lunes, 17 de julio de 2017

-el arte de- quererse a una misma

 

El título original de esta publicación debería de ser “Masturbación femenina 2017” pero si dejaba ese título lo más seguro es que me bloqueaban de facebook –y de sus vidas-.

Sé que muchas de mis lectoras jamás lo van a reconocer, “no como crees masturbarme, jamás”, “eso es del diablo”, “ni que estuviera quedada”, “tengo un hombre que me da placer”, “mastur qué??”, otras van a cambiarme de tema o van a hacer como que la virgen les habla.

Pero no les de pena, 92% de las mujeres lo hacen*, pero shhh no lo dicen

Es correcto lectoras y también lectores (por morbo muchos hombres hetero van a pasar por estas líneas), la masturbación es un mito que causa mucho morbo, pero esta práctica de placer, de auto reconocimiento, tampoco es para las mujeres.

En las películas siempre nos ilustran que la “calentura”,  la edad del descubrimiento inicia con la masturbación, pero es masculina, nos dicen que un hombre se masturba con la foto de una linda y sexy mujer, la masturbación masculina es “socialmente permitida” es señal de que ya está en edad, que es viril y masculino.

Pero, ¿y la femenina?, la femenina no es ni siquiera mencionada, a lo mucho algunas películas o series nos hacen entender que está presente por que las mujeres acuden a una Sex Shop en compra de un dildo, obviamente lo hacen con la mayor de las penas, escondidas y con mucha pero mucha vergüenza, y en otras ni siquiera mencionan que se compra, no olvidemos la escena de “Treinta, soltera y fantástica” la protagonista acude a una Sex Shop por que le falta placer en su vida, de esta escena podemos destacar varios factores que se repite en todas las películas o series:

-Es muy costoso comprar algún juguete para el placer y disfrute femenino.

-Para comprar uno debes ser soltera (y desesperada).

- Nos han obligado a creer que para las mujeres masturbarse es introducir algún objeto a la vagina, cuando se puede hacer sin introducir nada.

- Masturbarse ocasiona un sentimiento de culpa. 

Hace unos días vi la serie en Netflix de Greace & Frankie, este par de protagonistas crean un dildo para señoras adultas y una de las cosas a las que se enfrentan es el tabú. Imagínense, sí señoras de 60 o 70 años se cuestionan eso, podríamos pensar que las mujeres jóvenes actualmente han superado este tipo de brechas, pero no.

Encontrar información sobre el tema fue muy complicado, las mujeres cargamos con muchas creencias sobre nuestro cuerpo y placer, el cuerpo de la mujer es para reproducirse, nuestro objetivo es dar placer al hombre, no disfrutarlo y por que para muchas significar aceptar que no satisfacen su sexualidad.

Existe un claro desconocimiento de nuestra sexualidad como mujeres, aún recuerdo las clases de Ciencias Naturales y Biología, el cuerpo de la mujer es una perfecta máquina para hacer bebes, pero no aprendemos a conocer la anatomía y la función de cada órgano.

La masturbación es algo íntimo, privado y un ejercicio de reconocimiento como mujeres, es querernos, es conocernos y reconocer nuestro cuerpo, descubrir el placer y  que el placer no es malo.

Es difícil encontrar información seria sobre el tema, pero estos textos pueden ser de utilidad:


 

*No se encontró un estudio actual mexicano sobre el tema, el 92% corresponde al estudio inglés Gossard Big M Survey. En otros artículos dice que el 60 y 70% pero no revelan fuente.


 

lunes, 10 de julio de 2017

14-11, el día que dijeron NO

El 6 de Julio de 2017 se esperaba como el inicio de una nueva historia por los derechos humanos en Aguascalientes, el panorama era complicado, un día antes había llegado el camión del Frente Nacional de la Familia y entre los diputados había un marcado grupo que apoyo y desaprobación a la iniciativa. 

Entre las múltiples declaraciones, destacamos la de Paloma Amezquita, diputada por el Partido Acción Nacional, quién en rueda de prensa del Frente señaló:

 

“Yo creo que lo principal de un político y un diputado es ser honesto consigo mismo y con las ideas que predica y practica. Entonces es por eso que estoy aquí, no me retracto de estar aquí, estoy respondiendo a una invitación que se me dio como presidenta de la Comisión de Familia, lo he externado en varias ocasiones, estoy a favor de la vida, los valores y la familia entre mamá, papá e hijos”

 

Me parece increíble la postura que está asumiendo, sin duda un político debe ser honesto, pero las ideas que predica, los gustos, creencias y hasta pasatiempos no deben de afectar a las decisiones que toma desde un curul, pues ese curul lo gano a partir del voto de cientos de ciudadanos diversos que creen en su trabajo, no en sus creencias de gobierno. Un diputado al ganar, se convierte en un representante del pueblo en general, no de un sector, y si fuera por sectores religiosos entonces faltan mormones, judíos, cristianos, ateos en el congreso para contar con una diversidad religiosa.

 

Otra chulada de declaración fue la de Juan Dabdoub Giacoman, presidente del Consejo Mexicano de la Familia (Confamilia)

 

“Yo quiero que ustedes sepan que no existe ningún tratado internacional sobre derechos humanos ni uno solo que hable sobre derechos sexuales, no existen los derechos sexuales, es un invento del gobierno mexicano se lo copió de algún otro lado pero no a los tratados internacionales sobre derechos humanos. Los adultos no tenemos derechos sexuales, mucho menos los niños”. 

Son un invento, por eso existen: la Cartilla de Derechos Sexuales, la legislación internacional sobre derechos humanos y en concreto de la protección a la no discriminación por sexo así como el derecho a la salud que se reconoce en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Pero, ¿acaso Aguascalientes representa a una mayoría en contra del acceso  los derechos civiles como el matrimonio?

Podemos reflexionar varias cosas, primero, sí bien la ideología panista es conservadora y está en contra del matrimonio igualitario, desde el origen del debate, no pueden negar que al votar en contra están prohibiendo a seres humanos acceder a un derecho humano, un derecho, no un privilegio de clases “normales”.

Sí bien es cierto que los legisladores deberían de escuchar todas las corrientes de pensamiento para tomar una decisión, parece que la única que importa es la del Consejo de la Familia, que no representa a toda la sociedad y no tiene una verdad única, al contrario maneja un discurso de odio.

Aún con los dos votos de los diputados ausentes (Verde y Nueva Alianza), faltaba uno para el empate o dos para ganar, la negativa para probar este derecho ha significado un retroceso.

Como mujer joven no me toco luchar por derechos civiles tan fuertes como los que se dieron al principio del movimiento feminista como el derecho a la educación y el derecho al voto, me puedo considerar privilegiada de gozar de estos derechos herencia de miles de mujeres, pero hoy es otro grupo al que se le prohíbe acceder, y más allá de ser o no de la comunidad LGBTIH, como sociedad nos debería de indignar que no todos gocen de derechos.

Algunos respondieron que aún se tiene el amparo ante la ley cuando el registro civil da la negativa,  pero implica enfrentar abogados, gastar dinero y un proceso muy traumático y largo que ninguna persona debería emprender si lo que existe es amor.

Mal por Aguascalientes


Lo único que han logrado es incrementar una brecha por los derechos humanos e incrementar los movimientos y luchas de las ong´s de la comunidad LGBTIH, porque los derechos deben de ser para todos sin importar identidad. 

jueves, 6 de julio de 2017

QuintaesenciaR de Junio

De maternidad a no quiero ser madre

Ser mujer significa que debo tener un gen materno que está presente toda mi vida, que debo ver con ojos de amor a todo bebe que vea en la calle y que el objetivo en mi vida es formar una familia, desde niñas nos dan muñecas que nos dicen que son nuestras bebes y jugamos a nuestra casita.
A mi edad mi madre ya me cargaba en brazos, tenía una casa y mil tareas del hogar, yo a esa misma edad apenas y me se cuidar sola.

La sociedad y todo este conjunto de creencias y reglas no escritas nos dicen que nuestro deber en la vida es mantener la especie y mejorarla, pero no es que nos den la opción, es una obligación, cuando una mujer decide –por decisión propia- tomar otro camino como la soltería, un matrimonio sin hijos, adopción, interrupción del embarazo, somos juzgadas, somos juzgadas por qué no aceptamos un rol que se nos ha impuesto.

Y una vez más nos dicen que nuestro cuerpo no es nuestro. Cuando he dicho que no quiero ser madre me dicen que ahorita tal vez no, pero un día el gen materno lo va a pedir.

El día de la madre y del padre es un recuerdo a los roles que asumimos, nos recuerdan que la mujer llega al momento de ser madre y el hombre debe ser proveedor  pero no se parte de su vida.

En este número de Quintaesencia les presentamos esta otra cara de ser madre y también padre y nos unimos a la campaña #NiñasNoMadres


lunes, 3 de julio de 2017

Me gusta la lentejuela

“Aplaudan, aplaudan no dejen de aplaudirQue esta homofobiaSe tiene que morir”Consigna en la Marcha del Orgullo 1 julio 2017

Me gusta la lentejuela, el arcoíris y las coronas de flores,  me gustan los hombres y las mujeres por igual que valoran y sobretodo que son consientes del daño que hace la intolerancia, la homofobia y el machismo.
Me gusta que se vean divinas, pero me gustaría más que los gobiernos, iglesia y la sociedad en general deje de escandalizarse por ver a dos hombres besarse, dejen los estereotipos y sobretodo no reproduzcan discursos de odio.
Este sábado dimos la bienvenida al mes de Julio con un arcoíris que se extendía a lo largo del municipio capital. Una marcha sin precedentes con una increíble convocatoria y reuniendo entre sus organizadores a las ongs del estado.
“Derechos iguales
a todas las identidades”Consigna en la Marcha del Orgullo 1 julio 2017
Me uní a esta marcha por qué creo que Aguascalientes debe garantizar los derechos para todas y todos sin importar su orientación sexo-genérica, no podemos seguir creyendo que una persona es menos o es más por sus “gustos”, sí, a partir de amparos es posible el matrimonio, el cambio de identidad y etcétera, pero, ¿por qué tenemos que recurrir a esos recursos que además son tardados y caros?

Sí, soy una heterosexual, los que me dicen Lesbiana esperando me ofenda, se equivocan, sería un honor compartir con grandes chicas, participó porque quiero que mi hermano, amigxs, compañerxs y colaboradorxs puedan gozar de una vida libre y feliz. No podemos permitir que “sigan en el closet” por miedo a la violencia en su contra.

Los organizadores solicitaron apoyo de seguridad, pero dieron las 5pm y no cerraban las calles, peor aún, no iban cerrando las salidas de calles en las avenidas. Fueron compañerxs los que se adelantaban a cerrarlas y recordamos a Ferra, quien por el descuido de las autoridades y un estúpido al volante, falleció minutos antes de iniciar la marcha el año pasado.

Varias personas me preguntaron por “’¿cómo nos había ido en el desfile de las locas?” y otros calificativos, no era desfile, era una marcha, una marcha como demostración política a que se tomen acuerdos, no por voluntad sino por una exigencia social de acceso a derechos a todos sin importar la identidad.

No, no era desfile, cuando llegamos a madero como más nos acercábamos a la Plaza Principal las laterales de la avenida se fue llenando de gente que nos miraba y tomaba fotografías, si van por el morbo se han equivocado de espacio, nuestro deber como ciudadanos sobre todo si somos heterosexuales es unirnos, era dejar la comodidad de la banqueta, para sumarnos a marchar con ellxs.

En Aguascalientes necesitamos más, mucho más amor y menos odio, saldré a gritar esa consigna las veces que sea necesario y no me importa si creen que soy lesbiana o no, una vez más diremos: Derechos iguales a todas las identidades.

 

 

 

 


 

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics