lunes, 18 de septiembre de 2017

Nos están asesinando

Este fin de semana nos quitaron la tranquilidad, por mucho tiempo creí –desde mi comodidad de clase media- que los servicios de Uber (no tengo Cabify en Aguascalientes) eran una forma de viajar y trasladarme por la ciudad de forma segura, pero ya no es así.

Cuántas veces hemos dicho, “nos están asesinando”, disculpen pero es verdad, nos están asesinado, todos los días en México 7 mujeres son asesinadas, ¡nos están asesinando!

¿Y nos dicen locas?, ¿nos llaman exageradas?

Y no solo nos asesinan en Cabify, nos asesinan en el transporte público, en lotes baldíos, al salir del hogar o del trabajo, el espacio no es inconveniente.

A las mujeres nos mata el machismo, sí caballeros aunque les duela y me compartan memes de feminazi, en México siguen creyendo que somos su propiedad, que pueden hacer con nuestro cuerpo lo que quieran y que matarnos no importa porque la justicia no existe para nosotras, porque en las procuradurías te van a preguntar “¿y usted qué hizo?” “¿con esa falda sale?”

Hoy me enoja mucho las posturas de muchos, el silencio de muchas y la complicidad de todos. Estoy cansada de salir a marchar, de gritar, de hacer pancartas y de pedir un alto a los asesinatos, cuando lo más básico no se hace: respetar.

¡Respétenos y déjenos vivir en paz, con libertad y sin miedo!, como ustedes –hombres- lo han hecho siempre.

Hoy creo que nuestras acciones deben de ser distintas, sí vamos a tomar las calles, sí vamos a exigir que los espacios sean para mujeres, pero sí, vamos a defendernos, si ellos no respetan, si ellos se burlan, si ellos creen que es un juego y nos dicen exageradas, locas y feminzis, nosotras vamos a aprender a defendernos.

Nos queremos vivas, nosotras nos queremos vivas.

Algunas aclaraciones:

-No nos duele solo el caso de Mara,  nos duelen todos los asesinatos.

-Es “asesinato”, no murió, no falleció, justificar y ocultar el asesinato también es violencia.

-Las marchas y manifestaciones feministas son y siempre serán para mujeres, hombres si quieren participar no busquen el protagonismo, vayan atrás en el contingente y si son reporteros a los costados. No busquen ser protagonistas del dolor de las mujeres.

-No se digan o llamen “hombres feminista”, eso no existe y es una contradicción, si quieren ser tan solidarios, respeten y promuevan ese respeto.

-No es nuestra culpa, vestir, salir, decir, no es razón para que nos asesinen, no busquen pretextos para ocultar el machismo.

-Salimos a marchar para manifestar una inconformidad, para visibilizar lo que no quieren ver o callar, pero buscan motivos para que nos vean como rebeldes, la toma de espacios públicos, las pancartas, los grafitis, son manifestaciones de inconformidad, borrar, quitar es una forma de callarnos y de hacernos ver como las malas de la historia.

De nosotras esperan todo, que seamos amables, hogareñas, comprensivas, buenas amantes, de nosotras esperan un buen comportamiento y cualquier palabra, grosería o acción que sea contraria a esta la juzgan.

Quieren controlar como nos manifestamos, como nos indignamos.

De nosotras también dicen que solo nos preocupan las mujeres, el hecho es que no deberían de cometerse asesinatos, de nadie, pero gritamos más fuerte los asesinatos de mujeres por todo el contexto, por la violencia que se ejerce, peor aún, hablamos del miedo que sentimos todos los días, el preguntarnos mil veces si ese camino es seguro, el voltear y ver que nadie nos sigue y el acoso constante por usar ciertas prendas.

El día que un hombre sienta ese miedo, entonces hablamos de ser mujer en México.  

Si no quieren ver la realidad, si no quieren ver que el feminicidio es real, entonces déjenos trabajar, por que nosotras nos vamos a defender.

Es urgente que nos organicemos, cada movimiento que hagamos van a buscar la forma de deslegitimizarlo.


Hoy ya no me siento segura, hoy 7 mujeres serán asesinadas y nadie va a hacer algo por defenderlas, nosotras debemos defendernos.


1 comentario:

  1. Hola Angie:

    Suelo discrepar un poco (no en la esencia sino en la forma); las marchas no son -no deben- de ser solo de las mujeres porque el agravio antes que a una mujer, fue hecho a un ser humano. A un joven (no entiéndase por “género”) que, confiada como muchos a viajar “seguras” tras una noche de diversión encontró en su utopía de seguridad la muerte. Muchos escogen (elegíamos) Uber -Cabify, etc.- porque según eran “más seguros” que un Taxi... la tecnología prometía darnos seguridad y con Mara vimos que esto no es así. Por eso la unidad debe de ser de la sociedad, no solo de un grupo.

    Es verdad que vivimos en un México machista pero misógino pero el que un gran porcentaje de hombres lo sea (o mujeres que “lo aceptan” porque así fueron educadas) no es ni debería de ser la norma. Hay muchos hombres -y sectores de la sociedad- que buscan y quieren una sociedad equitativa, igualitaria y en dónde salir a la calle sea seguro... porque es nuestra calle, pese a la hora que sea y “a pesar” de la ropa que se use, o del “gadget” que se lleve.

    Así como hay mujeres que son victimas de maltrato y violencia, y que por su ropa son receptáculo de “piropos” y miradas ofensivas, hay hombres que son discriminados, mal vistos, maltratados... debemos de entender, la sociedad que quiere que esto acabe, que antes que segmentar, la unidad es lo que puede hacernos fuertes, que estando juntos podemos empujar a una educación sin prejuicios y sin machismo o feminismo (ambos no deberían de existir) porque somos seres humanos que merecemos respeto por el mero hecho de serlo, no importando el género o preferencia.

    Lo de Mara fue un asesinato, así con todas sus letras. Y ello, no solo bajo el mote de feminicidio, debería de indignarnos y volcarnos a la calle por lograr un transporte (público y privado) con más garantía de seguridad... para todos y todas.

    ResponderEliminar


Gracias por comentar
#BlogAngie

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics