lunes, 9 de mayo de 2016

Ponerse en los zapatos de las y los otros

Uno de los problemas con el que nos topamos a la hora de hablar de “género” fue la idea (es la idea) de que género solo hace referencia a las mujeres heterosexuales por lo que cualquier persona que se identifique con un género diferente al que tiene su físico, no entra dentro de esta categoría y dentro de ninguna, por lo que queda fuera de cualquier tipo de proyecto, apoyo o política.

Pasa que al elaborar políticas públicas pensamos desde nuestra realidad, en la comodidad de un sillón o un escritorio que nos dice que tal o cual cosa “debe” ser de tal forma, por lo que iniciativas como #GeneroMunicipio que buscan la inclusión de las mujeres deben de dar un giro y replantear que género engloba a todas.

La política es el lugar dónde se elaboran propuestas para acciones que beneficien a la sociedad pero como políticos se debe buscar legislar para todas y todos, probablemente crean que es posible hacer esto desde el escritorio, pues si usted es político está leyendo esto le aviso que no es la forma adecuada, probablemente mi forma tampoco sea la adecuada pero les explicare.

Algo que los políticos creen (sean candidatos o ya representantes electos) es que su condición representa la condición de toda la población, pues no, mucho menos un hombre va a saber cuáles son las necesidades de las mujeres (ni siquiera las mujeres podemos hablar de las necesidades de las mujeres), porque su condición de hombre lo tiene en una zona de confort (por confort me refiero a una zona donde por ser hombre visiblemente heterosexual no sufre una violencia de género, acoso o discriminación), por lo tanto ¿cómo hablar de la violencia a la mujer, a la comunidad LGBTIH si no es parte de?.

Con esto no busco victimizar y decir que todo aquel o aquella que sufra de violencia es un caso de éxito en las políticas públicas, pero lo que sí es seguro es que se debe de escuchar a las y los que en viva voz, de qué otra manera se puede hacer algo si no se platica, escucha a las y los que trabajan, conocen y son expertos en temas específicos, son ellas y ellos los que nos pueden orientar y dar una guía a nuestro trabajo.


#GeneroMunicipio está buscando eso, sentarse a la mesa, compartir un café, anécdotas, lágrimas y hasta unas galletas y escuchar, platicar de su trabajo, de lo que ha costado hacer y deshacer, de lo que se debería hacer y cómo podemos trabajar en equipo desde el municipio.
Ponerme en los zapatos de las y los otros y entender cómo solucionar ciertas problemáticas  suena casi imposible, pero solo se requiere de voluntad y de un compromiso real.
Cuando empezamos #GeneroMunicipio teníamos una visión y ahora se ha generado un compromiso de trabajar por un municipio en donde todas y todos sin importar el género tengan el municipio que merecen.


Gracias a todas las asociaciones, colectivos y organizaciones de la sociedad civil con las que hemos platicado y que me han permitido escucharlos, por nosotras y nosotros #GeneroMunicipio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics