domingo, 20 de marzo de 2011

Entre fiestas y otras cosas

Cuando pequeña me gustaba ir a las fiestas de cumpleaños por la emoción de la piñata, el payaso y recibir un bolo (una bolsa de dulces) bien dotado que nos aguantaría hasta esa misma noche.
El punto a narrar es que hoy fui a una fiesta infantil, lleve a mi hermanita y como buena hermana mitotera que me conocen me invitaron a quedarme para ayudarles con las niñas.
Antes que nada señalare los detalles más interesantes de la fiesta:
- Fiesta de puras niñas
- La temática fue: Pasarela de modas y disco
- Las dos actividades importantes que se señalan en la invitación fueron: (cito textualmente) “Prepárate para la pasarela de vestidos de moda mágica en parís y de nuestra fiesta disco y quédate a la pijamada”
- La música era un recordando mi adolescencia puesto que las canciones eran conocidas en mis épocas de adolescente (hacer el g a de g …)
- Nos dieron monedas de chocolate para poder invertir, apostar, cambiar en los juegos de mesa.
- La organizadora de la fiesta es maestra (educadora).
- No hubo bolo, les dieron una muñeca, la maestra quiere cuidar la sana alimentación de las pequeñas.
- La barra de botanas consistía en palomitas, salchichas, garbanzos con chile, refresco, monedas de chocolate, pastel y gelatina (no es muy nutritivo si lo que quería era buscar lo nutritivo).
- Todas las pequeñas usaban vestido como unos diez dedos arriba de la rodilla y maquilladas con brillitos, labial y mucha crema para el cabello.


Fue muy curioso, sobretodo por que a mi edad me gustan las fiestas infantiles, el pastel, la inocencia de la fiesta, los juegos, pero esta fiesta fue muy curiosa, además de mi imaginación desbordada y mi análisis de los detalles.


Desde mi imaginación desbordada todo era como una fiesta disco de los 70´s con pequeñas mujercitas divirtiéndose en una noche de mujeres, bailando, tomando, jugando juegos de azar. Y vaya que lo era, todo en pequeña escala.
Fue muy curiosa esta fiesta, no entiendo si lo que la maestra quería era que las niñas se divirtieran o que crecieran más rápido de lo que ya lo hacen, por favor son niñas de entre 9 y 10 años que bailan de manera muy extravagante, chismean sobre niños, modelan, se maquillan y ponen perfume, se pelean por ver quien se ve mejor, se preocupan por no tomar para no de pintarse los labios o no comer para poder usar el vestido.
Será que a esa edad jugaba a ponerle la cola al burro y cantar dale dale, o será que esta nueva generación madura más rápido.


Será que me quede chapada a la antigua en eso de organizar fiestas o que.
Le doblaba la edad a todas las niñas presentes, aun así bailamos y nos divertimos (cada quien a su manera).
Aprendí a bailar el payaso del rodeo (aunque no lo crean) y me di cuenta que debería hacer más ejercicio pues cada 30min debía hacer un alto y respirar.


Créanme esta fiesta me perturbador un rato, abra sido que ver a 7 pequeñas jugando a ser mayores no fue en momentos divertidos, pude ver en sus juegos y en como se comportaban a la que seria en unos años la líder consentida/creída/líder y quienes serian su sequito de seguidoras, vi a las tres niñas que de seguir juntas dominarían la popularidad de la secundaria o prepa, algo a si como niñas malas, las vi, a las tres, y en cierto sentido me desesperanza que a estas niñas estemos educando y sean en cierto motivo la esperanza el futuro del país, sobretodo que la organizadora una maestra hiciera esto, no es que quisiera ver a las pequeñas con libros y zanahorias pero con algo más apropiado para su edad.


El problema de nuestros tiempos es que el futuro ya no es lo que era.
Paul Ambroise Valéry
….Y vaya que si.

4 comentarios:

  1. Pues yo confieso que en cuanto leí los detalles de la fiesta se me hizo interesante, es decir, como una fiesta de película de riquillos de USA, claro que rompe con todas nuestras costumbres por qué y la piñata? y el pastel? y sobre todo el bolo.

    Por mucho que la nutrición y esto y aquello es algo que te motiva a ir a una fiesta desde pequeña. Ahora que por otro lado eso lo dejaría como para una reunión de señoritas, y no robarles la inocencia a los pequeños y menos hacer distinción entre si eres niño no vas a mi fiesta. Que cosas hacen los grandes tan raras xD

    ResponderEliminar
  2. Ohhh... qué lindo todo y qué envidia, si, envidia pero de la buena =D yo no tengo hermanas y es una espinita que tengo clavada, la vida ha decidido darme 3 hermanos a falta de 1 jejeje... pero reconozco que hasta ahora añoro el haber tenido una hermana, fijate que el otro día soñe con que tenía una mediohermana y te juro que si la tuviese no me importaría la querria tanto o más como a mis hermanos jajaja... pero que yo sepa no tengo ninguna mediohermana =P entre mis hermanos y mi sobrino soy la reina jajaja...

    Me ha gustado mucho, sabes me emociono y todo de tan solo pensar que yo también hubiese hecho las cosas que describes con mi "hemanita que nunca tuve"

    Un besote Aki.

    Feliz semana! =))

    ResponderEliminar
  3. Creo que soy más chapada a la antigüa que tú. Esas fiestas de verdad que no me gustan. ¿Dónde quedaron nuestras fiestas infantiles, con cantos, piñatas Y BOLO? Esnif.
    Yo aún no sé bailar Caballo de rodeo...

    ResponderEliminar
  4. Me he divertido leyendo y he transportado tu post a mis recuerdos de infiancia y aunque son diferentes, comprensiblemente por las costumbres distintas entre tu país y el mío, la esencia de perder algo que no se tenía tiene un tinte parecido.
    Besos.
    Como siempre un placer visitarte.

    EDUARDO

    ResponderEliminar


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics