lunes, 30 de enero de 2017

Pacto por la sororidad


Nunca creí que a mi generación nos tacaran momentos tan hostiles, de rivalidad entre países y un constante miedo por nuestros derechos fundamentales.
Estamos por concluir el primer mes de un año que pinta aterrador,  uno dónde nuestros derechos y la convivencia con el "gran" vecino se ve frágil ante cada tweet, ahora las mujeres nos organizamos para salir una vez más a marchar, para exigir el respeto a nuestros derechos, que quede claro, no exigimos nada nuevo, estamos defendiendo nuestro derecho sobre nuestro cuerpo, expresión, a decidir, a ser.
Ante todo esto, nos enfrentamos a un reto, el trabajo en equipo.
La respuesta es: sororidad.

"el apoyo mutuo de las mujeres para lograr el poderío de todas". Marcela Lagarde y de los Rios

A los hombres se les enseñó a arreglar sus diferencias con golpes y violencia, pero las mujeres no podíamos hacer eso porque somos “débiles” y debemos ser “correctas”, por lo que nuestra herramienta es la palabra y esas acciones discretas de llevar y traer chismes,  eso nos ha destrozado como aliadas.

Mi firma de correo electrónico cierra con "un abrazo con sororidad". Hombres se han indignado porque los excluyo y mujeres preguntan sobre su significado.

Puede que sea utópico creer que las mujeres podemos trabajar en la hermandad por causas y objetivos en común y más allá de eso, convivir en santa paz, sin grillar, criticar, atacar, juzgarnos entre nosotras por todo eso que luchamos y criticamos, es cuando nos volvemos machistas entre mujeres.

Sí, ni todas podemos pensar lo mismo, creer lo mismo y querer llegar a los mismos objetivos desde nuestro activismo, pero entendamos que lo bello del activismo de las mujeres es la capacidad de organizarnos y desde nuestra trinchera llegar a un mismo lugar por caminos diferentes.

Campaña de las compañeras "Antes de eva"

No podemos pedir que todas seamos iguales, mujeres somos muchas y nuestras luchas también lo son, pero es desde la sororidad que hacemos de esas diferencias una causa.

Dejemos de lado las diferencias, sí queremos que este año y los que sigan, nuestra voz retiemble, que nuestras marchas movilicen y hagan temblar a los opresores, empecemos por nosotras.


Hoy les propongo que el 2017 sea un pacto por la Sororidad, por la unión entre las mujeres, porque nuestra unión es poder y ese poder es el que necesitamos en estos momentos. 


No olviden leer: Quintaesencia Enero 

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics