lunes, 28 de marzo de 2016

Larga vida a la reina!



En mi estado, un evento mediático importante e igualmente viejo como la misma Feria Nacional de San Marcos, es la elección de la soberana de la verbena abrileña, año con año la convocatoria para denunciar o inscribir a la chica (soltera, alta, con belleza física y personalidad, sin hijos) son un acontecimiento, dar a conocer a las finalistas merece una rueda de prensa y se envían a las salas de prensa foto notas de su día a día aprendiendo a ser reinas.
Este evento es tan importante que varias de las reinas de la Feria han sido Nuestra Belleza Aguascalientes, algunas de ellas han sido Nuestra Belleza México y una que otra llega a Miss Universo o Miss Internacional, no dudo entonces de la preparación que implica un puesto de esa naturaleza.

No es la primera vez que estoy en contra de este tipo de eventos, el constante estigma de belleza, a diferencia de la democracia donde las mayorías deciden, aquí un jurado decide que es y no, deber cumplir con ciertas medidas y estatura para ser considerada bella, entiendo que la soberana debe ser un ejemplo para las chicas más jóvenes, pero limitar a las que tienen hijos, están casadas, mejor que un requisito sea contar con una licenciatura terminada y así les enseñas a las jóvenes la importancia de estudiar y salir adelante,  finalmente, la reina de la verbena es etiquetada como la representante de la mujer hidrocálida, pero ¿por qué generalizar?, a mí no me representa, ni representa lo que soy como mujer hidrocálida.
Pero como sé que esta práctica no va a terminar, seguiremos con este discurso: “las mujeres somos más que una reina”.
Pero una cosa es tolerar este tipo de prácticas y otra muy distinta los discursos que hacen los hombres en el poder entorno a estas situaciones, ahora que acaban de elegir a la representante del 2016 surgió que la primera princesa renuncio por motivos profesionales que no podría desarrollar si aceptaba el título de “1er Princesa”:

“reitero mi decisión de abandonar mi lugar de primera princesa por motivos de que el todo únicamente se pierde por el todo, tengo proyectos profesionales y personales que no se me permitiría realizar durante dicho tiempo (….)”. 
Y bueno, en rueda de prensa, se dio a conocer los pormenores de los carteles de eventos de la feria y claro a la nueva princesa, lo que llamo mi atención fue el siguiente comentario:

“Nos dio una clase de explicaciones que quisiera yo respetarlas al 100 por ciento, ese tipo de explicaciones que para mí muchas de ellas carecen de coherencia y de solvencia, es lo único que voy a decir respecto a lo que ella dijo, finalmente ella expresa por escrito una renuncia ante el Patronato a que no es su voluntad continuar con el proceso y pues que tiene actividades profesionales que le impiden que sea más importante ser representante de la belleza hidrocálida y de la feria más importante en este país y prefiere llevar su camino por el lado profesional”. http://metropolitanoags.blogspot.mx/2016/03/continuan-las-controversias-en-el.html

¿En serio?, primero, ella está en su derecho de renunciar antes de ser coronada, ¿el motivo?, el que sea, se dio cuenta que no le conviene sacrificar otras cosas en su vida y segundo, no debe dar explicaciones, es un no y listo.
Pero va más allá de eso, esta decidiendo que es lo correcto en su vida, y por eso no la podemos juzgar.
Lo que es verdaderamente preocupante: tiene actividades profesionales que le impiden que sea más importante ser representante de la belleza hidrocálida y de la feria más importante en este país y prefiere llevar su camino por el lado profesional”.

La verdad no creí que fuera cierto que un funcionario considerara más importante una carrera en la belleza, pero encontré una segunda columna dónde hacían mención al tema:

La del estribo. Luego de la renuncia de Samantha Ochoa al principado de la Feria Nacional de San Marcos, Alejandro Alba Felguérez convocó a conferencia de prensa para abordar la decisión que la joven dio a conocer a través de redes sociales, asegurando que “el todo únicamente se pierde por el todo, tengo proyectos profesionales y personales que no se me permitiría realizar durante dicho tiempo”. El presidente del Patronato de la Feria dijo no entender los argumentos esgrimidos por la exprimera princesa de la verbena, al considerar que carecen de coherencia y de solvencia, pues para el priista no parece haber justificación para dimitir a la corona “de la Feria más importante en este país”, aun tratándose de una carrera profesional en juego. La Jornada Aguascalientes, Purisima Grilla, 22 de marzo 2016.

Es increíble que en el 2016 se siga creyendo que las mujeres deben ser reinas y no solo ser, que “es” más importante representar a la belleza que seguir con los estudios, trabajos y cualquier otra actividad.
Respeto a todas aquellas mujeres que viven de su belleza, pero no todas tienen como sueño una corona, no todas creen que es más importante representar una feria que continuar preparándose. Pero no es solo culpa de un funcionario o de una tradición, es también culpa de estas costumbres enraizadas en la sociedad que nos siguen diciendo que una mujer debe lucir bella, casarse y tener una linda familia.
Querida lectora y lector, no crea que estamos en contra de la familia, estoy en contra de que quieran juzgarnos como algo bello a representar, cada una tendrá sus motivos, deseos y aspiraciones en esta vida, hasta yo en alguna ocasión llegue a pensar en inscribirme a ese concurso para vivir de cerca esta “costumbre de buenas mujeres”, pero no todas estamos hechas para caminar en tacones sobre una pasarela.

Bravo por todas las mujeres que como Samantha, sin importar los motivos o razones han decidido qué hacer con su vida, que han decidido una corona, libros o familia, pero el poder de decisión es el poder empoderarse.


miércoles, 23 de marzo de 2016

Quintaesencia Marzo

En la editorial de este mes escribí al final: “No se construye a una mujer se le deja ser libre”, Quintaesencia de Marzo habla sobre ese tema, cómo construir a una mujer, pero al crear los textos descubrimos que esto es imposible, las mujeres no somos rompecabezas o pistas que se deben de construir para ser mujer.
Me gusta la variedad de este mes, cada colaborador plasmó a su manera la forma en la que somos, gracias a Ana Karen González y a todas las chicas que formaron parte de la exposición colectiva “Mujeres en el arte” por compartirnos sus obras, a Monica Cortes, Karina Barba y Tlanemani, Juan Luis Montoya, Juliana Contreras, Jessi Figueroa, Grecia Valencia Arcos, Empoderate Mujer a cargo de Cynthia Aguilar, Cristina Gómez, desde ecuador a mi amiga Daniela Viteri, a nuestra invitada este mes, desde Paraguay, Natalia Enciso y los maravilloso diseños de Julio Sotomayor.
Las y los invito como cada mes a descubrir, compartir y disfrutar Quintaesencia de Marzo.





¿Qué es ser un estudiante en línea?



A lo largo de los años he llevado varios y diversos curso en línea, desde el que es complemente digital a los semi presencial, me gusta, debo confesar, es una manera práctica en la que puedes estudiar desde casa, cama, oficina, de viaje, vacaciones y etc.
Hace unos meses vi la convocatoria de la Universidad Abierta y a Distancia de México para el ciclo escolar que iniciaba en julio, lo pensé varias veces y decidí que regresaría a la escuela a estudiar la Lic. en Derecho, en diferentes ocasiones me habían comentado que pensaban que era abogada, pero no, soy orgullosa comunicadora.
Decidí que así lo haría y me registre, quiero llevar mis causas en pro de las mujeres y poder colaborar de manera más sustancial a la defensa de víctimas de violencia y a profundizar en la violencia digital.
Así que después de varios exámenes resulta que debo hacer el curso propedéutico y una de las actividades de esta semana es hacer un blog, resulta que ya lo tengo, así que de repente verán alguna que otra tarea publicada por este medio, lo cual me dará mucho gusto que puedan leer y acompañarme en este camino de la abogacía.
Este primer resumen trata sobre ¿Qué es ser un estudiante en línea?, mi primera respuesta es que: SER un estudiante en línea es ser alguien multifacético, que hace varias actividades a la vez pero que aprovecha los ambientes digitales para prepararse, y esto se debe a una evolución en la educación pero también en el colectivo social, a medida que las tecnologías de la información avanzan se requiere acercarlas, extenderlas y hacer partícipes a los conectados y no conectados.
La lectura nos habla de diferentes características: de ser pasivo a ser proactivo, de la exigencia a la participación, de la estática del tiempo y espacio de la dinámica autogestiva, del seguimiento académico, de la interacción  grupal y docente, de los aportes de internet  y la riqueza del conocimiento. Una de las constantes en este tipo de estudios es que uno va construyendo su conocimiento y la participación continua porque participar en los foros es pilar fundamental de este tipo de modalidad.
Finalmente la lectura nos habla de los retos que engloban, prácticamente el adaptar una actitud crítica y creativa frente a las TIC´s, adaptarse, optimizar la comunicación escrita (yo agregaría mejorar y estar abiertos a mejorar). Creo que sin duda uno de los retos más grandes es atreverse, y no a estudiar o a superarse, es atreverse a la dinámica digital y replantearse el uso de internet, lamentablemente creemos que internet es Facebook, son vídeos graciosos o revisar el mapa para no perdernos, internet ofrece una serie de ventajas para aprender, prepararse y solo es cuestión de aprender el entorno y lenguaje digital.

Y ese es otro de los retos, lamentablemente este tipo de plataformas están creadas para los que ya cuentan –contamos- con ciertos conocimientos y accesos, es necesario que programas como la UnADM puedan ser accesibles a todas y todos, y una capacitación digital y motivar a que puedes estudiar en línea una licenciatura es importante.

lunes, 21 de marzo de 2016

El día que decidí decir “ya no más”

Ya ha pasado más de una semana desde que le pedí que no volviera a buscarme y pienso sobre mis palabras, sus palabras y lo que nos llevó a esta situación.
Llegamos a soñar con una vida juntos, con el árbol, el perro y la casa, pero él quería todo eso, yo deje de quererlo. No buscare culpables, solo sé que es algo que debía terminar.
Apareció una noche, así, sin más, sin menos, "te extraño", "me haces falta", "aún te quiero", desde un principio tuve que colgar el teléfono, cerrar la puerta o ignorar su llamado, pero abrí, conteste y dije "Hola,  cómo estás?”
Se han puesto a pensar que gran parte de nuestra vida gira en torno en decirnos que debemos ser "amables", "tratar bien a la gente", y no ser "malas personas", nos han enseñado que debemos sufrir en silencio y que cualquier abuso, maltrato debe ser acogido en nuestro interior y no compartirlo, ¿para qué?, ¿qué necesidad preocupar a otros con nuestros problemas?.
No seas majadera y atiende, me recordaba cada vez que veía el teléfono que se iluminaba con su nombre, pero las cosas se fueron desviando, nunca le asegure nada, pero él creía que con decir “te extraño”, debía sentir lo mismo, pero ahí estaba el, por donde pasaba para ir a la oficina, de regreso a casa y solo decía "andaba por aquí".
Llamadas, mensajes y un constante chantaje emocional: "me duele que no estés aquí conmigo", una y otra vez me decía que había cambiado, pero se enojaba y volvía todo a dónde hace meses y me culpaba, era la responsable de que él quisiera algo y yo no: “solo me quieres tener ahí a tu disposición como algo que puedes usar al antojo”, “sé que no tienes cabeza para pensar en lo nuestro, pero… cuando la has tenido”, “dejo una relación que ya empezaba para volver contigo”, “parece que no quieres que sea feliz contigo ni con nadie”.
Sí, tuve mis dudas, me hizo cuestionarme lo que quería,  me culpo, me reclamó, pero también me quería convencer que él seguía (pese a todo) confiando en lo nuestro "sigo fantaseando contigo, que llegó a nuestra casita y estas tu".
La primera vez fui clara, “solo conseguí que me culparas de todos tus males amorosos, fui clara desde un principio, pero no podemos permitirnos estar atados el uno al otro, me di cuenta que no podríamos estar juntos cuando tus reclamos empezaron a aparecer, cuando me volví la culpable y tú la victima por estar esperando a que regresara”, desapareció un mes, pero volvió…
También creí que el tiempo sanaba heridas, pero el tiempo me decía a mí una cosa y a él otra, no sé si era obsesión, miedo a la soledad o en verdad un amor muy profundo, pero yo no era feliz con esa persecución, deje de ser amable, el marcaba yo no contestaba, él decía hola y yo callaba, hasta que lo encare.
Esta última vez, sí hable, no me puedes obligar a quererte.
En una ocasión un compañero me dijo que había una línea muy delgada entre cortejar y acosar, vaya que existe, no por ser amable o no querer herir los sentimientos de otro vamos a permitir que sobrepase nuestro espacio vital y lo peor, nos quieran obligar a sentir algo que ya no está. 
Fue hasta que por fin le dije "no me vuelvas a buscar más".


lunes, 14 de marzo de 2016

¿Viajar sola?


Hace tiempo leí una carta de una joven que decía que la habían asesinado por negarse a una violación:
Me negué a que me tocaran y con un palo me reventaron el cráneo. Me metieron una cuchillada y dejaron que muera desangrada. Cual desperdicio me metieron a una bolsa de polietileno negro,” Fragmento de Ayer me mataron.
Poco después supe que la carta fue escrita por motivo del asesinato de  Marina Menegazzo y María José Coni dos turistas Argentinas, que desaparecieron el 22 de febrero en la playa de Montañita en Ecuador y que poco después fueron encontradas asesinadas.
La indignación de este caso no está para menos, pero lo que verdaderamente causo conmoción es la victimización que se ha hecho de las víctimas, es decir, son culpables de su muerte, ellas se lo buscaron por viajar solas, estar solas y ¿por no tener a su lado un hombre que las cuidara?.
El tema de la violencia y asesinatos a mujeres es doloroso, real y necesario evidenciarlo para que las autoridades hagan algo, para que no se guarde silencio y callen a las voces que lo evidencian, pero, es indignante que la sociedad juzgue a dos mujeres que por viajar solas se buscaron ese final.  
más bien empezaron a hacerme preguntas inútiles. A mi, ¿Se imaginan? una muerta, que no puede hablar, que no puede defenderse.
¿Qué ropa tenías? ¿Por qué andabas sola? ¿Cómo una mujer va a viajar sin compañía? Te metiste en un barrio peligroso, ¿Qué esperabas?” Fragmento de Ayer me mataron
He viajado sola en más de una ocasión, me encanta recorrer las carreteras, vivir esa emoción de caminar calles desconocidas, el estrés por abordar el autobús, saborear, tomar,  oler. Me gusta viajar sola, porque en cada viaje me descubro a mí, porque capturó en fotos momentos mágicos,  porque conozco gente maravillosa, anécdotas,  historias, porque cada viaje escribo y comparto esa dicha.
Algunos creerán que viajar sola es arriesgado, lo es, pero no voy a privarme de los placeres de la vida por miedo, por intolerancias, por que digan que una mujer no puede viajar sola.
Sí, es arriesgado que por viajar solas crean que pueden abusar física, económica y emocionalmente de nosotras, es arriesgado porque hay personas que creen que debemos acceder a que cualquier persona nos viole, pero es mucho más arriesgado que una sociedad piense que una víctima es culpable de su muerte “por ser” y no se pregunte dónde está el asesino.
"Ellas no 'viajaban solas'. Ellas eran dos mujeres viajando juntas". Amnistía Internacional México 

Por Mariana y María José, por ustedes, por nosotras, porque todas podamos viajar solas y romper esas creencias de que nosotras nos buscamos y tanteamos a la muerte al atrevernos a viajar solas, a vestir de tal o cual manera, por decir, pensar o querer, no tanteamos a nadie,  simplemente estamos viviendo y ser mujeres no es impedimento.

#ViajoSola #NiUnaMás



martes, 8 de marzo de 2016

No flores, quiero ser mujer

Un año más para conmemorar, para recordar, y reflexionar sobre una lucha. Año tras año venimos escuchando lo mismo, que aún falta trabajo por hacer, que las causas de las mujeres, que si nos unimos somos más fuertes y bla bla.
Es la verdad, no me miren feo, en un solo día hacemos promesas para 365 días del año, metas, objetivos, pero lo que nunca mencionamos es que el primer compromiso debe ser con nosotras.

Me pregunto si Beauvoir, Wollstonecraft, Tristán, Luxemburgo, Zetkin, Woolf y cualquiera de las feministas, se preguntó quiénes eran, pero no ese clásico quién soy cómo cuándo pierdes la conciencia, no, ese quién soy cómo mujer.

Cómo mujeres, y bien lo resumió Beauvoir “la mujer no nace, se hace”, pero hasta qué punto crecemos como ciudadanas, profesionistas, madres, empresarias, conociendo cómo somos mujeres.

Una de las reflexiones de este año es el empoderamiento de la mujer, - por favor las que ilustran dejen de poner a una mujer agresiva, el empoderamiento es un poder de decisión no de golpear al primero que se ponga en nuestro camino- y una de las vertientes del empoderamiento es el saberse a sí misma y saberse como mujer, no podemos tener mujeres empoderadas que no se conozcan.

No sé ustedes, pero a mí me pasa muy seguido y es algo en lo que trabajo mucho, saberme mujer, porque llega este día, el “Día Internacional de la Mujer” y todo se vuelve rosa, morado y un constante “gracias a la mujer por ser, la mujer es, ellas son”, pero en verdad ¿qué somos?

Hoy 8 de marzo sin duda es una fecha para alzar la voz por aquellas que siguen siendo víctimas, alzamos la voz por las desigualdad, por esas prácticas en las que salir y viajar sola, decidir ser soltera o negarse a la maternidad aún son mal vistos, por contar con derechos políticos dónde tenga más peso las capacidades y experiencia y no el apellido, por las que son madres, madres solteras, por las que jornadas triples, por ellas, por nosotras.

Hoy quiero saberme mujer y saberme libre, gritar que soy feminista y que mis causas por las mujeres son todo el año –no solo el 8 de marzo-, quiero poder opinar, leer a otras feministas, compartir, construir sororidad y como una amiga lo mencionó encausar a una futura feminista, contagiar esa alegría y no recibir una flor que quiera callar nuestras voces.

Hoy 8 de marzo nos invitó a reflexionar lo qué es ser mujer y cuál es nuestra causa, por que llego el momento de unirnos bajo una misma bandera: las mujeres.

lunes, 7 de marzo de 2016

1er Editatona 2016, Mujeres artistas


Escribí este texto en partes, despacito y disfrutando cada una de las etapas, fue un baile lento con momentos de salsa, cumbia y hasta un vals, quería disfrutar este proceso porque cada etapa me parece única, seleccionar a la artista, buscar información, empezar a redactar y el día cumbre (5 de marzo) dónde todas nos reunimos y llenamos la telaraña de mujeres.

Me gusta descubrir a la mujer a partir de las palabras de otros, de ir tejiendo su historia y de enojarme por la falta de la misma, pero me motiva aún más saber que ayudo a visibilizar a mujeres con una gran historia.

La selección y no quiero que me ganen
La ventaja de tener amigas feministas en otras partes del mapa, es que gracias a ellas me voy enterando de eventos y actividades, fue por ellas que descubrí la Editatona de mujeres artistas, la primera de este año.
Por diferentes motivos desde el trabajo, otros proyectos y hasta por qué se me olvidaba, no mandaba mis datos para seleccionar artista, finalmente me mandaron la relación de mujeres artistas que no contaban con biografía o las que tenían información incompleta. Para seleccionar a la mujer que quería escribir solo era necesario leer los nombres y descubrir aquel nombre que me llamaba.
Con la primera no tuve suerte, ya me la habían ganado, así que lo volví a intentar y descubrí a Rosa Borrás.

¿Quién es Rosa Borrás?
La parte que más me gusta de las Editatona es descubrir, me siento como investigadora privada buscando en cada rincón y con las combinaciones de palabras en el buscador de Google hasta encontrar pista de la vida y obra de la persona.
Cuándo seleccione a Borrás me deje llevar por un nombre que no conocía, puse en el buscador su nombre y llene la pantalla del ordenador con muchas ligas con información que tenía que descartar, 482,000 resultados, una ginecóloga, optometrista, una intolerante a la lactosa y una artista plástica.
Vengo leyendo las páginas y descubro a la bordadora de la paz, supe entonces quién era ella, ya había visto esos pañuelos bordados en mi estado (Aguascalientes) y en Coyoacán.

Sigo con la búsqueda de información, ha sido sencillo en cuanto a datos como lugar de nacimiento, fecha, estudios y algunas de las exposiciones, hay varias entrevistas en medios de comunicación (por eso del uso de fuentes de confianza), pero siguen siendo pocas, entre información que tengo que limpiar, ligas y encabezados apenas llego a dos páginas.

Encontré la fan page de su galería en Puebla (resulta que abrió su propio taller/espacio/galería) se llama “Espacio Rosa”, creo que le voy a escribir.

Bueno finalmente me decidí a enviarle un inbox a la artista, esto le escribí:
Rosa Borrás.
Buenas tardes, soy Angélica Contreras y estoy participando en la 1er Editatona del 2016, que consiste en acortar la brecha de mujeres creadoras de contenido en Wikipedia y sobretodo crear contenido de mujeres, en esta ocasión vamos a escribir sobre mujeres artistas.
El evento se llevara a cabo el 5 de marzo, pero estamos trabajando desde antes en la búsqueda de información y redactando los textos para ese día subirlos.
Me toco investigar sobre usted. No sé si sea posible que le mande algunas preguntas y me pueda ayudar respondiéndolas.
Mil gracias.

Ahhhh, ya respondió:
Hola Angélica, claro que sí, muchas gracias! Escríbeme a mi mail.
Saludos y nos escribimos pronto.
Le dije que mil gracias y que mañana le enviaba unas preguntas.


Las preguntas
Le envié una serie de preguntas en las que le pregunto más sobre sus aportaciones y también le pregunto si sabe de alguna página con información sobre ella ya que todo debe ir con referencias, amablemente me ha dado algunas ideas de cómo seguir buscando en Internet.

La lectora
Una de las modificaciones para esta primera edición de la Editatona de mujeres artistas fue agregar una lectora, ella revisara el trabajo y se encargará de ayudarte, asesorar, corregir, guiar, y hasta jalar las orejas, me parece muy acertado porque así ese día no andamos a la carrera y sobretodo no nos bajan el contenido de Wikipedia, pero lo más importante orienta, sobre todo porque las que alguna vez fuimos primerizas en las Editatona sabemos lo complicado que es iniciar, luego se suelta y ya no hay quién nos pare.

Hoy me llego el correo de las chicas de Wikimedia dónde me presentan a mi lectora, debo ponerme a trabajar que el tiempo es muy poco y los pendientes muchos.

El Primer borrador
El martes previo al evento del sábado pude concentrarme en el tema y enviar el primer borrador, ahora voy a leerlo nuevamente para corregir detalles, agregar y quitar, es decir pulir el trabajo. Estoy esperando a que mi lectora me envíe los comentarios para trabajar también en sus observaciones.


Segundo borrador
Leí lo que escribí y no me gusto, bueno hubo partes que no me gustaron mucho, así que seguí buscando para darle más sustento, sobre todo a la parte de referencias, es irónico que para hacer una biografía de alguien que ha aportado tanto debe ser obligatorio tener fuentes para cada cosa, y es que sí quieres ser alguien Internet debe saber de ti, por eso hacemos este tipo de proyectos para visibilizar.
Pero bueno volviendo al tema, estoy releyendo el texto.

A bordar
Decidí que parte del proyecto que estoy realizando sobre la artista Rosa Borrás, va a ser bordar un pañuelo sobre la Editatona, las Bordadoras por la paz buscan visibilizar y darle nombre a todas aquellas víctimas, por lo que el texto será “1 de cada 10 editores es mujer #Editatona16, acortando la brecha de género”.
Desempolvaré los conocimientos dormidos y a darle prisa que faltan dos días para el evento.
Sí quieren leer más sobre mi aventura de bordar las y los invito a leer: Bordando


Llegó el día
No hay nada más emocionante que saber que el día ha llegado, preparas tus mejores tweets para dialogar con la comunidad, revisas una y otra vez el texto, repasas la agenda para saber el momento en el que lo vas a poder publicar y listo, a poner en marcha la primera Editatona del 2016.
Mi día sería largo, tenía curso desde temprano y recoger el kit para la 2da carrera de la mujer el domingo por lo tanto debía hacer tiempo.
Finalmente después de varios problemas técnicos y gracias a que Carmen por DM en twitter respondió a mis dudas, logre subir la biografía.

Para ver el resultado final: Rosa Borrás

Me encanta la manera en la que nos conectamos, cada quién desde una computadora creando contenido de mujeres, y más que ensalzarnos y decir “que fregonas somos” es con el simple objetivo de disminuir la brecha digital y en esta ocasión aumentar el contenido que existe en Internet.

Cómo es posible que solo 1 de cada 10 editores es mujer, y que si buscamos a mujeres activistas, luchadoras, artistas, no exista referencia de ellas, y más aún que para escribir sobre ellas tengamos que llenar de fuentes que confirmen lo dicho.
La Editatona no es para alzarnos el cuello y decir lo bien que trabajamos, la Editatona es para crear una sororidad, divertirnos escribiendo, creando y visibilizando a las mujeres que están en una causa.
Como cada Editatona, me llevo como premio una enorme satisfacción, conocí a una mujer maravillosa, leer sobre ella, escucharla en entrevistas, ver su trabajo, es simplemente fascinante, al dar el clic final dentro del editor de Wikipedia es mi parte favorita, porque entonces todo es real.


Escribí un tweet dónde decía que ya tenía el primer borrador y etiquete a Rosa Borrás, ella me contesto “gracias”, al contrario le dije, “a usted por su trabajo, yo solo junto todo para visibilizar a las que desde al arte expresan y viven nuestras causas”.

Bordando


Aprendí a bordar gracias a un hombre, estaba en la secundaria en el taller de Artes Plásticas y dentro de lo que aprendería en esos tres años era bordar en cruceta, crear bellos cuadros y que al dar la vuelta al pedazo de tela sólo se vieran filas paralelas bien formaditas,  varios veranos después una tía me enseñó a bordar en listón con lo que hacía jardines de rosas que solo les faltaban desprender olor.
 
Fue una etapa en la que tenía mis cajitas con hilos de diferentes colores, acomodados en gamas y separados entre los mate, los que brillaban, los metálicos y listones de diferentes grosores, elabore una variedad de trabajos desde regalos, separadores, toallas para los baños y lo que se le ocurriera a mamá, era en cierto punto relajante y me sentía útil.
 
Con el tiempo abandone ese pasatiempo,  pues el tiempo ya no era mío.

Fue hace unas semanas que algo en mi despertó,  fue a partir de la Primera Editaron del 2016 dedicada a mujeres artistas que redes redescubrí el bordado, se imaginarán que tiene que ver un tema con otro, bueno, la artista que escogí fue Rosa Borras, y no, no sabía nada de ella al principio.

Resulta que Borrás es integrante de Bordando por la Paz, en Puebla, se reúnen los domingos y bordan las historias de aquellas víctimas de la violencia, pero no solo de feminicidios sino también a aquellos desaparecidos, asesinados victimas de esa otra guerra contra el narco, al bordar cuentan una historia, la historia que quisieron silenciar.
Para leer sobre el proceso de la Editatona y la biografía de Rosa Borrás da clic aquí: 1er Editatona 2016, Mujeres Artistas

Cómo era posible que al leer esas palabras algo en mí no se moviera y quiera hacer, gritar y crear.

“Bordar me permite expresar esta rabia y este enojo que siento por la situación de violencia actual. Es una especie de manifestación pacífica y es una ofrenda que yo hago a todos estos muertos y muertas. Es dejar testimonio” Rosa Borrás

Decidí entonces que el proyecto de la biografía sería más allá de un texto en Wikipedia, plasmaría en un pedazo de tela como lo hacían las Bordadoras mi sentir en esta Editatona, así que le marque a mi hermana para que me consiguiera un pedazo de tela, hilo y ajuga – es diseñadora de ropa entonces eso lo tiene de primera mano-, y sobre la tela plasme con lápiz “1 de cada 10 editores es mujer, #Editatona16, acortando la brecha de género”.


Puse manos a la obra y borde en la oficina en los ratos libres para desestresarme de las labores diarias, a la hora de la comida, en el camión, mientras esperaba mi consulta con el doctor, durante una conferencia, en el coche camino a una comida, antes de dormir, mis primeras puntadas fueron horribles, creía que al tomar la ajuga despertaría automáticamente la yo bordadora pero eso tardo 7 letras, después todo fue tomando su curso y fluyo libremente.

En el camión una chica me pregunto que si no me picaba, le dije que no, que era más fácil de lo que se veía y seguí con mi bordado, mire de reojo como me veía y las expresiones de su cara al sacar la aguja y meterla nuevamente en la tela.

Comprendí en cada puntada el dolor, el silencio, el enojo, euforia, las lágrimas, hasta la alegría que cada mensaje que se borda desprende, tal vez el mensaje que estaba bordando no estaba cargado de sangre o drama pero era un mensaje que me dolí y nos dolía como comunidad, cada que metía la ajuga sentía esa impotencia de decir “¿por qué diantres solo 1, por qué si hablan de nosotras es para decir lo bien o mal que se nos ve un vestido, por qué tengo que sufrir violencia digital, por qué?”, cuando finalice el bordado estaba más tranquila, entendí que el trabajo se está haciendo, no ha sido sencillo, pero causas como la Editatona son significativos y van marcando la diferencia.

Me gusto bordar y debo decir que logre terminarlo en dos días, seguiré bordando, tal vez no con mucha regularidad pero plasmare esas inconformidades en pedazos de tela que puedan llevar un mensaje, me gusto adentrarme en la vida de Rosa, y de entender a partir del hilo y la ajuga la causa que hoy la hace la gran mujer que es.

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics