lunes, 20 de marzo de 2017

¿¡Guapa!?

Arjona nos regaló en sus letras la imagen del taxista, en los noventas aprendimos que era el nuevo príncipe azul, un caballero que llegaba en su corcel (vehículo) a rescatar a una chica indefensa, por lo que para la colectividad, el taxista tenía ese permiso no escrito de “chulear”.
El día 15 de marzo, la bloguera Tamara de Anda denuncio a un taxista por acoso, increíble que parezca tuvo respuesta positiva de unos oficiales que pasaban en una grúa, finalmente denuncio y el taxista fue acreedor de una multa.
Tamara de Anda denuncia a taxista por acoso
 Este hecho ha generado que la reportera sea víctima de violencia en línea y aunque usted no lo crea, de comentarios que han juzgado de que su belleza no merece un piropo y que debía de estar agradecida de que alguien le hiciera el favor de decirle “guapa”, así como mensajes de amenaza, muerte y violación.

Periodista es acosada y amenazada por redes sociales tras hacer pública su denuncia por acoso
 ¿Cuál es el problema de gritarle guapa a una mujer en la calle si es de lo más normal?, no somos su propiedad para que vayan diciendo cumplidos en la calle a desconocidas, segundo, creen que ese cumplido contra nuestra voluntad debe ser aceptado, claro que no, ella y ninguna mujer va por la calle con un letrero que dice “dime lo guapa que soy”, o “dime algo lindo”, si nos vestimos, arreglamos para salir es porque nos sentimos bien con nosotras, nos gusta y no nos vestimos para que volteen a vernos.
 Y muchos podían pensar, pero a algunas mujeres les gusta, hasta sonríen, sí, pero no a todas les gusta.

“Esto, para mí, no solo no anula el problema con el acoso callejero, sino que lo confirma. Vale: admitamos que hay mujeres a las que les gusta que les griten “guapa” y otros comentarios similares en la calle. Pero también: admitamos que hay muchas mujeres a las que no. Muchísimas.”  ¡¿Acoso?! De Estefanía Vela
 Y no, la denuncia que hizo Tamara no fue porque estaba platicando con el taxista y le dijo “guapa”, la denuncia fue porque ambos iban en lugares diferentes, ella ni siquiera era pasajera de ese taxi y él desde su taxi le dijo “guapa” cuando la vio pasar. ¿Es justo que Tamara o cualquier mujer recibir este tipo de respuesta de la sociedad por exigir se le respete? Claro que no, la crítica a esta acción va en varios sentidos:
-Privilegiada, ella es una mujer blanca, con estudios y acceso a información, internet (desde su cuenta de twitter también denuncio), conoce sus derechos, por lo tanto no es equitativo que denuncie a un taxista que no sabe, por que asumimos que su condición de taxista lo hace vulnerable, pobre y al no saber nada, no sabe que debe de respetar.
Asumir que la condición de privilegio te hace más o menos persona para denunciar es una violencia en sí misma y desde ambos lados, entonces parece que nos quieren decir: conoce tus derechos pero no los exijas si alguien pobre los violenta o sabemos que los pobres no saben nada, por eso debes ser tolerante.


 -Normalizar, “pero si decirle guapa a las mujeres en la calle o algo lindo es de lo más normal en México”, “que se aguante es normal”, jamás va a ser normal que un desconocido te diga en la calle cualquier clase de “cumplido sobre tu belleza o apariencia”, (y no, no es porque  “pobre” o “feo” te lo dice es violencia), el acoso callejero se convierte en acosos cuando este tipo de frases o piropos son sin consentimiento.
Yo no ando por la calle con un letrero que diga “por favor dime algo lindo”, y creo que ninguna mujer lo hace, a nadie le gusta que un desconocido diga algo sobre nosotras (sea verdad o no), en eso insisto recae el acoso, cuando alguien por querer lucirse, quedar bien, buscar algo a cambio o por el pretexto que sea dice desde un guapo o sigue por varias calles a una chica diciéndole lo buena que esta.
No, no te pedí que me dijeras que soy guapa, y no es que tenga el ego muy alto o el orgullo, es que, si no te conozco no debes decirlo y si lo dices no debe de gustarme ni sentirme halagada.
 

-Exageradas, que todo nos parece exagerado, que hacemos un drama por una nada, que un “guapa” no es nada.
Amigos, lectores, personas de facebook y twitter, especialmente hombres se han manifestado con un “son bien exageradas” solo le dijo “guapa” no la violo.El acoso callejero inicia con un guapa y puede seguir con una violación, un secuestro o una agresión física o simple más agresiones verbales, ¿somos exageras?, no, estamos hartas.


 La acción de Tamara es sin duda un acto de valentía, denunciar un acoso callejero como un piropo es pocas veces tomando en serio por los oficiales o autoridades, y como siempre revictimizaran “qué andaba haciendo”, “así anda vestida, por eso le dicen cosas señorita”, como mujeres nos han dicho que debemos callar, que decirnos “guapa” debe ser agradecido.


 “A pesar de que es una de las formas de violencia más extendidas en el país, el acoso sexual callejero no está tipificado como un delito en el Código Penal Federal ni en el de los estados. Sólo la Ciudad de México considera a las miradas y palabras lascivas como violencia sexual; mientras que el Estado de México prohíbe tomar fotografías o videos de una mujer en el transporte público sin que ésta dé su consentimiento.” Acoso sexual y callejero no es considerado delito en México


No solo las autoridades, hacer una denuncia o simplemente contestarle al acosador puede resultar contraproducente para la mujer, por que será juzgada de violentadora, de promover disturbios y en otros caso el mismo acosador puede seguir o contestar más violento la mujer “por no dejarse”. Lamento que mis amigos hombres crean que esto es un abuso de poder, el día que los hombres entiendan lo peligroso que es caminar sola por las calles, tener que cambiarte de cuadra, y soportar los gritos, piropos y chiflidos y no decir nada de todo lo que nos dicen en la calle, no, no es normal y no tampoco está bien.

 Por más Tamaras, por que más mujeres defiendan sus derechos, los conozcan y los hagan valer, por más mujeres como Tamara, sin miedo a enfrentar un acoso.
 #YoSoyTamara #TodasContraElAcoso #TamaraDeAnda

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics