lunes, 28 de mayo de 2018

Violencia a candidatas, ¿qué está pasando?


También puedes leer:

Paternalismo electoral y violencia digital a candidatas
Democracia, violencia online y candidatas


Estamos a casi un mes de ir  a las urnas a emitir nuestro voto, con esa idea me detengo a revisar cómo van temas cómo género, violencia y qué se está haciendo.
Cuando hablamos de género, violencia y política nos dicen que todo está superado y las mujeres participan de forma normal como los hombres lo han hecho desde siempre, pero es mentira, la violencia la estamos llevando a todas las esferas de la vida –de la vida de las mujeres-, concuerdo nadie merece sufrir violencia, pero las mujeres por su condición y género son víctimas de más violencia.

Claro que es cuestión de género, a las mujeres las critican por su aspecto físico, cuestionan si serán buenas representantes por que usan mini falda o por que no sonríen, juzgan su credibilidad por el tipo de fotos que suben a sus redes sociales y lo lindas que se ven con maquillaje. Más allá de las propuestas o experiencia, las mujeres debemos entrar en un patrón que los hombres esperan que llenemos, ¿por qué los hombres esperan que llenemos ese patrón?, porque en el juego de poder político hemos seguido un patrón político masculino a seguir que siempre han interpretado los hombres, y nosotras lo reproducimos, no creamos uno nuevo y propio.
Y claro siguen la “tradición” del hombre sobre la mujer como propiedad, creen que pueden decidir qué si y que no en nuestras carreras y campañas.

Las Candidatas

Hace unas semanas nos sorprendió la renuncia de la hasta entonces candidata y única mujer Margarita Zavala.

Más allá de la filiación política de su proyecto, es importante decir que la ausencia como candidata nos deja un hueco terrible, a un mes de las elecciones las mujeres seguimos invisibilizadas en el proceso.

Vemos propuestas que se escuchan muy buenas pero que tienen como siempre el trasfondo de cuidado, privado y hogar, soluciones a temas en verdad preocupantes como la violencia gineco obstétrica, feminicidios, aborto, son olvidados al momento de pedir el voto.

Una feminista dijo en algún lugar que no por tener cuerpo de mujer se es afín a las causas de las mujeres, y probablemente la candidata (que se presentaba  con un discurso de valores) no tenía una línea feminista, pero su presencia en la lista de candidatos nos devolvía la esperanza de que las mujeres en la política mexicana estábamos presentes.

Han pasado más de 60 años desde que las mujeres mexicanas ganamos con sangre, sudor y mucho esfuerzo nuestro derecho a votar y ser votadas, hoy en el 2018 en una elección muy importante seguimos sin candidatas mujeres, eso nos dice algo como nación.

Violencia Digital
Todas las candidatas sin importar el partido han sido víctimas de violencia, pero no de cualquier tipo, en esta ocasión como lo dije hace tiempo he estado observando la violencia político-digital que enfrentan las mujeres candidatas.

Tenemos dos grandes sectores:
-Por como se ve: en esta incluimos su físico, belleza, cómos se ve, viste.
-Lo que dice: sus propuestas, discurso.

En mayor medida las candidatas son blanco de violencia por “como se ven”, abundan fotos alteradas resaltando alguna cualidad o una desventaja física de la candidata, fotos que comparten de ellas vistiendo, posando, festejando. Quiénes comparten este contenido podemos clasificarlos: internautas que lo ven y se les hace gracioso, internautas que participan en las elecciones de forma activa y cuentas falsas.

Los discursos de violencia a las mujeres que participan en las elecciones se han visto normalizados, no porque no se mención no quiere decir que no existen, al contrario están  presentes pero no sé denuncian, por desconocimiento, falta de interés, temor a una represalia entre otras.

Hasta el momento el Instituto Electoral solo ha recibido una denuncia por tipo de violencia política cometida por un “portal” de Facebook que público contenido ofensivo a una candidata plurinominal.

En el juego político se dice que como en la guerra y en el amor todo se vale, pero en la política si no aprendemos a respetar, qué tipo de política y ejercicio democrático queremos para nuestro país.

Ninguna foto sea con escote, muy tapada, con maquillaje o sin debe ser sinónimo de violencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics