sábado, 6 de junio de 2009

finales...


Los exámenes finales crean un hueco constante entre la realidad y el inhóspito murmullo de la biblioteca que abre sus puertas 15hrs y recibe con las pastas ilusionados a los despistados y a carrereados que buscan la respuesta del examen final, los laboratorios de computación, salas de edición, laboratorios de química, física, bilogía, morfología, fisiología, fotografía, los salones de clases lucen vacios por horas y en ocasiones saturados de hojas y miles de preguntas.

Shhh!, no hagas ruido, que estamos en examen final….

Entre la cafetería, los refrescos, las tortas, los tacos con sabor a libros amontonados, con cada mordida repasamos una y otra vez como se dice ame en francés, alemán, ingles y hasta italiano.
Los mexicanos somos así, aunque nos avisen tres días, una semana o un mes antes nunca prepararemos los trabajos con tiempo suficiente para estar satisfechos o para no sentir ese “estrés placentero”, “¿qué, el trabajo es para mañana, qué?”, ¿Cuándo, hoy, no $#%%&#%?.
Y al final llega la noche deseada, todos abordamos el camión, el camionero siente esa angustia y a lo largo del recorrido música tenue nos acompaña mientras repasamos las notas para el examen del día siguiente, todo esta calmado, tranquilo, las miradas tristes y el pensamiento lejos, muy lejos tratando de recordar las respuestas anotadas, pensando en si pasare el examen de calculo vectorial o si el ensayo sobre la existencia del ser humano no tenia faltas de ortografía, recordamos una y otra vez, vemos las luces dela ciudad que nos llevan por el largo senderó.

La noche es joven, ¿pero que tan jóvenes somos nosotros?....

El despertador suena estrepitoso, “¡que flojera levantarse! Y tan temprano, entro hasta dentro de 8 horas, cinco minutos mas mami”, el café al lado y los libros bajo el brazo y otra vez la mismo ritual….
….

9 comentarios:

  1. Muy bueno tu relato, la forma de narrarlo fue espectacular!!!!

    Felicidades....

    ResponderEliminar
  2. Excelente post!

    Y tienes razón.. pareciera que nos encanta sentir ese "placentero estres" ..Quizá así conseguimos que nuestro cuerpo tenga esa dosis de adrenalina extra durante el proceso de convertirnos en "triunfadores"; digo, al saber que ese día lo logramos!

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. sii, pero sabes, es la mejor época de la vida, así que lo que ahorita nos agobia, sé que después lo añoraremos como locos


    saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Despues no son examenes finales, pero se sigue pasando por el mismo estres de ultimo momento en los trabajos.

    Xhaludos Aki, que estes muy bien.

    ResponderEliminar
  5. asi es como nos gusta vivir aunque nos duela admitirlo muajaja

    pero en fin asi ando en estos momentos maldita web que no jala

    ResponderEliminar
  6. si por que siempre aremos lo mismo... quien sabe saluditos despistados

    ResponderEliminar
  7. coincido con kalei, pero tambien contigo, es agobiante tener que levantarte taaaaaaaan temprano, cuando el cuerpo llama a quedarse 5 o 10 o 15 o 20 o 30 minutos mas =)

    saludos desde mi pequeño bosque.

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo perfectamente linda Aki.

    Y ni modo hay que seguirle aunque cueste.

    Por cierto, no creo solo pase con nosotros los mexicanos (ni todos los mexicanos somos así).

    =)

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola, como estas??? espero que disfrutando de tu estres pre-traumatico, bueno solo queria saludarte y desearte un feliz fin de clases, nos vemos.

    Y recuerda, Se Feliz.

    ResponderEliminar


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics