martes, 12 de octubre de 2010

Libertad de expresion y el Ambulante 3

En estos momentos mi universidad atraviesa por un arguende enorme, todo empezó por un mensaje en faceebok que publico una alumna de decimo semestre en derecho, el mensaje agresivo y ofensivo para la universidad, al final termino suspendida por seis meses, a partir de esto miles se han juntado a la causa, miles han criticado a las autoridades y miles han dicho y desdicho, el rector ha dicho que no fue por el mensaje del face sino que fue por otra cosa, ¿cual otra cosa?.
Un grupo de alumnos creo un grupo en el face de libertad, a partir de este perfil hablan por hablar (a mi parecer), el anonimato (como ya en otras ocasiones lo he comentado) nos permite hablar por hablar, el anonimato, es un arma de doble filo, el rector dijo que este era un asunto interno de la universidad por que agredió a la universidad, pero a una semana de este hecho, ha recorrido los medios estatales y al parecer ya los nacionales.
Tras la suspensión hay toda una historia, pero la verdad ya no me interesa, apoyo la libertad de expresión, pero también apoyo que antes de hablar conozcamos de que hablamos y aceptemos que tras un mensaje abra una consecuencia.

Para amenizar el rato, los dejo con más del Ambulante


La botella
Muy temprano vi caminado por la calle a un señor de ya avanzada edad, complexión delgada, gorra roja y un poco cojo, sí, caminaba de ladito por la calle a paso lento, muy lento, claro que no me llamo la atención su forma de caminar si no que sus manos sujetaban algo, un bulto muy grande por debajo de su playera blanca, casi a un costado del estomago, uno que otro agujero se asomaba por su playera pero sus manos se aferraban a ese objeto, después de cierto trayecto el señor se detuvo frente a una tienda de abarrotes, a un paso antes de la entrada, metió la mano por debajo de su playera, volteo preocupado a ambos lados, seco el sudor de su frente y saco una botella vacía de caguama, ya más tranquilo entro en la tienda.


Vuelta en U
Las reglas de transito fueron elaboradas para ser respetadas por todos, por todos debería incluir a todos.
Justo acababa de cruzar la avenida López Mateos cuando me detuve en el camellón a esperar que el semáforo cambiara de color y poder cruzar, quienes tenían el paso preferente eran los conductores que venían de José María Chávez, espere un poco, voltee – solo por precaución-, justo iba a cruzar cuando una patrulla de policía municipal que se encontraba en el carril contrario dio una vuelta en U – todos los demás vehículos de ese mismo carril permanecía esperando su turno, pero esta patrulla se fue derecho, paso justo al lado del transito del desnivel de José Ma. Chávez, a quien por cierto saludo y se fue, así de rápido, así de sencillo, los que deberían de tomar el curso de transito son los mismos tránsitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics