martes, 8 de marzo de 2016

No flores, quiero ser mujer

Un año más para conmemorar, para recordar, y reflexionar sobre una lucha. Año tras año venimos escuchando lo mismo, que aún falta trabajo por hacer, que las causas de las mujeres, que si nos unimos somos más fuertes y bla bla.
Es la verdad, no me miren feo, en un solo día hacemos promesas para 365 días del año, metas, objetivos, pero lo que nunca mencionamos es que el primer compromiso debe ser con nosotras.

Me pregunto si Beauvoir, Wollstonecraft, Tristán, Luxemburgo, Zetkin, Woolf y cualquiera de las feministas, se preguntó quiénes eran, pero no ese clásico quién soy cómo cuándo pierdes la conciencia, no, ese quién soy cómo mujer.

Cómo mujeres, y bien lo resumió Beauvoir “la mujer no nace, se hace”, pero hasta qué punto crecemos como ciudadanas, profesionistas, madres, empresarias, conociendo cómo somos mujeres.

Una de las reflexiones de este año es el empoderamiento de la mujer, - por favor las que ilustran dejen de poner a una mujer agresiva, el empoderamiento es un poder de decisión no de golpear al primero que se ponga en nuestro camino- y una de las vertientes del empoderamiento es el saberse a sí misma y saberse como mujer, no podemos tener mujeres empoderadas que no se conozcan.

No sé ustedes, pero a mí me pasa muy seguido y es algo en lo que trabajo mucho, saberme mujer, porque llega este día, el “Día Internacional de la Mujer” y todo se vuelve rosa, morado y un constante “gracias a la mujer por ser, la mujer es, ellas son”, pero en verdad ¿qué somos?

Hoy 8 de marzo sin duda es una fecha para alzar la voz por aquellas que siguen siendo víctimas, alzamos la voz por las desigualdad, por esas prácticas en las que salir y viajar sola, decidir ser soltera o negarse a la maternidad aún son mal vistos, por contar con derechos políticos dónde tenga más peso las capacidades y experiencia y no el apellido, por las que son madres, madres solteras, por las que jornadas triples, por ellas, por nosotras.

Hoy quiero saberme mujer y saberme libre, gritar que soy feminista y que mis causas por las mujeres son todo el año –no solo el 8 de marzo-, quiero poder opinar, leer a otras feministas, compartir, construir sororidad y como una amiga lo mencionó encausar a una futura feminista, contagiar esa alegría y no recibir una flor que quiera callar nuestras voces.

Hoy 8 de marzo nos invitó a reflexionar lo qué es ser mujer y cuál es nuestra causa, por que llego el momento de unirnos bajo una misma bandera: las mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics