lunes, 16 de mayo de 2016

Feministas en la administración pública, ¿es posible?

En el calor del proceso electoral y ya casi cerca de la recta final, la semana pasada se llevó acabo un debate (bastante interesante) entre los candidatos a la presidencia municipal de Aguascalientes, en la dinámica, a uno de los candidatos le preguntaron ¿a quiénes pondría de secretarios si él fuera el presidente?, en su respuesta mencionó a quienes el pondría para el instituto municipal de la mujer: tres compañeras feministas radicales.
Cuando estábamos por empezar el proceso electoral, escribí en dos textos que publique en este mismo blog, sobre lo indispensable que las mujeres que lleguen a puestos de elección popular sean feministas, sí, feministas. Lamentablemente la sociedad le tiene miedo al término “feminista”, cree que toda mujer que se identifique como “feminista” va a  andar por la vida con las axilas de colores, odiando a los hombres y sin usar sostén, el  feminismo tiene corrientes, pero todas al final buscamos: la causa de la mujer.
Sí, en la vida política necesitamos feministas que conozcan de los términos, acciones, planes, que tengan la sensibilidad y la voluntad de hacer (muchas veces sin aparecer en la foto), pero también necesitamos que vayan a las marchas dónde se pide un alto a la violencia, participe de los 25 de cada mes y del 25 de noviembre, que tenga una opinión propia sobre temas tan delicados pero necesarios como la interrupción del embarazo, que pueda platicar sin tabús con lesbianas, transexuales, mujeres indígenas, jefas de familia,  pero aún más importante que también tenga la humildad de seguir aprendiendo y una verdadera sororidad.
Nos hemos acostumbrado a ver las fotos de los gabinetes, dónde las mujeres son apenas la tercera parte, o menos, de las integrantes con poder de decisión, automáticamente son enviadas a puestos dónde el trabajo social y el arreglo personal es el importante, claro que contamos con mujeres, pero en el juego del poder, dar, significa dejar de tener para mí, eso es lo que los hombres deben de aprender a hacer, dejar de tener todo el poder. Y no, no pueden poner a un hombre a cargo de un instituto de las mujeres, por la simple razón que jamás va a entender los temas de mujeres, no los vive, no los siente, no sufre de una violencia de género.
Necesitamos a una feminista en el Instituto Estatal, en el municipal de la capital y en todos los puestos de ambos institutos, lo que sí creo: el feminismo se vive de manera diferente para cada una, por lo mismo cada una actúa de manera diferente, están las que dirigen colectivos o asociaciones, las que participan en todo, las que publican textos, las que marchan, las que son feministas de redes sociales, las que  hacen campañas sociales y políticas, para todas deben de existir espacios y sobretodo como feministas no deberíamos de juzgarnos.
Para los 10 municipios que no mencione arriba, necesitamos primero que las y los presidentes municipales que sean electos, se tomen en serio la Institución como una dependencia de acciones y no como un lugar para dar despensas a “madres solteras” y cubrir el requisito.
Realizando las consultas, fueron varias las que nos preguntaban “en el municipio no hay un instituto para las mujeres, ¿o sí?”, “instituto de las mujeres, y ese ¿qué hace?”, “¿en serio hacen algo?”, “instituto municipal, jaja, dónde, no lo había escuchado”,  es increíble que una institución que cuenta con presupuesto, puede bajar recursos, realizar campañas y etc., sea desconocido por las mujeres del municipio capital.
Han sido varias las personas que creen que por participar en la política no me puedo llamar feminista, que no debería participar de luchas y marchas porque significo unos colores, pues a todas y todos ellos están en un error, la política es el arte de organizar, construir y hacer por una sociedad, no me juzguen si no me conocen, mejor véanme trabajar, cuándo hablo por las mujeres hablo como mujer y esa es mi causa y hoy mi causa es exigir que quién llegue al municipio nombre a una feminista con capacidades y preparación en el instituto municipal de la mujer.
Claro que las mujeres que lleguen a puestos de elección y de administración deben de ser políticas, una feminista con esas cualidades políticas llega a cambiar la política, llega a renovarla y a abrir el espacio a más mujeres, pero sobretodo porque llegar a un puesto de administración publica implica conocer los programas, acciones, que conozca la burocracia y la grilla, necesitamos mujeres feministas que negocien presupuestos en las instituciones, empresas, programas estatales y federales, no todo se gana con marchas y en los gobiernos se necesita ser político.
Necesitamos mujeres en la política, en los puestos de elección popular, en la administración pública, pero también necesitamos empezar a ejercer más nuestro feminismo integrador con una bandera sororidaria.

Una mujer que hace política, hace un cambio por todas.

4 comentarios:

  1. muy interesante! no tenia certeza sobre como utilizar mi voto en la contienda hacia la alcaldía, pero me convenciste, desvariamos todas apoyar a la única candidata, quizá así tengamos un verdadero cambio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, lamentablemente la única candidata no tiene ni la menor idea de lo que dice, primero fue zumba y en un debate menciono"Talleres para los hombres de carpintería y a las mujeres de bisutería".
      Para nada estoy en contra de que las mujeres vayan a clases de zumba o de bisutería (yo voy a clases de zumba) lo que es increíble, es que la única mujer candidata proponga como política pública clases de "zumba y bisutería" y que siga manteniendo los estereotipos de género. Lamentable que siendo la única mujer no vea las necesidades reales de las mujeres, que no piense en acciones positivas que se puedan ejecutar en el municipio. Que pena que sea una mujer sin causa.

      Eliminar
  2. Lamentablemente son pocas las mujeres que alcanzan la cúpula y cumplen con las características que describes, la más de las veces no saben ni que hacer. Felicidades por tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alma, y ese es nuestro trabajo como activistas, no solo criticar, también exigir que lleguen mujeres preparadas y ok, tal vez no conozcan del tema, por lo tanto ayudarnos a capacitar, preparar y asesorar, eso es un verdadero trabajo en equipo en busca de una misma causa

      Eliminar


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics