sábado, 18 de julio de 2009

Gordita

-Aki deja de comer, te vas a poner gorda-, -mira esta niña solo come y come-, una y otra vez lo repetían, “ya basta”, quería gritar, pero mis gritos se ahogaban entre las burbujas del refresco.

Era una puberta, solo eso, entre los 13 y 14 añitos, como diría mamá “la edad del desenvolvimiento”, y aunque no es pretexto mis 13 años fueron de mala suerte, encontré refugio en la comida, comía solo comía, en cada bocado no solo me desahogaba sino que también me deleitaba.

Chocolate, pasteles, pastas, carnes, sopas, cremas, mársicos….

Mi abuela tal vez lo decía porque no quería que terminara como mis tías todas unas “0” bueno más bien todas unas “O”, que hay de malo en las mujeres rellenitas, díganmelo que hay de malo, -ahora que veo todo esto desde mi sala de cine particular me cuestiono eso y mil preguntas más, pero antes mucho antes tal vez la grasa y la mantequilla me cegaba la vista pero las cosas no las veía igual.
“¿Acaso comía mucho?”, si, comía.
Pero como todo en la vida o al menos en esta vida, llego el momento en que “puff”, y así fue, llego el sentimentalismo, el estrés los nervios de ser la gordita o al menos si la rellenita, era la secundaria y los chicos pueden o más bien son malos, las chicas lindas, las delgadas, eran las que se quedaban con los mejores, si yo quería ser de esas chicas lindas, huecas, superficiales.
El verano que entre la prepa y a partir de ese momento me ejercite, vaya que me ejercite, con el tiempo deje de comer, mi propósito: ser delgada, agriamente diré que lo logre, me esforcé, en cada abdominal me recordaba que las delgadas conquistan el mundo o al menos a los hombres, si, no llegue a la anemia o bulimia eso de vomitar me da no se que, pero no comer me llevo a problema alimenticios, mareos, gastritis y para rematar presión baja que con un beso de dulzura logro subir.
No conquiste el mundo, mucho menos a un hombre perfecto, no, ser delgada no me trajo eso, eso lo conquiste por otros medios, pero ser delgada no me lo consiguió.
Ahora que veo las fotos de la secundaria no me encuentro en ellas, y no porque no sepa donde estoy, sino porque es una imagen triste, no llegue a engordar de forma alarmante, digamos que esta bien, pero no era feliz, no se si decir que la sociedad me hizo bajar, esos tabús, el marcado estereotipo y el continuo “no” me llevaron a volar, me transformaron o mas bien me dieron una envoltura en la que estoy feliz, me pintaron una sonrisa.

Los recuerdos van y vienen, algunos para bien otros para mal y muchos más no se para que, ya paso todo, no me avergüenzo, no me molesta, si un día fui un poco mas gordita de lo que soy ahora, pero el que dirán me callo y me hicieron cambiar.

11 comentarios:

  1. Me llego mucho tu post Aki.. mas aun porque mi hija mayor esta pasando por lo mismo... flaquisima.. es una lucha que se alimente bien...

    =(

    ahora que lo vivo desde la vereda de la maternidad es una tortura darme cuenta lo que son los estereotipos es las niñas...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. pues te dire, no se si me creas o no me creas XD pero pues encerio lo mejor de toda persona no esta en el fisico. aunque pues por salud uno no debe de pasarse, pero psss es que es la edad en la que uno ni sabe que show y todo lo estresa, pero bueno. que estes bien.

    ResponderEliminar
  3. haaa y se me olvida estate atenta por lo del concurso si vasa particias he!

    ResponderEliminar
  4. Híjole!!!

    Yo siempre he estado en total desacuerdo en aquello de "Hay no como esto por que engordo", "No por que tiene muchas calorías", etc. etc.

    No hay nada más rico que comer lo que se te venga en gana. Digo, tampoco estoy en pro de la obesidad, todo con su respectivo límite.

    Pero no, yo no tengo nada en las personas llenitas... al contrario!!!


    jajajajaja.

    ResponderEliminar
  5. Un poco mas gordita, jajajaja.

    estas re flaca.. jiji

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. te comentare una verdad mas de mi

    en secundaria estaba gordisimo

    sii era un barrilito

    chaparro y gordo

    la verdad las mujeres (no todas) oueden llegar a ser muy crueles con los hombres

    estaba tan gordo que me tenian que mandar a hacer mis pantalones por que no habian de mi talla

    y sabes que era mi sueño

    no era tener novia, ni mucho menos ser aceptado

    era poder usar unos pantalones de mezclilla, hoy en dia soy algo lleniyo, ni tan gordo ni tan flaco pero ando muy feliz

    la clave de todo es ser feliz y sabes conquiste el mundo y me conquistaron aunque esa persona tan especial para mi ya se nos alla adelantado

    en fin

    mi ama la muy querida me saca de onda xD

    ResponderEliminar
  7. No tengo nada en contra de los gordos ni de las gordas, cada quien es como es y eso no quita el que me caigan bien o mal.

    Saludos aki...


    buahhhh! qué traen contra mi?... buahhh!

    ResponderEliminar
  8. Linda Aki,

    Creo que cada quien va a tener la imagen que decida tener y eso los demás lo debemos aceptar y respetar sin embargo, si entramos al tema ¿cual es el estereotipo a seguir para por ejemplo... modelar? nos metemos en problemas.

    Algo es cierto, todo lo que deseamos entra por los ojos y a veces cuesta mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. No debes permitir que te obsesione pero bueno que estás delgada

    permanece así de una manera sana

    te sentirás mejor y te gustarás más a ti misma

    pero que no se convierta en una tonta compulsión, que sea mejor convencimiento y satisfacción.

    Besos niña del espíritu pleno.

    No te olvido.

    ResponderEliminar
  10. pues a mi parecer entonces
    si estas delgada
    no deberías preocuparte por tu peso
    bueno he publicado
    quisiera que visitaras mi blogger
    porque te deje un regalito ahí
    he =)
    un beso linda cuidate
    y no te preocupes tanta por ello
    abrazo

    ResponderEliminar


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics