miércoles, 30 de noviembre de 2016

¡FemHackParty contra la violencia en línea!


Internet se ha convertido en un espacio de socialización, comunicación, información pero también de violencia para nosotras las mujeres, el próximo 8 de diciembre a las 16:30hrs en el Cuerpos Parlantes, mujeres activistas, usuarias, interesadas en temas de violencia digital y activismo de México y América Latina nos vamos a reunir en la FemHackParty.

La FemHackParty tiene como objetivo compartir e intercambiar las campañas, herramientas, estrategias, aportes, debates, recursos que buscan un internet libre de violencia a la mujer, acompañados de música y un gran ambiente. 

En el marco de los 16 días de activismo contra la violencia a la mujer, este encuentro, busca hacer una reflexión, sensibilización y sobretodo informar a las mujeres que no están solas y que sí se puede estar seguras en Internet.

Participan: Karisma, Luchadoras, Youth Observatory, Social Tic, Palabra Radio, APC, Coding Rights, Derechos Digitales, Laboratorio de Interconectividades.

Transmisión en vivo por FB Live del Youth Observatory y mixlr.con/radiorelajo

Nos vemos dentro de unos días en la Perla Tapatía!



lunes, 28 de noviembre de 2016

IGF con perspectiva de género


Para muchos es tema de moda, para otros un falso análisis al trabajo que se ha realizado y desprestigio para los hombres que lo han hecho, pero ¿por qué es necesario incluir de manera integral* a la mujer en la gobernanza de internet?

En el 2015 uno de los temas que se trataron en el Internet Governance Forum (IGF) fue la violencia de género desde el Best Practice Forum (BFP) Gender and Access, este año será sobre las prácticas de acceso y la brecha digital, pero, no es suficiente con tener un espacio donde se discutan estos temas, el IGF presenta un gran reto.
2012, 65% de los asistentes fueron hombres, un 35% de mujeres 
2013, 63% de los asistentes fueron hombres, un 37% de mujeres
 
2014, 65% de los asistentes eran hombres, un 35% de mujeres
2015, 62% de los asistentes eran hombres, un 38% mujeres 
 
Estadísticas IGF

Es irónico no lo creen, el tema será el acceso, pero en 10 años, no se ha alcanzado en el IGF una representación equitativa en sus mesas y no solo en paneles con el mismo número de mujeres y hombres, en la toma de decisiones, la participación activa y la representatividad.
Argentina, Chile, República Dominicana, Haití, Ecuador, Perú  y el Youth Observatory, tiene como presidenta a una mujer en su Capítulo Local de ISOC,  7 capítulos de 21 en América Latina y el Caribe.

Pero, el tema de acceso es un tema general que se ve reflejado en foros como estos, el acceso de las mujeres a las tecnologías de la información es aún menor que el de los hombres:
“Almost 60% of the world's people are still offline (World Bank, 2016), and are thus unable to benefit from the many opportunities ICTs offer for empowerment and development. This digital gap is more acute for women, as it is estimated that 12% fewer women than men can benefit from Internet access worldwide; rising to 15% in developing countries and almost 29% in least developed countries (ITU, 2016).” Best Practice Forum Gender and Access 

Entonces, ¿por qué es necesario hablar de un IGF con perspectiva de género (PEG)?, no es decir que vamos a llegar a pintar todo de rosa por el cáncer de mama, morado o naranja contra la violencia, levantar el puño e incluir la “a” en todo, no, hablar de una perspectiva de género en el IGF es usar los lentes morados y observar todas aquellas prácticas, acciones, con una mirada crítica de género: cómo se llevan los temas, cómo se trata esa información, quiénes son las y los actores, cómo participan, cuáles son los juegos de poder, los diálogos que se da en el foro.

¿Para qué es necesario hablar de un IGF con PEG?,  por que las mujeres somos poco más del 50% de la población y no somos representadas en los espacios de poder, y peor aún, no tenemos garantizado el acceso a internet, lo que significa que no contamos con las mismas oportunidades de comunicación, información, capacitación y acceso.

Cada año, el, IGF evoluciona en los debates y discusiones, es un trabajo que se hace a lo largo del año y que concluye con la reunión global; mesas locales, regionales, encuentros, todo este trabajo para reunirnos en una sola mesa y poder analizar, debatir e intercambiar conocimiento que es nuestra obligación como participantes, poder llevar a nuestros espacios de trabajo, pero no estamos incluyendo los derechos de las mujeres en las discusiones, todo queda dentro de un calendario que señala –solo- cierto color es para “Gender and Access”.

Las cuestiones de género deben de estar presentes en todas las mesas, y ser tomados dentro de las acciones, discusiones y reflexiones que se están haciendo en torno a cada tema en particular.

En alguna ocasión me han dicho que Internet no tiene género, - ¿por qué luchas por algo que no existe?- porque es un espacio libre donde todos pueden participar de igual forma, pero, cuando un usuario no puede acceder, entonces es un problema, y no estamos garantizándolo, Avri Doria en el 2015, lo explica mejor:
“La gobernanza de Internet, según la definición de trabajo, no hace referencia en primer término a las personas, sino a las organizaciones y a una Internet sin género. Sin embargo, en la actualidad los hombres acceden a Internet el doble que las mujeres. Internet tiene género, el problema es que el género predominante no reconoce este hecho.” 2015, Derechos de las mujeres, género y gobernanza de Internet

Internet no es neutral, internet debe tener género porque uno de ellos no está representado, no podemos hablar de un internet libre y accesible si no estamos todas y todos.

Dentro de unos días, Zapopan, Guadalajara será sede del IGF 2016, y esta es una oportunidad maravillosa para poder observar cuáles son las prácticas y los micromachismos presentes en este evento. No, no me equivoco cuándo menciono micromachismos, porque siendo estas prácticas tan “comunes”, no es fácil de percibirlas y las creemos normales. El código de conducta del IGF señala: Tratar a todos los miembros de la comunidad de IGF por igual, independientemente de su nacionalidad, sexo, origen racial o étnico, religión o creencias, discapacidad, edad u orientación sexual”, ¿esto se cumple?.
Aquí una lista de lo que podemos observar si esta o no presente: 

  • Enfoque de género en los panales y quién lo menciona, no es lo mismo que una mujer haga referencia al tema a un hombre.
  • Cuántas mujeres son panelistas en cada workshop.
  • En que reuniones participan las mujeres.
  • El rol protagónico, sí los panelistas son mujeres, el trato es igual o se ignoran los comentarios y opiniones que realiza.
  • Se da oportunidad a las mujeres de expresas sus opiniones.
  • Referirse a las participantes solo por su belleza o atractivo físico y no por su cargo o experiencia en un tema.
  • Silencio en sus participaciones, dejarlas hablar pero no retroalimentar.
  • Recordarle que por ser mujer debe hacer ciertas cosas: sonreír, verse bien, no usar malas palabras, no expresarse de cierta forma.
  • Criticar la forma o lo que usa al vestir, al ser un espacio multicultural, se debe respetar lo que cada una decida usar.
  • No poder opinar por contradecir al superior –hombre-.
  • Presentar a una participante por su relación con un hombre “es esposa de …”



Otro de los trabajos pendientes que mencione párrafos arriba es la cuestión del acceso, debemos reflexionar y discutir cómo vamos a hacer para garantizar el acceso, no solo de las mujeres en general, sino también de la participación de las mujeres a este tipo de espacios, no podemos discutir los temas de mujeres si no tenemos mujeres discutiendo esos temas.
Necesitamos motivar, capacitar y apoyar a que más mujeres se incluyan en las discusiones, el Programa YouthIGF (este año se repitió pero ahora global) es un excelente ejemplo de capacitación e inclusión para las mujeres jóvenes.

Las invito a que me ayuden a observar ¿cuáles son las prácticas, los micromachismos presentes y los temas que se debaten?. Solo a partir de la observación y participación vamos a poder hacer un cambio y garantizar que la participación de las mujeres sea incluyente, por que Internet debe ser y seguir siendo un espacio libre para todas y todos.


Hace unas semanas, en Guadalajara, Jalisco, se llevó a cabo el 1er IGFem- Boot Camp, en las instalaciones de la Universidad de Guadalajara, donde participaron mujeres jóvenes, y pese al nombre del evento, la participación fue muy enriquecedora, las jóvenes estudiantes que participaron de carreras como informática, ingeniería, relaciones internacionales, periodismo, lo que sin duda marco el sabor del evento.

Cuando finalicé mi participación, les pedí a todas las chicas que escribieran en un postic “¿Cuál es el internet que imaginan?”, les comparto sus comentarios.










*manera integral nos referimos a su participación como usuaria, consumidora y creadora de recursos, servicios e información 

viernes, 25 de noviembre de 2016

#25N, todas a las calles


"Cuando las mujeres somos agredidas, primero nos “barren”, por eso te violaron, por salir sola en la noche."
“Ya la vieron, le dieron el ascenso porque se las dio al patrón”
“Con esa falda pareces puta.”
"Vamos a ser papas, espero sea un niño para que mantenga el apellido."
"Cuando me case con ella la voy a sacar de trabajar, ese no es papel para una esposa."


Noviembre trae los vientos helados del invierno que se acerca, la nostalgia de las fechas decembrina y el deseo del calor del hogar, pero, así como Abril ve brotar los capullos de las flores del campo, noviembre concluye con nostalgia, rabia y mucho dolor. 
Hoy las convoco a todas, amigas, compañeras, vecinas, familia, a que tomemos las calles, oficinas, los espacios públicos, internet y que hoy sea el inicio de 16 días de activismo a favor de la vida, de la libertad y de nuestros derechos.
Hoy más que nunca debemos gritar muy alto y decir: ¡Ya basta!

Las estadísticas que han salido hoy son claras, ser mujer en América Latina es un reto, reto el sobrevivir a las agresiones, ofensas, ser mujer es peligro.

“Los datos más recientes señalan que, en el ámbito público, 31.8 % de las mujeres de entre 15 años o más han sido víctimas de alguna agresión pública, aunque no necesariamente de manera cotidiana; de éstas 86.5 % sufrieron intimidación, 38.3 % fueron víctimas de abuso sexual y 8.7 % violentadas físicamente. Además de que, a nivel privado, se registró un 44.85 % de incidencia, donde 25.8 % declaró agresión física, 11.7 % agresión sexual, 56.4 % violencia económica y 89.2 % violencia emocionalViolencia contra la mujer, ¿hacia dónde va México?

No, no queremos que se pongan el lazo en la solapa para verse bien en la foto -esto aplica para hombres como para mujeres-, necesitamos acciones, políticas públicas con un enfoque de género, justicia y algo muy importante: la empatía de los funcionarios, la sensibilidad y la voluntad de hacer, de las mujeres urge su sororidad.

Nos están matando, y hasta que no queden claras estas 3 palabras, hasta que nos se haga en verdad algo, entonces vamos a seguir tomando las calles, los espacios y gritar “Vivas Nos Queremos”.

No tenemos que esperar hasta que nos maten para salir a actuar, los comentarios machistas, los micromachismos, las agresiones verbales, los favores que se quieren cobrar con nuestro cuerpo, el ser juzgada “por bonita te contratan”, “las mujeres deberían dedicarse al hogar, la violencia política, los piropos y ofensas en las calles, debemos actuar ya.

Hoy tomaremos los espacios, por sororidad, por mí, mis hermanas: las mujeres de Aguascalientes, México y América Latina no estamos solas.


Ni una menos!


lunes, 21 de noviembre de 2016

Alerta Machitroll: El Acosador de Facebook


Al momento de escribir este texto la cuenta de Facebook de Daniel Palafox ya había sido dada de baja.

¿Qué se sentirá tener 1, 5 o más notificaciones de una persona en Facebook que no es tu amigo?, pero, aun así, insiste, vuelve a insistir, pasa del mensaje sutil de “hola”, al “por qué no me contestas” a las ofensas.

La denuncia se realizó por una joven de Aguascalientes que publicó en su cuenta personal de Facebook “Alguien puede decirle a esta persona que deje de enviarme solicitudes de amistad?...Si no te acepté las 15 pasadas no sigas insistiendo no cambiaré de parecer INTENSO”.


Alerta Machitroll es una campaña digital que se vale del humor para identificar comportamientos que atentan contra los derechos de las mujeres a expresarse y compartir opiniones en internet.” Wikipedia 

Esta denuncia en Facebook, levantó la curiosidad de muchas, pero también las denuncias de más chicas con el mismo problema, Daniel Palafox había enviado solicitudes de amistas a chicas jóvenes del estado y les enviaba de manera constante inbox, algunas de las chicas aseguran que les enviaba solicitud desde diversos perfiles.

“Que sangrona”“Soy  bna persona de vdd”, “xa te caigo mal”,“Hoy si me vas a contestar sangrona?”“Oye tienes wapp? Más fácil¡¡¡” Algunas de las respuestas de Palafox a las chicas.

Más allá de la denuncia en redes sociales, esta mínima acción sirvió para que más chicas denunciaran, identificaran al acosador y compartieron sus capturas de pantalla de los mensajes que les había enviado.
Un medio de Internet tomó el tema y las capturas de pantalla que había compartido una de las chicas, pero los comentarios en torno a esa publicación no fueron de apoyo, los internautas -en su mayoría hombres- expresaban: “no se vale que lo expongan, ella no sabe qué intención tiene el chavo, la crítica giró en torno a la reputación del joven que estaban acabando estas jóvenes argüenderas y si no les gustaba “pues bloquéenlo”, pero es su culpa “para que andan de coquetas”.

En la denuncia que se realizó desde Facebook, más de 30 chicas del mismo estado señalaron que habían sido acosadas por el mismo hombre. Una de ellas había cambiado su nombre en Facebook para que no la siguiera buscando y aunque ellas no contestaban a sus inbox el seguía insistiendo.

El tema del acoso digital es solo el inicio de un problema mucho más serio, es como un iceberg, en la punta vemos los comentarios ofensivos, la insistencia, pero aceptar estos comentarios o “la amistad” puede desencadenar secuestro, chantaje, extorsión.

Creemos que es gracioso, pero ¿en verdad tenemos que soportar este tipo de actitudes?, no, no podemos tomar a la ligera y mucho menos como un juego el acoso en redes sociales. Estamos acostumbrados a defender este tipo de acciones y a justificar todo como un “lo hizo sin querer”, “se equivocó”, “esta jugando” es la manera en que nos han educado, soportar esas pequeñas acciones negativas –incomodas- que finalmente nos llevaran al éxito.

“ciberacoso (derivado del término en inglés cyberbullying) también denominado acoso virtual o acoso cibernético, es el uso de medios de comunicación digitales para acosar a una persona o grupo de personas, mediante ataques personales, divulgación de información confidencial o falsa entre otros medios.”  Wikipedia 
  
El acoso digital, creemos que es “normal”, subir una foto y recibir halagos es parte de la dinámica, pero ¿por qué tenemos que soportar a alguien que nos trollea?, y lo más importante, que atenta ante tu estabilidad emocional y seguridad. Un espacio público como lo son las redes sociales no garantiza que todo lo que vez o lees es real y mucho menos es obligación del usuario aceptar a todos.
El acoso se está normalizando y ese es el verdadero problema, ser víctima de acoso, recibir mensajes que no queremos, insistencias, no es normal, no está bien, y no, no debemos justificarlo, por qué al hacerlo estamos aceptando estas prácticas.
Algunas de las chicas comentaban en la publicación de la denuncia:

“el pan de cada día”“animo, a toda mi bolita nos pasó!, Blockealooooo!

Nosotras decidimos que tipo de información recibimos y de quién, ser mujer no es sinónimo de decirle a todo y a todos que sí.


Y no, jamás será nuestra culpa “por ser coquetas”, subir una fotografía en la que nos vemos bonitas o sexys, no es una invitación para que todos los hombres nos digan lo que se les venga en gana, tener un estado que diga “soltera” no quiere decir que “eres una coqueta en busca del amor”, nuestras acciones no deben ser motivo para que otros nos agredan.

Si las mujeres no podemos navegar, subir fotos, comentar, interactuar con nuestras amigas y amigos, conocidos sin ser víctimas de violencia, acoso y vivir inseguras, entonces estamos fallando, porque no estamos garantizando su seguridad, nuestra seguridad y peor aún, no estamos evitando que las prácticas de violencia offline no se reproduzcan en los espacios online.

Daniel Palafox cerró su Facebook diciendo que a las personas que hablaban a sus espadas se los agradecía, ya que eso lo hacía sentir importante. Con un solo clic así de fácil y sencillo se lavó las manos, pero detrás de esas pantallas existen más Palafox que no han sido denunciados por miedo, amenazas o por desconocimiento.

No permitamos que más personas como Daniel se apoderen de nuestras preocupaciones y del control que tenemos a lo que sentimos o queremos: ¡denunciemos!.

Amigas, las invito a no quedarse calladas, el miedo, el desconocimiento, nos puede llevar a  dudar o a no hacer nada, pero hablar y evidenciar este tipo de prácticas es el principio para lograr crear una conciencia y respeto, no por ser mujeres debemos aguantar, soportar y aceptar que nos molesten.


Agradezco la confianza que me han dado para publicar esta historia en el Blog de Angie, en las capturas de pantalla se han borrado los nombres para garantizar la seguridad de las chicas. Gracias.




jueves, 17 de noviembre de 2016

¿Cuántas más?, #25N Todas a las Calles

Las noticias del miércoles fueron desgarradoras, el clima era helado pero no esperaba leer una noticia tan cruel de un hecho inhumano, cerraba los ojos y aprecia esa imagen, eran Edith y Yareli en la Playa Barra Galindo, en Tuxpan, Veracruz; ambas boca arriba, con sus cuerpos expuestos, no, no estaban tomando el sol, no querían un bronceado perfecto, mucho menos estaban de vacaciones, habían sido asesinadas, y lo decimos con todas sus letras, ASESINADAS.

Esa pequeña ¿qué culpa tenía?, una vida le esperaba allá a fuera, jugar, reír, brincar, no me lo explico, ¿por qué tanto odio?.

Escribo estas palabras con un nudo en la garganta, voy formando las palabras golpeando las teclas con un coraje tremendo, ¿por qué?. He visto, leído y compartido tantas noticias, sí, tantas, por qué las víctimas ya no se cuentan con una mano, pero esta, está en especial me tiene con los ojos llorosos y el alma triste.

¿Cuántas puñaladas se necesitan para matar a alguien?, ¿Cuánto “valor” se debe de tener para asesinar a un bebe?, ¿Cuánto?.

Cuántas Edith y Yareli más necesitamos para que se haga algo, para qué se averigüe, para que se investigue, para que los medios no expongan las fotos desnudas de las víctimas.
¡Cuántas más!, entiendan, nos están asesinando mientras ustedes siguen creyendo que es nuestra culpa por usar faldas cortas, escotes provocativos, por salir en la noche, es nuestra culpa por ser mujer.

Hoy por la mañana, antes de publicar este post, revise los medios Nacionales y este hecho no trascendido, cuando asesinan a una mujer no se vuelve nota de ocho columnas, no se le dedican cartones, columnas o coberturas especiales, cuando una mujer es asesinada, simplemente no pasa nada.
Compartamos para que esto no quede en el olvido.
Solo en Veracruz en este año van más de 150 mujeres asesinadas. 




Ni una más, Ni una menos, el 25 de noviembre volveremos  tomar las calles y lo vamos a hacer las veces que sean necesarias hasta que entiendan que nos Queremos Vivas! 

El 25 de Noviembre nos vamos  reunir en la Plaza Principal (Exedra), tomaremos este espacio público para expresar, para gritar y para recordarlas. Aquí Invitación al evento 

Les pido por favor lleven zapatos de mujer o niña, vamos a hacer un instalación por toda la plaza.


lunes, 14 de noviembre de 2016

Esas ganas de etiquetar, 3er parte: Feminazi



Soy la feminazi, aquella a la que llaman bruja, loca, a la que sugieren hacer algo más importante con su tiempo, de la que creen que es un pasatiempo y que llegará el día en que siente cabeza y quiera un esposo, hijos, un perro y un bonsái.

El término feminazi fue popularizado por un hombre, Rush Limbaugh «una feminazi es una mujer que cree que lo más importante en la vida es asegurarse de que se practiquen tantos abortos como sea posible» Wikipedia

Somos esas a las que llaman lesbianas, machorras, a las que nos dicen que nos falta un hombre para mantenernos ocupadas, las que estamos en contra de la depilación, del color rosa, de usar maquillaje y queremos la destrucción de la familia y el predominio del género femenino.

Somos lo opuesto al machismo, las que no usamos sostén y no tenemos corazón, las asesinas de bebes y las que quieren pena de muerte para los hombres violadores, asesinos y pederastas, para nosotras ser madre es antinatural.

Sí, todo eso somos, todo eso se ha creado en el imaginario y colectivo de la sociedad, mucho –o la gran mayoría- motivado por el machismo que busca deslegitimar un movimiento social que desde su primera ola a hasta la fecha ha buscado el empoderamiento y apropiación de las mujeres –sí, mujeres por qué somo muchos tipos de mujeres-.

No sé si se nace con el chip, si al paso de los años una se contagia o se adoptan los lentes morados, yo solo sé que hoy en día me considero feminista.

Aún recuerdo mi primer debate como feminista fue en la secundaria, citaba los poemas de Sor Juana, fue en clase de Español, y argumentaba que los hombres no solo “debían de dar el chivo, sino tener responsabilidades”

Decirnos feminazi es un micromachismo disfrazado de chiste para caer bien, para hacer reír a la familia o amigos cuando alguien no comulga con ciertas ideas, así “bautizan” a la mujer que dice “no sean majaderos, respeten” o la que dice “ustedes también pueden ayudar a lavar” y no se diga a las que exigen derechos.
No, no soy exagerada y no todo lo quiero catalogar como micromachismo, pero burlarse y hacer la similitud de que un movimiento social es igual al nazismo no es gracioso, al contrario, es ofensivo, reírse de un movimiento como el feminismo, es reírse de años de lucha y de mujeres que han dado y dieron su vida por sus ideales y es por este tipo de burlas que no se cree en el feminismo.

Muchas veces se ha dicho que somos las mismas feministas las que logramos ese desprestigio, “son muy violentas”, “pueden hacer sus movimientos pero ser más suaves”, “vestirse decente”, esperen un segundo, dónde está el manual para ser feminista.

Feministas somos muchas, históricas, pasivas, igualitarias, radicales, lesbofeministas, transfeministas, y una larga lista, finalmente, no hay un solo tipo de mujer, somos muchas y por lo tanto cada una encuentra su causa.

Quién me va a decir ¿qué es y qué no es Ser feminista?, seguramente un hombre que espera que cumplamos con cierto rol.

Ser feminista no es una moda, claro que no, cuántas mujeres prefieren decir que están a favor de las causas de las mujeres pero que no son feministas, cuántas no prefieren decir que están a favor de sus derechos pero que no se consideran feministas, ¿por qué?, porque la palabra da miedo, decirse, sentirse y ser feminista no es un moda, al contrario, que no te escuchen decir “Soy feminista”.

y no, no es que queramos que los hombres sean convertidos en velas o lámparas, pero por años, ellos han gozado del poder.

Increíble, pero hoy en el 2016, la mujer que se dice feminista recibiría lo siguiente: se van a burlar, la van ignorar o la van a cuestionar si algún novio la trato mal.
 
No, no culpo a las mujeres que desconocen qué es ser feminista, nuestra lucha siempre se ha visto manchada por aquellas conductas que nos dice lo que sí y no está bien.

Si hablan con un discurso feminista pero, tienen miedo o no quien decir que son feministas, a ustedes las invito a que lo griten, a que lo digan: Yo soy feminista, feminismos son muchos pero la causa debe ser una “la mujer” y lo más importante, no estamos solas.

Es gracias a estos movimientos que nosotras hoy podemos votar, estudiar en un universidad, recibir un sueldo, optar por el matrimonio o ser soltera y etc. Exacto, todo eso lo lograron las que ustedes llaman feminazis.

Hoy más que nunca ocupamos de feministas y sororidad, de unirnos bajo un mismo grito para exigir que nos queremos vivas, para decir que queremos reconocimiento e igualdad laboral, derecho sobre nuestra cuerpa y sexualidad, hoy más que nunca necesitamos al feminismo, para lograr que más mujeres lleguen a puestos de poder sin ser víctimas de violencia política, ocupamos de mujeres preparadas y no de hombres queriendo el poder colocando a mujeres.

Sí, yo soy feminista!




Esas ganas de etiquetar, 1er parte: soltera





lunes, 7 de noviembre de 2016

Esas ganas de etiquetar, 2da parte: luchonas



 "Las cargas del matrimonio siguen siendo mucho más pesadas para la mujer que para el hombre" llegó a decir Simone De Beauvoir, no tener es carga y decidir por nuestra carga, también sigue siendo pesado para las mujeres.

Antes les decían las madres solteras, abandonadas, hoy son las luchonas, las que se enorgullecen de ser solteras, madres, profesionistas salir de fiesta y educar a los hijos, barrer, lavar, estudiar y etc.

Hoy nos divertimos con ese personaje de la cultura mexicana, desde Cinemex, hasta a Jolie, las redes sociales nos recuerdan que es un problema social el alto número de madres solteras, que están presentes, pero está mal ser una de ellas.

Cuándo leo que se burlan de algún acontecimiento social y lo comparan con las luchonas, me doy cuenta que el juego por el poder lo siguen llevando a las altas esferas sociales, culturales y políticas, creen que ser madre, hacer cientos de actividades y criar un hijo es solo una pérdida de su territorio y de su poder.

Por qué, no se preguntan dónde está el padre, por qué se fue, por qué no se quedó  a compartir lo “luchón”, no he visto campañas “busca un luchón y reclámale”, “denuncia al luchón”, ellos pueden decidir si se van o quedan, para ellos era diversión, el miedo les gano, la salida es fácil, ellos no deben de cargar 9 meses y una vida un bebe.

Algunas reflexiones muy interesantes dentro de la crítica a las luchonas:
  • Escoger criar un hijo sola: es sinónimo de crítica, por que la economía hoy en día nos pide que salgamos  trabajar.
  • Esta mal salir a divertirse un rato, seguimos perpetuando el rol: la mujer a lo privado, la mujer con hijo deja de ser mujer para convertirse en cuidadora de 24x365.
  • Decidir criar a un hijo sola en lugar de un aborto, es crítica, pero si quieren abortar también es criticado.

El término “luchona” se ha vuelto un palabra que denigrara a la mujer que toma decisiones en la vida, probablemente no todas decidieron ser madres solteras, muchas se vieron obligadas a serlo cuando ellos, las parejas, decidieron abandonar el juego y no ser parte de esa lucha.

Ser luchona, es una nueva forma de micromachismo, nos recuerda que la sociedad sigue sin aceptar que las mujeres decidamos sobre nuestro cuerpo, vida, familia, pero mucho más importante, que las mujeres decidamos por lo que somos.

Ser madre significa sacrificios, abandonar sueños y retos, no lo creo, ser madre es compartir, educar, enseñar, cuidar, ser madre es amar a alguien como tuyo, pero ser madre jamás ha sido un pretexto para dejar de “ser” mujer, amiga, hermana, esposa, ser madre no es un pretexto para no salir a bailar, comer y trabajar.

En alguna ocasión, un hombre me cuestionó y me explicó: si ellas querían ser luchonas, que lo fueran, pero que no lo estuvieran exhibiendo y recordando cada que pueden, al contrario, vamos a recordádselos todos los días, por qué para hacer un bebe se necesita de dos, y ser luchona solo de una.


Probablemente usted se pregunté amable lectora y lector, ¿cuántos hijos tengo para hablar de este tema?, no tengo ninguno, porque ha sido mi decisión, pero conozco a esas mujeres maravillosas.

Ser mujer es una decisión, ser madre, también, pero ser luchona también es una decisión, muchas veces ocasionada por el abandono, ahora las y los invito a que dejemos esa campaña de “luchonas” que solo visibiliza odio.


Me gustan las mujeres luchonas, las que salen adelante, pero lo más importante las que toman una decisión, deciden cómo y cuándo.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

A ellas, in memoriam




Esta no será una calaverita como otras,
Que llene de versos, rimas y aventuras,
Las andanzas de la comadre la flaca,

No, no creo que el destino lo quisiera así,
Me niego a creerlo,
¡No!,
Porque ellas no se fueron con la catrina de la mano brincoteando,
Ellas no son parte de ese verso donde la catrina va por ellas
y se van jugueteando,
Ellas no se fueron bailando entre las tumbas
A ellas,
la muerte no se las lleva con alegre fanfarrea.

A ellas,
la muerte se las lleva en silencio,
¿Cuándo habías escuchado eso, una Catrina triste?,
Shhh hagan silencio,
“Una más”,
Y aunque lo niegue,
bajo esa sonrisa desfachatada,
una lagrima cae.

Sí, la muerte también llora,
Porque aunque lo duden,
Ella también carga
Con almas que no quiere llevar.

A ellas,
a las que les fue arrebatada la vida,
No porque fuera su momento,
ni condición,
A ellas,
les fue arrebatada por ser mujer,
Por vestir, por decir,
Por salir, por usar,
Por ser.

A ellas,
la catrina no les preguntó,
A ellas,
la calaca no las hizo reír,
A ellas,
no les componen cómicos versos,
Ellas en silencio se van.

En los fieles las olvidan,
Para ustedes no hay pan,
Ni calaveras de dulce,
Para ustedes el olvido sin flores ni rimas,
A ustedes,
Las olvidadas,
Las ausentes,
Las rebeldes.

A ustedes
Las recuerdo con rabia:
¡Vivas se las llevaron!,
Las recuerdo con pesar:
¡Vivas las queremos!.

En México,
la muerte es alegría,
La muerte es juego, color, dulces,
Flores y papel picado,
La muerte es un rostro risueño
Con maquillaje blanco,
Pero la muerte hoy tiene cara de mujer.

Por ellas, cuya vida fue arrebatada,
En memoria de todas las mujeres y mujeres trans.


Ni un menos.

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics