domingo, 30 de mayo de 2010

¿Somos el futuro?

Todo da vueltas, o más bien las últimas semanas todo ha dado vueltas y ahora ya no es por Cevallos, Paulette, Beatriz Paredes, Orozco, Lozano, tampoco es por mis intentos fallidos en el campo de las relaciones sentimentales formales/ocupadas/sin compromiso, sino porque esta vez a mi mente ha llegado la frase legendaria y atormentadoramente profética “Son el futuro de México”, exacto, frase dichosa que sale a lucir, brillar y engalanar todos los discursos de graduación sean políticos o académicos las brillantes personas que lo recitan.
Hace unas semanas fui a la toma de protesta de la Lic. De derecho, el nuevo presidente aunque un poco torpe al agradecer a las autoridades menciono algo muy listo o más bien algo muy inteligente, bueno, fue lo único inteligente que menciono en su gran discurso como nuevo presidente de Derecho: “siempre nos han dicho que somos el futuro, no es cierto, no somos el futuro, somos el presente”, días después en clase de historia me volví a enfrentar con esta frase, el tema era algo de los sistemas políticos, en mi argumento decía que no podemos cambiar a México si no cambiamos primero nosotros, recordando y citando esta frase, continúe con mi participación: nos quejamos de todo ¿pro que hacemos?, criticamos los porque, los para ques y los todos, absolutamente todo, somos buenos para hablar por debajo, pero enfrentarnos al público y tratar de ser el cambio, “eso nunca, que van a decir”, seguimos los tabus, las expectativas de una sociedad que cree que el cielo es azul porque lo dijo Paty Chapoy, creemos que todo debe ser así porque “así es”, hablamos sin saber, sin conocer y nos conformamos con lo que nos dan, y si aparece un valiente, uno de entre miles lo destrozamos con criticas, “si se puede”, pero el cambio aunque sea tardado lo hacemos todos, porque nosotros somos e presente y como podemos pensar en un futuro que aun no llega ni llegara si no vivimos el presente.
Tal vez mis palabras sean mediocres, pero si en mi salón de la uni veo todos los días a esos seres que “calientan “ un lugar, copiando tareas y elaborando proyectos una hora antes de su entrega, de personas que desde la esquina de un salón critican (en secreto) las propuestas de otros y abuchean las opiniones sean acertadas y si son incorrectas uhy…
No nos debería importar estos comentarios, pero, como combatir con tanta apatía, que si cuesta, que si es gratis, que es mucho, poco, que si llueve, truena o relampaguea, un circulo vicioso, y al final no hacemos nada, somos el futuro de algo que no conocemos, de algo que no nos atrevemos a hacer, a iniciar, somos el presente de una sociedad que necesita un golpecito para recordar que todos somos parte de este mismo circulo.

Les recomiendo esta revista, parte de la iniciativa de unos chicos de acá de aguas:  El picahielo

3 comentarios:

  1. el problema con nuestros países es que llevamos una carga de problemas social y de personas en que debemos cambiar nuestra forma de ser para que nuestra idiosincracia cambie nuestros países.

    ResponderEliminar
  2. El cambio empieza por nosotros mismos pero nos gusta estar instalados en nuestra comodidad y quejarnos de todo... no hacer nada, y muchos de los que vienen ¨el futuro de México¨ hará lo mismo, siempre pasa, nadie quiere dear el gran salto.



    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. S, el cambio debe de hacerse hoy y no dejarlo para los jovenes que "son el futuro", cuantos jovenes no se habran hecho viejos escuchando lo mismo?, Y una de las cosas que se escuchan tambien es, "para que cambio yo si los demas no van a cambiar" y esa es una forma de pensar basatante tonta.
    Para cambiar el futuro hay que empezar hoy, pero a ver quien se anima

    Saludotes Aki

    ResponderEliminar


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics