lunes, 7 de diciembre de 2015

A mi anónimo, Campaña #DominemosTICMx



Estimado anónimo: voy a empezar estas líneas diciéndote que llegó el momento en que tus mensajes, comentarios y amenazas dejaron de hacerme daños, me costó trabajo; cada semana te pulías y esmerabas más y más en hacerme sentir mal, pero me di cuenta que esa no era vida, callar mis palabras y esconder mi pluma no es una opción ya que esas son mis herramientas en esta lucha. Imaginaras, que estoy llorando en una esquina cada que abro mi cuenta y veo tus ofensas, pero he decidido que por amor propio debo dejar que fluya y al contrario, trabajar más, ¡sí!, más, más porque te duelen a ti mis palabras, porque no comprendes por qué una mujer toma el espacio digital para hacer escuchar su voz y lo más importante opinar y decidir.

Sabía que compartir en mi muro ciertos temas sería complicado, pero no podía dejar de lado la campaña en pro del aborto y de decisión sobre nuestro cuerpo, di clic y listo, en poco tiempo llegaron likes, pero también los comentarios, me juzgaban porque no soy madre y no comprendo el amor a los hijos, de inhumana, insensible, asesina, todas, personas que conozco, familiares, amigos, pero en twitter me fue mejor, los anónimos, donde sin pensarlo dos veces decían que por personas como yo, este mundo esta como esta, en ese momento me di cuenta que tampoco podía ser libre en internet.
¿En qué momento el discurso de odio paso al plano digital?,  cuando las mujeres encontraron la opción de comunicar, difundir e informar desde estos espacios, pero también cuando ellos decidieron que podía ser su espacio y llevar las prácticas de control y machismo a la red, porque es su espacio de poder y  no es lo mismo ser una mujer a un hombre en internet.
La World Wide Web Fundation presentó hace pocas semanas el informe: Derechos digitales de las mujeres, en este se presentó que siete de cada diez mujeres jóvenes que usan internet han sufrido violencia y que  las mujeres tenemos la mitad de probabilidades que los hombres de expresarnos en la red, que nos dice esto, que opinar, hablar y hacer uso de nuestra voz es censurado.

La Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC), el Ministerio de Asuntos Exteriores de los Países Bajos (DGIS) y una alianza con Bosnia y Herzegovina, Colombia, Filipinas, Kenia, México, Paquistán y República Democrática del Congo realizaron el Proyecto “Basta de violencia: derechos de las mujeres y seguridad en línea” (2014), donde se presentan cuatro casos de mujeres mexicanas que sufrieron y fueron víctimas de esta nueva modalidad de violencia digital.
“En México el acceso a los avances tecnológicos ha permitido mejores y mayores maneras de comunicación e información pero también una nueva modalidad de VCM que tiene que ver más con el aspecto psicológico, aunque no por eso quedan descartados otros daños como el físico o el sexual. Este tipo de violencia a través de las TIC no está aún contemplada en la legislación.” (2014, p.7)

Dominemos las TICs es el nombre de la campaña, estrategia de sensibilización, educación pero sobretodo  de política pública que  se ha sumado a los 16 días de activismo contra todo tipo de violencia a la mujer “16 Días de activismo contra la violencia de género, práctica y conocimiento libre, comparte estrategias y domina la tecnología, en esta campaña se visibiliza a los agresores a partir de un mapeo, pero también se enseña –la educación es base fundamental- de estrategias y acciones que nosotras como mujeres en la red podemos emplear para estar más seguras: desde la protección de cuentas, contraseñas y el qué hacer en caso de agresión, pero algo mucho más importante es que nos empodera y nos da el valor de usar las palabras como bandera.


Muchos creerán al estar leyendo mis palabras que exageramos, pero los casos que se presentan en este informe no están solos, “el principal daño que podemos notar en todos los casos es el psicológico; sin embargo hay variantes, especificidades y otros tipos de privaciones”, todas presentaron violencia psicológico, acoso, chantaje, intimidación, de otras usaron su imagen para vídeos o montajes sin su consentimiento que dañó su reputación y moral, pero la finalidad es la misma, callar nuestras voces por qué Internet es un espacio donde no deberíamos de estar y si estamos deberíamos hablar solo de ciertos temas.

Destaco dos puntos del informe de México en el apartado de “Formación y sensibilización”, que me parecen muy importantes:
-La educación sobre las nuevas tecnologías sin duda es un espacio de oportunidad como herramienta para combatir la violencia que se presenta a través de ellas.
-Reformar la percepción de la violencia contra las mujeres para que deje de ser un tema de moralidad y devenga más en uno de discriminación y derechos humanos, ya que la concepción actual refuerza el control sobre el comportamiento sexual femenino y sanciona a las mujeres que transgreden las normas sexuales.

Es necesario tomar Internet, hacerlo nuestro, invitar, guiar a más mujeres y pensar en que sí podemos contar con un Internet más libre e igualitario, ese es para mí el objetivo de la campaña de 16 días de Dominemos las TICs, donde nos sumamos a visibilizar pero también a educar. Aún estas a tiempo de sumarte a este gran proyecto y decir ya basta a la violencia digital.

Creo en este proyecto, en su lucha, sus palabras, creo en el empoderamiento de la mujer y en un internet libre y feminista donde nuestras expresiones y causas puedan cruzar la red sin tener que encontrarnos con más de tu tipo, estimado anónimo, espero entiendas estas palabras porque estoy convencida que no ocupo de un anónimo para poder expresar mi voz, es por eso que hoy te escribo y te recuerdo que no estamos solas y que la lucha continua.

Atentamente

@AngieConter     

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics