sábado, 26 de febrero de 2011

¿Qué pasaría el despertar?


En clase de Ética el profesor nos leyó el cuento titulado La historia del difunto Señor Elvesham de Herbert George Wells, más conocido como H. G. Wells, en este cuento narrado en primera persona el personaje central llamado Edward George Edén, Edwards es un joven estudiante, con toda una vida pos delante. Un día cuando se disponía a ir a la zapatería a arreglar unas botas, un hombre de muy avanzada edad le invito a almorzar, decía que tenía algo que proponerle. Edward acepto. En el almuerzo propuso a Edward un trato, que consistía en que si él le dejaba toda su fortuna (pues era bastante rico), el chico tenía que darle a cambio información sobre su vida, todos sus mas íntimos secretos. Edward acepto.
Un día, aproximadamente a las 9de la tarde, el viejo llamo a Edward con el propósito de celebrar algo que había salido bien, el viejo no dijo de que se trataba. Le invito a un restaurante. Bebieron más de la cuenta, y casi al finalizar la cena el anciano le dio dos frascos con dos sustancias, una se la debía tomar en el instante, y otra era para antes de dormir. Edward obedeció y se lo tomo. Pero no tuvo buenas consecuencias sobre su cuerpo, pues tuvo una extraña sensación que nunca antes había experimentado, Edward pensó que seguramente era droga. Edward se fue a dormir, despertó en el cuerpo del viejo, esto le frustro mucho y se quito la vida al tiempo de estar en el cuerpo del viejo, pero no sabía que la herencia el joven nunca la cobro, pues fue atropellado 24 horas antes de su suicidio.
¿Qué pasaría si al despertar te vieras al espejo y tuvieras el físico de 80 años?, como a Edward más de uno escéptico e incrédulo creería que es solo un sueño, ¿alguno buscaría el suicido?, ¿Quién buscaría seguir viviendo?.
Pero entonces ¿Qué pasaría si al despertar tuvieran el físico de un niño de 7 años?, ¿seria diferente su vida?, ¿tratarían de no cometer los mismos errores otra vez?.
Tal vez sea muy exagerado, pero lo que no es exagerado es que muchos de nosotros nos levantamos en las mañanas y aunque en el espejo seguimos viendo ese rostro jovial nuestra alma se siente vieja y cansada.

Cuantas personas no les gustaría lograr esto, volver el tiempo, mantener la identidad pero rejuvenecer el físico, ¿cuanto bien traería esto?.

Feliz fin.

5 comentarios:

  1. Eso de rejuvenecer es más complicado en el espíritu que en el físico. Cuando el espíritu es joven, da lo mismo los años biológicos que se tengan, porque siempre serán bien vividos.

    ResponderEliminar
  2. Es siempre tan interesante pasarme por aquí que vengo como quien va por el periódico.
    Besos.

    EDUARDO

    ResponderEliminar
  3. pues joven de espiritu y mente siempre se es, pero no se aunque muchos lo anhelan no creo que sea algo que se pueda soportar

    ResponderEliminar
  4. Wow!! un post muy interesante, mmmm... qué haría yo? no lo sé, suicidarme quizás sea un poco precipitado, (simpre y cuando sea una persona mayor) y si fuera otra vez una niña, no se, puede que cambiaría muchas cosas de mi vida pasada y no cometería algunos "errores" pero mejor lo dejamos en un sueño, no me gustaría que pase ni lo uno ni lo otro =)

    Un besito Aki!

    Feliz semana!!

    ResponderEliminar


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics