sábado, 2 de enero de 2010

2010, el primero del año


Con el cambio del año, viene el cambio del almanaque, mi abuelo tenia la tradición de guardar cada almanaque, de tal forma que cuando murió nos dejo un fajo de 30 años de almanaques, no puedo decir que no los dejo, sino que años después de su muerte mi padre los encontró así que falta como una década de almanaques, para diversión, tradición y unión de mi pequeña familia, cada año guardamos junto a los demás almanaques el del año que despedimos.
Este año no me atragante de uvas, más bien devoré tanto pastel que amanecí media cruda de pastel de cajeta – a pero que rico estuvo-, esta cena del año pasado – y me refiero a la que celebramos hace dos noches- ocurrió de todo, desde la misa a la que tuvimos que llegar 2 horas antes, la primer hora fue de una boda en la que no conocí a los matrimoniados –jajaja, que curioso se escucha- y fue allí donde me entere, que el padre no dice “los declaro marido y mujer”, y mucho menos dice “puede besar a la novia”, mi madre asegura que eso me pasa por ver muchas películas, -acabe el año con una fuerte verdad-, la segunda hora no la recuerdo muy bien –me quede medio dormida-, pero bueno después cuando estábamos preparando la mesa – es la ocasión ideal para sacar la vajilla de la bisabuela- que los platos, copas, que cortar el pan y todo eso, pero resulto que mi hermana rompió una copa, - y eso que aun no tenia vino y ella no había probado ni gota de él- así que hubo que ir por la aspiradora porque la copa se deshizo en mil pedazos y voló por todo el comedor –llego mucho más lejos por que nos encontramos pedazos en la sala-, después de todos esos percances el largo discurso de mi padre de 3 segundos y a cenar.
Vaya, llegue al 2010, aun recuerdo lo mucho que nos aterraba llegar al 2000, que el fin del mundo que las computadoras no iban a funcionar, y vaya ya llegamos al 2010, volteo hacia atrás y a pasado de todo, desde el recuerdo de las caricaturas que veía cuando niña hasta mi paso por escuelas, victorias y perdidas, cuando niña no pensaba en que llegaría al 2000, mucho menos al 2010, ahora me pregunto y el 2020?
Oficialmente ya es 2010, y aun sigo viendo como termine el año pasado, mi recuento de los daños o no daños sigue incompleto, pero aun así puedo decir que fue un año excelente, paso te todo desde las lagrimas por perder seres queridos como la alegría de volver a ver a otros y ahora con este nuevo año uno de mis propósitos es ser muy, pero muy paciente, este año será muy pesado por muchos proyectos que se vienen, unos son nuevos otros incompletos que hay que terminar.
Este año iniciamos con nuevos impuestos, y con una agenda lista para llenar de citas, avisos, compromisos y notitas importantes, que nos depara este 2010, quien sabe, creo que ni el tarot, ni los astros nos pueden decir a ciencia cierta o mínimo a conciencia que es lo que nos depara este año, pero lo seguro es, que es un año más para vivir y recibir con los brazos abiertos (para abrazar o golpear) todo lo que venga.


9 comentarios:

  1. espero que este 2010 te guarde muuuchos momentos felices y que los disfrutes cada uno de ellos al máximo... Oye y en mi rancho todací el padrecito dice, los declaro marido y esposa... oooh siii.. te lo digo yo que a finales del 2009 fui a 5 dif bodas:S besos1

    ResponderEliminar
  2. jajaja hijole aki, ya te imagino alegando con tu ma, que le faltaron palabras al cura jajajaja

    por el percance de la compa, pues ni modo una menos :-(

    ninguna copa en este mundo deberia dejar de existir

    xhaludos

    ResponderEliminar
  3. Yo cené lechón que no era lechón. En fin, sabía rico y mis arterias se llenaron de colesterol. Todos felices.

    Un abrazo,
    Ta.

    ResponderEliminar
  4. qué tales aventuras, eh... espero que este año te traiga muchas bendiciones y éxitos. quiero que te vaya de lo mejor :D

    a diferencia de años anteriores este año no hubo cena en mi casa. vamos a ver qué pasa en los próximos fines de año :D

    ResponderEliminar
  5. Aki!! gracias muchas gracias por el premio de Los reyes del navidad, te lo agradezco en el nombre de Ann y mio, te deseo muchas felicidades, un año lleno de exitos y mucho trabajo con la respectiva remuneración en abundancia economica!! Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. emmmm, estoy contestando comentarios y creo que Iván está haciendo lo mismo porque vengo detrás de él, tenemos muchos amigos en común.


    Bueno, aki, espero que no abandones tanto el blog como en los últimos meses del año pasado y si lo haces pues bueno, primero es la escuela.


    Cuídate mucho y besos.

    ResponderEliminar
  7. En efecto nada mejor que recibirlo con los brazos abiertos, que toda experiencia que se viva en estos doce meses hara más enriquecedora nuestra existencia....feliz año nuevo!!!!

    ResponderEliminar
  8. Coño, ya había pensado en lo que te pondría hasta que leyendo los precedentes no puedo evitar envidiar al que comió lechón y le valen sus arterias y maldecir a la que recuerda los impuestos (yo sí debo un año).
    En fin, la entrada de tu entrada está muy bonita, de lo mejor que te he visto en esta bitácora.
    Lo de la cajeta tiene sentido tratándose de ti y tus vicios más ligados al azúcar que al alcohol, aunque estos dos nos salgan primos y tú nomás andes con el lado dulce de la familia...
    Muy lindo lo de las bodas. Ésa es la historia de la vida, la realidad siempre sepulta la ficción.
    En fin, ya parece mi blog y no el comentario... Abrazos de año nuevo y por ahí nos estaremos viendo.
    Que 2010 sea todo loq ue no fue 2009 y el año nuevo pague al contado las deudas del destino.

    ResponderEliminar


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics