lunes, 29 de agosto de 2016

Menstruación, parte III “con esto me tocó vivir”

Continuamos con la serie de narraciones sobre como las mujeres hemos vivido nuestra menstruación. Menstruación, parte II, “no es algo queme enseñó mamá”



A mis 51 años todavía recuerdo mi primera regla, irónico, ahora ya casi no me frecuenta; estaba en primero o segundo de secundaria –antes no nos llegaba tan chicas-, mi mamá me dio un libro para leerlo, ella nunca se animó a decirnos nada, alguien le dio el libro y esa fue la solución para explicarnos a sus tres hijas lo que pasaba con nosotras y nuestro cuerpo, no la culpo, eran esos tiempos.
Cuando me llegó, pensé que me había cortado, me llevo al baño y me dijo “es normal, a todas las mujeres nos pasa”.

En el colegio las monjas le arrancaban a los libros todo lo que tenía que ver sobre reproducción o anatomía humana, era algo que nos debían platicar en casa, pero en casa tampoco se platicaba.
En el pasillo o a la hora del recreo murmurábamos entre nosotras “¿ya te llegó?”, “dicen que a “fulanita” ya le llegó”, pero no era un tema que pudiéramos hablar, las mongas no debían escuchar lo que comentábamos porque no teníamos permiso de hablar de la regla, era malo.
En casa era lo mismo, cuando alguien manchaba la cama mi mamá se enojaba mucho y cuando alguien tenía dolores –no recuerdo a los 15 años usar la palabra cólicos, decíamos “esos dolores”- nos quedábamos en cama y mi mamá nos ponía una tortilla caliente en el vientre para quitar el dolor, no debíamos bañarnos, no debíamos hacer ejercicio, prácticamente no debíamos hacer nada.
Cuando me llegaba, tenía que ir por una “garrita”*, la doblaba y acomodaba en la pantaleta y si me daba dolor me acostaba; hacíamos paquetitos de tela para tenerlos ya listos, nos íbamos a la escuela y cuando regresaba de la escuela me cambiaba, me ponía uno limpio y tenía que lavar el sucio y luego llevarlo a que le diera el sol, era un proceso muy tardado.
Cuando empecé a ganar dinero lo primero que hice fue ir con mi hermana a Woolworth**, había unas cajas grandes amarillas con toallas de plástico muy delgadas, no recuerdo como se llamaban -empezaban con “V”, a ver búscale en google, seguro encuentras algo y también busca cuándo empezaron a anunciar las toallas en la televisión1- no sé si alguna de mis compañeras me sugirió comprarlas, pero todo fue diferente cuando las empecé a comprar.
Fue en el trabajo fue la primera vez que escuche a mujeres hablar de que andaban en sus días, se recomendaban que toallas comprar, que pastilla tomarse o que remedio para el dolor, hasta consejos de qué hacer si ibas a nadar, claro, todo eso se decía porque éramos puras mujeres.
Yo ya voy en declive, ya voy a acabar, ahora sí “yupi, por fin se acaba esto por lo que pasamos las mujeres, es una friega, es incómodo, a las mujeres nos enseñaron que un cólico y la vida sigue, tenemos que trabajar, llevar a los niños a la escuela, y si te duele te tomas una pastilla, no te quejas y sigues… creo que por eso le decimos “la regla”, porque es algo que a fuerzas tiene que llegar, es como la renta, cada mes llega puntual”.

“Con esto me tocó vivir por ser mujer”, eso me dijo mi mamá.




*no encontré como escribir esta palabra, o una definición exacta, pero la garrita según la entrevistada para “Menstruación, parte III”, eran tiras de tela (normalmente algodón) que se enrollaban hasta hacer un pequeño colchoncito que se colocaba en la pantaleta, algunas le agregaban en medio bolitas de algodón.
** Woolworth fue una tienda departamental que estaba ubicada sobre 5 de mayo saliendo del paso a desnivel, hoy en día está un edificio con diferentes negocios. Recuerdo que cuando niña visitábamos esa tienda, no recuerdo el año en que cerro, pero probablemente fue hace unos diez años.
1 las enfermeras en la segunda guerra mundial desarrollaron una toalla de celulosa (en lugar de usar algodón), en 1920 Kotex aparece en el mercado Norteamericano, pero se hizo famosa hasta los 70`s

https://es.wikipedia.org/wiki/Toalla_sanitaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics