta contar con el soporte y contar con un poco de lógica para saber utilizar cualquier aplicación. Desde los 140 caracteres y las preguntas sobre tu estado de animo de Facebook, compartir fotografías, escritos, música, chats, aplicaciones de mensajería instantánea, buzón de voz, revisamos alrededor de 5 o 6 aplicaciones diferentes cada día.
¿A dónde voy con esto?, en que el amor, también se ha diversificado, conocemos y somos observados desde todas estas aplicaciones, cambiar nuestro estado, el tipo de fotos que subimos, las personas con las que platicamos, a quienes agregamos, lo que nos gusta, twitteamos, compartimos, comentamos, nos hemos vuelto adictos a esta rapidez. A muchos nos ha tocado acoplarnos a estos medios que aparecieron y se han ido desarrollando a la par que nuestro desarrollo social, tenerlos es ahora necesario.
Muchos aunque lo neguemos conocimos personas por estos medios que nos movieron el corazón o al menos el estomago, otros usaron o usaran estas aplicaciones para continuar su relación y la mayoría seremos victimas de este juego físico/virtual, la duda nos corromperá, ¿por qué no esta en línea?, ¿a qué se refiere con ese estado?, ¿Por qué no ha actualizado su perfil?, ¿Por qué no me ha mensajeado?, y muchas muchas más interrogantes.
Vivimos esperando respuestas, mensajes, llamadas, alertas, ¿Cuántos no hemos dormido con el celular en la mano esperando a que llegue algo?, ahora revisamos no solo el teléfono o la contestadora, es todo, y si no llega a un lado, creemos que estará en otro.
Si bien, existen ventajas, estos soportes nos acercan a funciones sociales que han existido desde siempre, en vez de esperar semanas para que llegue una carta, enviamos un correo electrónico que llega en segundos. Pero también es cierto que nos vuelve adictos, es simple, si no se comunica es que no se interesa.
Las relaciones por si solas ya son complicadas, ahora imagínate lo loco que uno se vuelve al ver que no se completan las dos palomitas del whatsapp, por suerte para muchos (desventaja para otros) la tecnología seguirá avanzando y cada año nos traerá sorpresas que nos seguirán facilitando esta comunicación.
De los medios de comunicación
en este mundo tan codificado
con internet y otras navegaciones
yo sigo prefiriendo
el viejo beso artesanal
que desde siempre comunica tanto.
M. Benedetti
Mientras, el :* , al beso experimentado, todo seguirá su ciclo de comunicación. Y para bien o para mal, la tecnología podrá seguir su camino pero la base social persistirá.

Nos leemos en la próxima

Sígueme en:
Facebook: /Angelica Contreras
Twitter: @AngieConter



miércoles, 16 de enero de 2013

2013, parte 2


(He intentado publicar esto desde hace dos días pero mi lap no me dejaba, así que hagan de cuenta que lo están leyendo el 14 de enero)

El 2012 se fue para quedarse, fue el año cabalístico del que contaremos que sobrevivimos a un fin del mundo, lo más curioso es la insistencia con la que muchos esperaban la llegada de esa fecha, existía en verdad el interés y el gusto por la muerte, la llegada de los extraterrestres, por lo inesperado, o por el simple gusto (inconscientemente) de ser parte de una moda colectiva, de una opinión pública general.
Han pasado catorce días desde que dio inicio este nuevo año, es curioso como le damos la bienvenida, incrementa un dígito el año, pero lo recibimos como si en verdad un nuevo capitulo iniciara, como si esa línea imaginaria entre el 2012 y el 2013 en verdad existiera, arrancamos una hoja del calendario, le damos la vuelta a la siguiente página de la agenda, amanecemos desvelados y tal vez hasta crudos, pero llega otro día, igual al resto, con un mismo amanecer, un mismo sol. Pero creemos que lo pasado, pasado, que todo lo malo se quedo en el 2012 y este nuevo año es para volver a comenzar.
Fe y Esperanza, eso que aun tenemos y que confirmamos año con año, el último minuto del año viejo y el primero del nuevo, ropa de colores, sacar, meter, cantar, barrer, comer, compartir.
A catorce días del 2013, ¿porqué no creer que todo será distinto?, ¿quién no lo impide?, solo nosotros.

Nos leemos en la próxima

Sígueme en:
Facebook: /Angelica Contreras
Twitter: @AngieConter

sábado, 5 de enero de 2013

Carta a los Reyes Magos


Como saben muchos, soy hidrocálida, festejamos la navidad y la llagada del niño Dios, por lo que el Día de Reyes únicamente comemos rosca y se vuelve un pretexto (perfecto) para reunirse con la familia y amigos.
En mi pequeña familia, los regalos cada año los traía el Niño Dios, así que a los pobres (y no por falta de dinero) Reyes Magos les tocaba la noble tarea de llenar nuestros zapatos con chocolates y dulces, todos mis hermanos crecieron con esa idea “los reyes traen chocolates”.
Este año, como ya varios atrás me toca ser cómplice de los reyes y del Niño Dios, elegir juguetes, esconderlos, colocarlos y claro la cara de sorpresa de “guauuu eso te trajo ohhhhh”.

Hoy, en la espera de los Reyes siendo las 11:18pm cuando escribo esto debo confesar que los zapatos ya tienen chocolates, hasta el mío, y vuelve esa vieja nostalgia de hace muchos años, cuando me iba a la cama esperando que los Reyes cumplieran la “carta”, imaginaba encontrar otra vez juguetes, pero cada mañana durante varios años (antes de enterarme del verdadero origen de los Reyes) esa desilusión se hacia presente, era inevitable culpar a los Reyes, pobres, en verdad pobres, culparlos durante años por no cumplir cuando la que no entendía era yo,  sólo el Niño Dios se encargaba de los juguetes.
Ahora a mis ya muchos años disfruto de los chocolates que siguen trayendo los “Reyes”, tal vez los disfruto más que hace años.

Nos leemos en la próxima

Sígueme en:
Facebook: /Angelica Contreras
Twitter: @AngieConter

miércoles, 2 de enero de 2013

2013


Volvemos a nuestras raíces, a donde iniciamos un camino que nos marco o que simplemente fue parte de ese sendero que una vez recorrimos. Regreso a esta plataforma después de varios años, crecí, escribí, reí, pero también aprendí que en más de una ocasión, debía retroceder y volver a empezar.
Hoy regreso, años después de mi ultimo post, no como promesa de año nuevo, al contrario regreso por que se que algo buscaba y lo encontré, y ahora es necesario contar otras historias, con otro sabor, con otro perfil, pero aun con esa magia.
El tiempo nos irá guiando, hoy me reencontré con esa carpeta con más de 200 archivos entre imágenes y documentos que en otro tiempo publiqué, hoy abrí en ese mismo archivo una nueva carpeta, “2013”, sorpréndeme!
Nos leemos en la próxima


Sígueme en:
Facebook: /Angelica Contreras
Twitter: @AngieConter

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics