lunes, 28 de marzo de 2016

Larga vida a la reina!



En mi estado, un evento mediático importante e igualmente viejo como la misma Feria Nacional de San Marcos, es la elección de la soberana de la verbena abrileña, año con año la convocatoria para denunciar o inscribir a la chica (soltera, alta, con belleza física y personalidad, sin hijos) son un acontecimiento, dar a conocer a las finalistas merece una rueda de prensa y se envían a las salas de prensa foto notas de su día a día aprendiendo a ser reinas.
Este evento es tan importante que varias de las reinas de la Feria han sido Nuestra Belleza Aguascalientes, algunas de ellas han sido Nuestra Belleza México y una que otra llega a Miss Universo o Miss Internacional, no dudo entonces de la preparación que implica un puesto de esa naturaleza.

No es la primera vez que estoy en contra de este tipo de eventos, el constante estigma de belleza, a diferencia de la democracia donde las mayorías deciden, aquí un jurado decide que es y no, deber cumplir con ciertas medidas y estatura para ser considerada bella, entiendo que la soberana debe ser un ejemplo para las chicas más jóvenes, pero limitar a las que tienen hijos, están casadas, mejor que un requisito sea contar con una licenciatura terminada y así les enseñas a las jóvenes la importancia de estudiar y salir adelante,  finalmente, la reina de la verbena es etiquetada como la representante de la mujer hidrocálida, pero ¿por qué generalizar?, a mí no me representa, ni representa lo que soy como mujer hidrocálida.
Pero como sé que esta práctica no va a terminar, seguiremos con este discurso: “las mujeres somos más que una reina”.
Pero una cosa es tolerar este tipo de prácticas y otra muy distinta los discursos que hacen los hombres en el poder entorno a estas situaciones, ahora que acaban de elegir a la representante del 2016 surgió que la primera princesa renuncio por motivos profesionales que no podría desarrollar si aceptaba el título de “1er Princesa”:

“reitero mi decisión de abandonar mi lugar de primera princesa por motivos de que el todo únicamente se pierde por el todo, tengo proyectos profesionales y personales que no se me permitiría realizar durante dicho tiempo (….)”. 
Y bueno, en rueda de prensa, se dio a conocer los pormenores de los carteles de eventos de la feria y claro a la nueva princesa, lo que llamo mi atención fue el siguiente comentario:

“Nos dio una clase de explicaciones que quisiera yo respetarlas al 100 por ciento, ese tipo de explicaciones que para mí muchas de ellas carecen de coherencia y de solvencia, es lo único que voy a decir respecto a lo que ella dijo, finalmente ella expresa por escrito una renuncia ante el Patronato a que no es su voluntad continuar con el proceso y pues que tiene actividades profesionales que le impiden que sea más importante ser representante de la belleza hidrocálida y de la feria más importante en este país y prefiere llevar su camino por el lado profesional”. http://metropolitanoags.blogspot.mx/2016/03/continuan-las-controversias-en-el.html

¿En serio?, primero, ella está en su derecho de renunciar antes de ser coronada, ¿el motivo?, el que sea, se dio cuenta que no le conviene sacrificar otras cosas en su vida y segundo, no debe dar explicaciones, es un no y listo.
Pero va más allá de eso, esta decidiendo que es lo correcto en su vida, y por eso no la podemos juzgar.
Lo que es verdaderamente preocupante: tiene actividades profesionales que le impiden que sea más importante ser representante de la belleza hidrocálida y de la feria más importante en este país y prefiere llevar su camino por el lado profesional”.

La verdad no creí que fuera cierto que un funcionario considerara más importante una carrera en la belleza, pero encontré una segunda columna dónde hacían mención al tema:

La del estribo. Luego de la renuncia de Samantha Ochoa al principado de la Feria Nacional de San Marcos, Alejandro Alba Felguérez convocó a conferencia de prensa para abordar la decisión que la joven dio a conocer a través de redes sociales, asegurando que “el todo únicamente se pierde por el todo, tengo proyectos profesionales y personales que no se me permitiría realizar durante dicho tiempo”. El presidente del Patronato de la Feria dijo no entender los argumentos esgrimidos por la exprimera princesa de la verbena, al considerar que carecen de coherencia y de solvencia, pues para el priista no parece haber justificación para dimitir a la corona “de la Feria más importante en este país”, aun tratándose de una carrera profesional en juego. La Jornada Aguascalientes, Purisima Grilla, 22 de marzo 2016.

Es increíble que en el 2016 se siga creyendo que las mujeres deben ser reinas y no solo ser, que “es” más importante representar a la belleza que seguir con los estudios, trabajos y cualquier otra actividad.
Respeto a todas aquellas mujeres que viven de su belleza, pero no todas tienen como sueño una corona, no todas creen que es más importante representar una feria que continuar preparándose. Pero no es solo culpa de un funcionario o de una tradición, es también culpa de estas costumbres enraizadas en la sociedad que nos siguen diciendo que una mujer debe lucir bella, casarse y tener una linda familia.
Querida lectora y lector, no crea que estamos en contra de la familia, estoy en contra de que quieran juzgarnos como algo bello a representar, cada una tendrá sus motivos, deseos y aspiraciones en esta vida, hasta yo en alguna ocasión llegue a pensar en inscribirme a ese concurso para vivir de cerca esta “costumbre de buenas mujeres”, pero no todas estamos hechas para caminar en tacones sobre una pasarela.

Bravo por todas las mujeres que como Samantha, sin importar los motivos o razones han decidido qué hacer con su vida, que han decidido una corona, libros o familia, pero el poder de decisión es el poder empoderarse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics