lunes, 4 de enero de 2010

Ojos lindos, la historia


Mi lap vibra con incubus mientras afuera el aire tumba las hojas del árbol del vecino, mi mente baja entre un año que se termina con cada paso de las manecillas y un suspiro se escapa de mi corazón, una vez escuche que un suspiro era un beso que no se daba, que esperaba encontrar a su compañero a esa mejilla perdía entre la muchedumbre para lograr amarla, esta vez aprobare esa loca definición, mi suspiro buscaba esa conocida mejilla para plantarse en ella, para dibujar una sonrisa… quiero gritar, sacarme del pecho ese suspiro, esos besos, esa loca idea de ser querida por primera vez, ese jubilo de no saber porque ni de que forma pero que paso, solo paso.
Creo que no me entienden, bueno ya somos dos, ni yo me entendía los primeros días, ni siquiera me entendí los primeros minutos cuando me vi atreves de sus ojos, no soy la típica chica a la que le suceda esto, no lo soy!, -y no es porque me menosprecie, o no confié en mis encantos femeninos, pero no, yo solo se que no- y paso, ahora que analizo todo que platico con el de cómo, es como una de esas locas películas donde la damisela es una come libros interesada en su carrera y por salvar al mundo y el un caballero que se paseaba entre los pasillos contemplando la vida y viviéndola minuto a minuto, insisto y lo seguiré diciendo no soy esa chica que es encontrada (el amor la encuentra), no soy la chica de amor a primera vista, todo fue como película…

El viento sacudía los grandes arboles de la universidad, el reloj ya había dado la 1 o al menos eso creía ella, Aki se dirigía a la galería universitaria después de atravesar la plaza de las generaciones y andar alejando con el viento el que despeinara su cabello chino, bueno ese día dejo que el viento acariciara sus chinos, la bufanda bien amarrada –por su madre cabe aclarar antes de salir de casa y partir al trabajo- que volaba en cada vuelta, venia de radio, y como no había novedades ni pendientes para grabar decidió terminar los proyectos finales, en su lista aparecía como objetivo la exposición en la galería universitaria “Grabadores Brasileños” un trabajo que tenia que realizar para la asignatura de semiótica, en su trayecto su mente iba y venia entre el dolor del pie que le dolía como recordatorio de la “caída de las escaleras”, la exposición de Lipstixxx, la entrevista con Mónica y un sinfín de cosas que traen los finales, Aki subió la rampa que da con la entrada principal de la galería, no era muy pesado el trayecto pero su enorme bolsa le recordaba lo pesado que era, en la entrada una enorme pared azul con un letrero le indicaba el titulo de la exposición, a su derecha estaba un bulto al que no le presto atención –solo que traía una enorme mochila azul- el vigilante de siempre la saludo y Aki se dispuso a analizar las obras, a concentrarse, del otro lado de la galería un par de ojos azules, verdes o quizá era grises la veía con atención y se preguntaba quien era esa chica atractiva y con un estilo lindo (y eso no lo dijo por inventármelo es una confesión que el me hizo, jaja) la chica le había parecido atractiva desde que la vio atravesar la galería, paso a su lado pero ella no se cercioro de su presencia y eso que el mide 1.96m ya era normal que la gente lo volteara a ver por su altura o por penetrantes ojos, Aki brincaba de una a otro grabado si perder el tiempo anotaba y garabateaba en su cuaderno y el aunque no lo quisiera volteaba para ver en que obra iba, Aki fue y vino entre las mismas obras varias veces no quería perder detalle de ellas, las paredes estaba acomodadas como un laberinto de tal forma que aparecían nuevas obras a la vuelta de la esquina, por fin se detuvo en una obra peculiar, era un mosaico de grabados pequeños que se repetían cada cierto tiempo, en algunos mostraba el mismo que hace dos o tres grabados solo que de otro color y con otro encuadre, Aki se inclino para poder apreciar las obra de la parte baja del mosaico, tras de ella el mismo chico contemplaba otra obra, Aki miraba los pequeños grabados y a la vez escucho como unos pasos se acercaban a ella, se detuvieron en seco y la observaban, el se inclino un poco hasta donde estaba ella, entre la nada su voz dijo “¿estudias psicología?”, las piernas del grabado desaparecieron al escuchar las palabras, Aki volteo y vio una mejillas rosadas por el frio, sin saber de donde Aki pronuncio, “no, estudio comunicación, para ser más exacta comunicación e información”, y así de la nada el chico de los bellos ojos inicio una platica que continuo por Messenger, mensajes de celular y no podían faltar las salidas al cine, comer, el intercambio de postres, la visita en navidad y año nuevo hasta el dulces sueños.
No quiero ser damisela en peligro pero tampoco quiero ser la viuda negra, mi historia de un supuesto amor tal vez no es tan impresionante pero sin duda inicio conmigo el año y tal vez solo por esta vez sea un buen augurio.


4 comentarios:

  1. Awww Aki hermanita linda!!!!
    que alegria poder leer y saberte enamorada! y que bonita manera de ocnocerse jajajajaja aveces el amor llega cuando menos nos esperamso y dnd menos nso imaginamos y cuando no lo andabamos ni siquiera buscando!
    Ese cupido ha echo de las suyas contigo, que bueno me da gusto, y dile sl dueño de ess ojos lindo que mas le vale que te trate bien ;P
    Saludos buen dia!!!!! un abazo y un beso!!!!

    ResponderEliminar
  2. iiuu se quieren y sabe si sean novios, jajajaja

    que va carnalilla ud sigale y ojala se le cumpla...

    Ya vez, todo va mejor escuchando incubus yea

    !!!Punch a higher floor!!!

    ResponderEliminar
  3. Nena y porque no? ... claro que es un buen augurio y veras que este año seras muuuy feliz ..el 2010 tiene que ser genial! =) Besos!

    ResponderEliminar


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics