lunes, 7 de septiembre de 2015

Una aventura a la mexicana

Había postergado esta decisión, aún estaba a tiempo de dar media vuelta y deshacer la maleta, pero llegue a la central, aún estaba a tiempo de regresar y tomar un taxi, pero entregue mi boleto, aún estaba a tiempo pero el camión arranco...
Cuántas veces hemos tomado la iniciativa de hacer cosas que nos nacen, yo me di cuenta que a mi edad apenas estaba viviendo y entre muchos de los cambios que estaba haciendo en mi vida era justamente eso vivir.

Ese fin de semana se había acomodado de tal manera que no tenía pendientes urgentes o que podía resolver desde un clic, así que saqué la maleta y me fui un fin de semana, el destino ya estaba planeado ahora solo tenía que llegar.
Serían alrededor de 12 hrs y transbordar, sabía que mis piernas, espalda, cuello y hasta mi paciencia las llevaría al límite, pero me dio igual.
Lo sé, lo sé, es una actitud poco característica de mí, pero ¿acaso tenemos más de una vida?
De mis viajes, algunos improvisados, otros de aventura he resuelto los siguientes consejos.
-Aunque sea un viaje estilo #AventuraMexicana siempre hay que avisarle a alguien de confianza a dónde vamos y dónde localizarnos, nunca sabemos qué percance puede suceder.- Intentar viajar ligero, esto sin duda nunca lo he logrado, he corrido con la suerte de no preocuparme por eso, pero en caso de que viajen completamente solas es una opción muy recomendable. - Solo llevar 1 maleta y con su respectivo candado para que no puedan abrirla en la central o terceros.- Elaborar una lista con lo que tienen que llevar, en una ocasión olvide meter la pijama y tuve que ser creativa.- Cada viaje es una aventura al paladar, así que vaya con los sentidos abiertos y disfrute de comer en los mercados, puestos, con las marchantas y en las esquinas.- Llevar el teléfono con buen espacio de memoria y batería.- Leer antes del lugar que van a visitar, para tener una orientación de qué es lo que quieren hacer o visitar.- Revisar el clima y siempre es bueno tener un rompevientos.- Llevar siempre un poco más de efectivo del que se espera gastar para no tener que andar visitando cajeros o pagando con tarjeta. Pero siempre he creído importante cargar con una tarjeta por eso de las dudas o percances.- Si está a dieta, simplemente disfrute y coma, no se quede con el antojo.- En su viaje aproveche a agendar una visita a correr o a ejercitarse en el parque del lugar, descubrirá que es maravilloso recorrer otras pistas.- Confié en todos pero sea precavida.-Yo sé que nos gusta el “glamour” pero viaje cómoda, en caso de viajes largos prepárese con alguna botana que no cause olor o mucho regadero, así mismo tenga entretenimiento a la mano, como un libro, su lista favorita de Spotify, y si el transporte tiene pantalla explore las opciones de películas.

Morí de frío y me angustio el baño, o que sólo saliera una línea de transporte y llegar por mi boleto de regreso 7 minutos antes de que saliera, correr a un minuto para alcanzar a tomarlo, no cumplir con el itinerario, bailar mucho, mojarme la "Mérita espalda", dormir mucho, caminar más y hasta aprendí de pipas. 
Escribo estas últimas líneas en el camino de regreso, con todavía 8 horas delante de mí, con muchos recuerdos, fotos y muchas ganas de volver.
A veces viajar solas como mujer es un reto, desde que toman tu boleto, hasta el hecho de tener que compartir asiento con un desconocido, tener que lidiar con el equipaje y trasladarse, pero ante todo, que esto no sea una limitante para conocer y aventurarnos a nuevos caminos.

¿Cuál será el siguiente destino?, no lo sé pero no pasara mucho sin que suceda, y por cierto como diría el programa de televisión, no le digan a mi madre. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics