lunes, 5 de junio de 2017

La Mujer Maravilla en el 2017

La Mujer Maravilla llegó a las salas de cine en un contexto político, social y cultural muy difícil pero importante para las mujeres de todo el mundo, sé que ha despertado diferentes debates tanto positivos como negativos por lo que me sumo  a ese debate.

(este texto no busca ser un spoiler alert, pero por si las dudas tengan cuidado).

Volvemos a una imagen recurrente, una mujer bella (de belleza socialmente aprobada) a la que le recuerdan mucho y muy seguido a lo largo de la película lo bella que es, los hombres (desde el coprotagonistas y todos los demás) al verla resaltan su belleza, su cara de ángel y cuestionan de dónde salió tan bella mujer, no solo es bella, tiene un físico espectacular y su cabello jamás se despeina, pero sigue vistiendo con ropas muy pequeñas, eso sí, usa botas de piso, entonces ¿por qué a las muñecas le ponen tacones?

Por cierto, alguien dígale a Bruce Wayne que enviarle fotos de su pasado  sutilmente decirle que espera que algún día le cuente sobre su pasado se llama acoso.

Tiene frases que nos hacen reflexionar en el movimiento feminista: cuándo le dice a Etta Candy que en su pueblo eso se llama esclavitud, como respuesta al saber que es la secretaria y qué hace todo.

Cuándo la Reina Hipólita le dice  “Cuídate de los hombres, Diana. Ellos no te merecen.”

Y sin duda mi favorita, cuando Diana dice que leyó los 12 tratados del Placer corporal y dice que el hombre es necesario para la procreación pero no para sentir placer, ¡nos está hablando de nuestros derechos sexuales! 

La película muestra realidades actuales, no solo en la época que fue ambientada:

-Una mujer presente en una sala donde se toman decisiones “importantes” sigue levantando sorpresas, como ejemplo tenemos los gabinetes, congresos y cámaras que no tienen representación femenina.

-No puede mostrar su cuerpo o no puede demostrar mucho por las ropas que usa, “que van a decir de ella”

-la mujer debe ser la mejor de las mejores para ser considera, pero no tomada en cuenta como su par, sino como una mujer asombrosa, Diana tiene que pelear y sobresalir en cada pelea para que no la vean como la débil y aun así la comparan con Trevor y no por ser ella.

-Me gusta cuando no mata a la Doctora, es finalmente un acto de sororidad.

- Cuando Trevor comentó en dos ocasiones sobre lo que se hace cuando no están en guerra hay un recurrente rol de géneros, ella se casa, tienen hijos, entiendo que es por la época, pero ya para la Primer Guerra Mundial las mujeres representaban una importante fuerza obrera.

Lo que me molesta de la película es el tema del sentimentalismo, la fuerza del amor, el poder del amor y todo sinónimo que quieran agregar, a ver, ya tenemos a una super mujer que acaba de enterarse que es una Diosa y lo que le ayuda a sacar toda la fuerza que lleva dentro es acordarse de que el hombre que acaba de conocer no puede estar con ella.

La película nos muestra esos momentos de obstinación que tenemos, en los que nos aferramos a nuestras ideas y que no hay fuerza que nos haga cambiar de opinión, pero lo muestra como que esos caprichos son malos por que ocasionan que Diana y Trevor discutan (aunque Diana no dejo de creer y se aferro a esa idea)

La protagonista no se lanza a la batalla por amor a un hombreo o persiguiendo el amor de su amado, pero sí tenemos a una gran mujer a la que debemos emparejar con alguien, debe de estar ese coprotagonista guapo, un beso y el intercambio de miradas complacientes, y claro un te amo (aunque tenían como tres días de conocerse), si tenemos a una gran mujer como personaje debemos apelar al sentimiento que es lo normal para un mujer, meter el corazón.

La protagonista lo dijo para una entrevista: "tiene muchas fuerzas y poderes, pero al final del día es una mujer con demasiada inteligencia emocional"

La película nos muestra a una mujer de tez clara (no es ni blanca ni negra), una mujer empoderada, confiada de sí misma, recurrimos a imágenes perfectas como modelos a seguir, en quien confiar y decir mira las mujeres estamos haciendo algo, pero seguimos un patrón debemos de ser más que todas, debemos ser perfectas y cumplir un estándar: si eres bella obviamente tienes un físico espectacular, una sonrisa perfecta y olvidamos la diversidad que existe en las mujeres.

Para llevar los discursos de las feministas estamos recurriendo a  patrones patriarcalmente aceptados para promover un mensaje, es una realidad, entiendo la molestia que ocasiona para el feminismo, pero también debemos entender que este tipo de películas representan un avance, la primera película de superhéroes dirigida por una mujer y protagonizada por una mujer en un mundo de héroes y villanos donde “ellos” son los que triunfan, los que ganan y las mujeres son los trofeos a ganar o disputar, son las compañeras o las que ocasionan los conflictos.

No es el ideal, y debemos apostar por películas que no usen los “chistes machistas” para ser “graciosas”, ni vendan el cuerpo de la mujer para tener más audiencia, películas que no estigmaticen más al feminismo ni nuestras sus causas.

Algo interesante, en esta película sus pares son sus compañeros de batalla (hombres), no hay lucha de egos entre las mujeres, y la Doctora su caso es más de trascender en ese mundo de hombres.

Después de todos los pros y contras de la imagen y el icono que representa para la cultura la Mujer Maravilla, yo espero que las tiendas se llenen de objetos de ella, que su imagen este en loncheras, playeras y todo tipo de suvenires, las niñas merecen tener un ejemplo de mujer fuerte al cuál seguir, así que por favor vayan ver la película es muy buena.


 

3 comentarios:

  1. no sabia que tenias blogspot , muy interesante jejejej

    ResponderEliminar
  2. Ya lo comenté, me parece una valiosísima y necesaria reflexión. Mucho que criticar, en efecto, pero mucho más que aplaudir. Queremos MUCHAS heroínas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics