viernes, 22 de abril de 2011

¿Cómo se murió?

Íbamos caminando por la calle que ya se mezclaba de diferentes olores y colores con la llegada de la Feria de San Marcos, cuando mi hermanita volteo a verme y dijo “Hoy se murió Jesús”, no supe que responder o más bien que comentar por que las palabras de mi hermana no eran de pregunta si no más bien de afirmación.
Desde hace un tiempo mantengo una relación de conflicto con el “señor de los cielos”, como lo había comentado en post pasados nuestra relación es forzada, torpe, pasamos por enojos, malhumores y disgustos, creo que como toda relación humana las mejores y las más fuertes son las que pasan por todos los colores en la gama de humores.
Es curioso, pero si, esta cuaresma y pascua la he pasado peleada con “él”, no perdí mi fe, más bien ahorita no creo en “él”, no del amito de existencia si no más bien en cuanto a su trabajo.
Seguimos caminando y mi hermanita pero esta vez preguntando dijo “Por que se murió Jesús”, no supe que responder, como explicarle que se sacrifico por todos y que al final estas son las consecuencias.
La semana santa siempre es muy pesada, ha de ser que todo es tan callado, silencioso y ceremonioso.
Por el momento espero que los dos resolvamos nuestras diferencias.

5 comentarios:

  1. Hola:

    PrimeraSSSSSSSSSSSSSSSSSSS:

    Si, estos dias estan callados, incluso en el hospital donde trabajo, ayer-noche solo recibi a 3 pacientes.

    Mi Hermosa Bebesota, hace unos años me hizo la misma pregunta que tu hermanita, ja, dificil la respuesta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué difícil. Me negaba a aceptarlo en voz alta, pero creo también estar peleada con aquel de arriba, el que murió por nosotros.

    Te dejo un abrazo, uno silencioso, pero bien grande.

    ResponderEliminar
  3. Pienso que todos necesitamos creer en algo,da igual el nombre que le pongamos.
    Solía enfadarme muchísimo con Dios, no entendia porque permitia que me pasaran muchas cosas injustas y dolorosas.
    Un día intentando explicarles a mis hijas que se quejaban de vicio que tenían mucha suerte con su vida, les dije que tenían que dejar de mirarse tanto el ombligo y se me ocurrió que viesen conmigo la película "la ciudad de la alegría".
    Cuando acabó reconocieron que no valoraban suficientemente lo bien que vivían.
    A mí me recordó que la fe da igual en que (para mí se trata de vivir la vida intensamente)la llevamos dentro de nosotros y que es cuestión de visión,forma de ser.
    Esta gente pobre,enferma,sin la mínima comodidad tenían fé.
    La más inportante,la que da el amor por si mismos,el prójimo y las cosas pequeñas.
    Yo solía fijarme y darle importancia al plato que se rompe,la mala contestación,el mar humor de un compañero,(cosas pequeñas que te van amargando el día)y decidí poner fuerza de voluntad y cambiar el chip.
    Es cuestión de práctica ahora me fijo en la sonrisa de mi vecina,en el juego de dos niños, en el guiño del repartidor de paquetes o en lo calentito y crujiente que está el pan cuando lo compro.
    Así es mucho más fácil tener fe,un besito preciosa y que "hagais" pronto las paces.

    ResponderEliminar
  4. Sólo responde si crees realmente lo que dices o si aunque tú no creyeras, de verdad quisieras que otros lo hagan.
    Sólo esas dos razones justifican hablar de algo.
    Besos enormes.

    EDUARDO

    ResponderEliminar
  5. Yo no sé qué decirte aki.


    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics