lunes, 16 de diciembre de 2013

El sabor del mal de amores


Por Angélica Contreras




(suena el teléfono)
* Bueno
* (silencio)
* Bueno.
* ….a….amiga
* ¿Qué pasa?, ¿qué tienes?
* …nada
* Segura
* (llanto)
* Tranquila, dime que te pasa
* Me…. Me…… te…termino
* ¿Quién, no te entiendo?
* Everardo, (llanto)
* Aaamiga, tranquila voy para tu casa

Siempre he dicho que fui una alumna destacada de la Nanny Fain, de quien aprendí tras largas temporadas y vividas experiencias que para el desamor no existe nada mejor que el helado y todas las cosas dulces que nos han enseñado para combatir los problemas relacionados con el corazón.
Seguro muchas y muchos de los lectores se han sentido identificados con estas primeras líneas, pero también seguro ya muchos están haciendo una lista o recordando que hacen cuando terminan una relación.
Pero vayamos al inicio de este tema, seguramente la conversación anterior les sonó muy familiar, - no lo nieguen-, y es que el drama, las lágrimas son parte habitual de cualquier rompimiento, y es que tenemos todas las pruebas y señales frente a nosotras y no lo vemos: empieza a portarse serio, distante, quiere irse a casa temprano, ya no manda mensajitos románticos, corazones, ya no nos sorprende con detalles, hasta que un día dice la frase – que nadie quiere escuchar-, “Tenemos que hablar”, “podemos hablar”, si aun creen que la relación se puede salvar, créanme que es poco probable que se logre, porque la verdad cuando una parte ya no quiere, nada será igual.
El resto de la historia ya la conocen, él lo dice, nosotras lloramos, no le creemos, hacemos miles de preguntas de las que solo responde una, seguimos preguntando, intentamos abrazarlo, y finalmente él se va, así de simple, una relación de tres meses o cinco años, finaliza en minutos.
Es imposible decirles que sucede después, cada cabeza es un mundo y cada corazón es una galaxia invadida de sentimientos contradictorios, pero de lo que sí estoy segura es que todo romance por más bello que haya sido debe superarse, ¿Por qué?, primero no es sano y por la simple razón de que merecemos algo mejor.

1.- En todo rompimiento, nunca pueden faltar “las amigas”, ese extraño grupo de mujeres que sin planearlo se reúnen y te consuela, se enojan contigo, lloran contigo, ríen y claro te dan la razón de que la culpa la tiene él.
2.- El primer día:
Llorar, llora todo lo que quieras y no te guardes nada.
Ten un buen y variado surtido de aperitivos, golosinas y dulces, no hay nada que un chocolate o un helado no puedan solucionar.
Para intentar olvidar, ve alguna película, es curioso pero creo que seleccionar alguna romántica sirve, pero si quieren ver una de terror adelante. (Yo prefiero para esos casos “Diario de una pasión” o también conocida como “Notebook”)
Nunca falta el brindis y la salida a un bar o antro, donde el brindar nos quita un peso de encima “salud por todos los hombres que son iguales”, “salud por que no sabe lo que se pierde”, “salud por mi ex que es un $%&#$”, desahógate y grita lo que quieras, lo que pasa esa noche por suerte se queda en esa noche (de preferencia que tu celular te lo guarde alguna amiga, para evitar que mandes un mensaje o llames a tu ahora ex).
3.- A partir del segundo día:
Es un volver a vivir, véanlo como una segunda oportunidad, la vida sigue y nada ha cambiado, el cielo está en su lugar e igual de azul.
Luce linda, radiante.
Recuerda: lo que no te mata, te fortalece
No publiques tus sentimientos y penas en las redes sociales, sí, entiendo que te sientes mal y quieres que el mundo sepa la clase de hombre que es, pero para que le demostramos la falta que nos hace.
Vive, sal a la calle, y regresa a tus actividades normales, nada, absolutamente nada justifica estar en cama comiendo chocolates (solo Bridget Jones lo hace con estilo).
Elimina sus fotos, destruye sus cartas, borra su número de celular, y saca de tu vida todo lo que te recuerde a él. Porque nada es más triste y doloroso que seguir reviviendo los recuerdos.
No te culpes, quien te quiera lo va a hacer por quien eres y no por quien quiere que seas.
No todos los hombres son malos, por lo tanto no generalices por que aún quedan caballeros en este mundo.

Finalmente, se que nada de lo anterior es fácil, para nada, qué sentido tendría la vida si así lo fuera, pero cerrar un ciclo nos permite volver a abrir otro, darnos una segunda, tercera y cuarta oportunidad para vivir, disfrutar y amar que de eso se trata la vida.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Veintitantos… Por Angélica Contreras

Desde que mi edad ocupa un dos a su lado izquierdo, cada año la cifra va en aumento y siento una terrible nostalgia víspera a mi cumpleaños, ¿no les ha pasado queridas lectoras, que la semana que debería de ser para festejar a lo grande un año más de vida se convierte en una semana de pensar y replantearse lo que hemos y no hecho?.
Es en víspera de esa fecha, cuando las mañanas se vuelven más pesadas, al vernos al espejo creemos ver patas de gallo, canas y arrugas, subir las escaleras es dolor de espalda y falta de calcio, creemos que todo malestar es síntoma anticipado de la menopausia. Vemos nuestra vida pasar cuando escuchamos a jovencitas hablando de lo que van a hacer, y de la noche a la mañana creemos que nuestra vida ha sido un total desperdicio de tiempo, dinero, energía y sobretodo nos sentimos muy mal con nosotras mismas.

Yo ya me encariñe con mis canas prematuras y las he bautizado con los nombres de mis jefes que con tanto orgullo y gusto se preocuparon en pintar, tengo un tic en el ojo derecho que solo aparece durante el horario laboral extendido que tenemos que cumplir, sí, también he mantenido mi figura gracias a que no alcanzo a llegar a casa a comer y cuando llego olvido que estaba comiendo por contestar algún correo, la edad nos pesa, aceptémoslo y es cuando estamos cerca de cumplir un año más, que nos pesa aún más.

¿Hace 5 años como me veía ahora que ya pasaron esos cinco años?, es la pregunta con la que inicio la semana previa a mi cumpleaños, todos tenemos un plan de vida que nos gustaría seguir al pie de la letra, bien dicen que “si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”, pero son planes que al final cambian por infinidad de cuestiones que a veces no dependen de nosotras.
Está bien hacer planes, es lo que nos va definiendo y nos hace luchar para alcanzar esa meta, pero también no debe ser nuestro único objetivo para alcanzar la felicidad, tal vez aparezca el amor de nuestra vida, tengamos un hijo, o vayamos a trabajar a otra parte del mundo, cambiemos de empleo o simplemente nos hagamos un cambio de look no previsto que puede hacer que cambie todo y nos lleve desde ese camino a la felicidad.

El estrés y la preocupación por preocupación (es decir el preocuparnos por lo que vendrá o vaya a pasar) es el eterno amigo de muchas y muchos, nos vamos a dormir preocupadas y despertamos con la preocupación, somos el hombro de muchas preocupaciones y la alcancía de muchas más. Por eso: Ya basta!
Quiero y seguro que todas quieren que cumplir un año más no se vuelva parte de la historia de “que estoy haciendo”, “que voy a hacer”, “a donde quiero llegar”, quiero ser libre y poder irme a tomar unas cervezas con mis amigas sin el temor de que las calorías extras no las voy a poder bajar en varios meses, quiero para
mí y para ustedes mujeres de veintitantos y treinta y tantos y de todas las décadas que lean este artículo, que brindemos por un año más de felicidad y no por uno más de amarguras.

El primer paso para conseguir esto es aceptar que estamos mal, sí, muy mal, se aproxima una fecha especial y debemos festejarlo ¿o acaso no es una celebración que estemos vivas con tanta violencia hacia las mujeres hoy en día?.
El segundo paso es olvidarnos de todos los estigmas sociales, tabús y como quieran llamarle, una mujer no es vieja por cumplir tal edad, no está quedada o solterona si no se casa o tiene hijos a cierta edad.

Y el tercero es aceptar que los años pasan y que no volveremos a ser las quinceañeras que solíamos ser, pero que han pasado todos esos años bien vividos.

Y si no me creen les dejo una lista de las mujeres mexicanas más exitosas en los ámbitos, social, económico, político, deportivo, artístico y etc., mujeres que de seguro se ven al espejo y al ver canas y arrugas saben que tienen frente a ellas a grandes triunfadoras.

Así que este año simplemente no soplemos las velitas de un pastel, soplemos los años que han pasado y dediquémonos a bien vivir los muchos años que aún nos quedan.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Mujeres jefas de familia

Las condiciones económicas y de vida, han cambiado fuertemente en los últimos años, muchos de mi generación recordamos que al llegar a casa después de la escuela nos esperaba nuestra mamá con la comida ya preparada y la ropa limpia, mis hermanos mucho más pequeños que yo les tocó vivir una etapa diferente, cambiamos a la mamá por el papá.
Mi madre, salió a trabajar cuando mi padre por la edad ya no era contratado, él era el claro ejemplo de muchas familias, donde se cambiaba de papel.
Tradicionalmente las mujeres son las reinas del hogar, las que preparan los alimentos, mantiene la despensa surtida, la casa limpia y si hay hijos de por medio se encargan de llevarlos a la escuela, al curso de natación y se cercioran de que la tarea se realice en tiempo y forma.
Pero los roles en el siglo XXI han cambiado, las mujeres han dejado atrás las labores domésticas para incorporarse al mundo laboral, desgraciadamente el ser Jefa de Familia solo es reconocido si falta el hombre en la casa, es decir, se es viuda, divorciada o madre soltera.
¿Qué pasa entonces si se intercambian los roles?, ¿se deja de ser menos hombre?, ¿se es más mujer?.
Nada de eso, al contrario, es un trabajo de tiempo completo para las madres que solteras o sin el apoyo masculino intercalan ambos trabajos y lo es también para las mujeres que cuentan con ese apoyo, dejar de ser la “mamá” y confiar en la pareja que ahora desempeñara ese rol.
Para el padre, los estereotipos pueden pesarle más, se convierte en el “mantenido”, “mandilón”, “señor mamá”, pero también está la dependencia económica, ahora depende del sustento de la esposa, ¿cómo
Después de una búsqueda, estos son algunos de los consejos para las Jefas de Familia:
-          Renunciar a la culpa: los conflictos entre ser madre y trabajar nunca van a desaparecer, pero bien se puede asimilar que ser
-          Sentimientos de inferioridad: “otras mujeres sacan adelante todo esto, ¿por qué yo no puedo?”
-          Sentimientos de inadecuación: “No tengo talento, mira todo lo que ella hace, es tan talentosa, pero yo no puedo hacer nada”.
-          Sentimientos de martirio: “Todo lo que hago  es esperar a los demás, mi esposo, mis clientes, mis hijos. Nunca tengo tiempo para mí y si lo tengo, sólo logro sentirme culpable por ello”. 
Más ayuda dentro del hogar
Una forma más de hacer frente a las dificultades de combinar el trabajo y la maternidad es dejar de creer que “es posible hacerlo todo”, es decir, que además de atender las demandas del trabajo y el hogar, las mujeres podemos dedicar una hora diaria al gimnasio, un día a la semana a las amigas, un tarde para ir al cine con nuestra pareja o incluso algunas horas a la semana para continuar nuestros estudios.
Cuatro tips para sobrevivir a la maternidad y el trabajo juntos

  • Crea un sistema de apoyo. Deja de tratar de hacerlo todo tú misma. Sencillamente no se puede. Acepta la ayuda que te ofrezca tu pareja, tu familia y tus amigas. Busca a otras madres trabajadoras que puedan apoyarte. Esto es más sencillo cuando los hijos comienzan a compartir actividades fuera de la escuela.
  • Insiste en involucrar a tu pareja. Si eres de las que no deja que tu pareja realice las labores del hogar “porque de todos modos las hace mal”, piensa dos veces en esto: es mejor tener una ayuda “perfectible” que ninguna ayuda en absoluto. Unas clases de asertividad serán útiles para explicarle a tu compañero cómo hacer la comida sin dejar la cocina de cabeza y, a la larga, siempre será mejor tener con quién compartir las pesadas cargas domésticas que estarse quejando por no tener ningún apoyo.
  • Busca tiempo para ti misma. Aunque suene súper complicado, debes encontrar tiempo para estar bien contigo misma. Si logras tomar un baño largo o hacer alguna actividad física al menos durante 20 minutos, te sentirás más relajada y estarás en mejores condiciones de disfrutar de tus hijos.
  • Descansa lo más posible. Hay periodos en la vida de las madres trabajadoras en que se sienten tan cansadas que piensan que ya no tienen energía para seguir. Deshazte de los compromisos innecesarios. Aparta tiempo los fines de semana para tomar una siesta. Entre más descansada estés más fácil será manejar los problemas que inevitablemente surgen todos los días.

La muerte, hecha mujer y catrina

“La muerte, es democrática, ya que a fin de cuentas, güera, morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera”      J.G  Posada

Solo por unos días y unas cuantas horas, sale ataviada de gala, con sus plumas y vestido largo, a veces porta galante su traje y sombrero de charro,  en otras se envuelve con su reboso ocultando su mirada bajo un gran sombrero con flores,  exacto, es la flaca, quien con porte y elegancia hace su aparición.
La mujer es la perdición de los hombres, ejemplos incontables tenemos con las sirenas y su canto que atraían a los marinos, pues nuestro personaje, usa sus encantos, con broma, elocuencia y gracia para atraer a los mortales y darles su final de “calavera”, los vivos caen en su trampa, pero es cierto que cuando la negra llega, difícilmente se salvan.
La mujer coqueta de la que estoy hablando, hace referencia a una de las tradiciones más arraigadas de nuestra cultura, pero también a una de las fiestas con más color y mucho humor que festejamos los mexicanos, La catrina, la dama elegante y hasta “sexy” que nos invita a jugar y a divertirnos pues es ella la que nos acompaña hasta la muerte.
Estaba la maestra Marta fumándose un cigarillo
llegó la muerte y le dijo te acompaño con el humillo
pues yo ya no puedo fumar y si sigue así
le pasará lo mismo que a mí.

Estaba la pobre muerte angustiada por los salones
porque la maestra le dio malas calificaciones.
*bajada del sitio calaveritasliterarias.net

La Catrina, es la metáfora de la clase alta de la sociedad mexicana en tiempos del General Porfirio Díaz, cuando las señoras de la alta sociedad vestían para dar un paseo por la antigua Alameda Central.
Algunos artistas han plasmado su imagen, en pinturas y grabados que la han hecho inmortal y reconocida hasta nuestros días. El precursor de las obras de calaveras fue el artista mexicano Manuel Manilla nacido en 1803, sus trabajos incluyen esqueletos humanizados y caricaturizado.
Pero, La Catrina como la vemos hoy en día plasmada en papel picado o en ilustraciones es del Aquicalidense, José Guadalupe Posada, originalmente conocida como “ La calavera garbacea”, como fue llamada por Posada.
Su origen data de 1912, cuando el grabador realizó el busto de La garbacea, como una crítica social a las personas de sangre indígena que renegaban de sus raíces y que pretendían verse como europeas.
Posada, tras la petición que le hizo Antonio Vanegas Arroyo de una calavera garbancera, dibujó el rostro de una calavera con sombrero, que era su forma de representar a quienes pretendían aparentar un estilo de vida que no les correspondía.
Se difundió por la imprenta de Vanegas Arroyo, en noviembre de 1913, 10 meses después del fallecimiento de Posada.
La ilustración apareció acompañada del texto titulado “Remate de calaveras alegres —y sandungueras”:
Las que hoy son empolvadas garbanceras pararán en deformes calaveras:
Hay hermosas garbanceras
de Corsé y alto tacón;
pero han de ser calaveras,
calaveras del montón.
Gata que te pintas chapas
con ladrillo o bermellón:
la muerte dirá: no escapas,
eres cráneo del montón.

Fue Diego Rivera quien retomó el rostro de La Calavera Garbancera y le colocó un cuerpo; y la pintó como figura central en su mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, que creó para el hotel Del Prado, donde aparece el mismo Diego Rivera, Posada, Frida Kahlo.
A partir de este mural, la celebré ilustración paso a llamarse La Catrina,  que proviene de la palabra ‘catrín’, sinónimo de elegante, distinguido, bien vestido, fino, sofisticado y otros adjetivos con que el pueblo denominaba a las clases privilegiadas de esa época.
La Catrina, mencionan varios autores como la crítica de arte Raquel Tibol, quien considera que es una composición de dos artistas: el rostro es de Posada y el cuerpo de Rivera.


Pero, ¿Por qué la catrina es mujer?, ¿Por qué se hace alusión a ella?, ¿Por qué la imagen de la muerte aunque sea festiva cuanta con cualidades femeninas?, ¿es la muerte una mujer?.
Esas y varias preguntas me he hecho, y sin duda, como lo planteo al inicio de este artículo, la mujer es la perdición de los hombres.
Pero es la mujer, para el hombre la representación de conflicto y de lucha, es quien lleva el pecado, quien seduce, engaña y enreda al hombre hasta que pierde el paraíso.
Son las mujeres, según la mitología griega con las Moiras, para los romanos las parcas y con los nórdicos las nornas, quienes controlan los hilos de la vida, desde el nacimiento hasta la muerte, es decir, para el hombre la mujer es la dadora de la vida, por lo tanto su representación desde estos personajes mitológicos, son concebidas desde entonces y reconocidas por que son las que dan pero también las que quitan.
La mujer es bella, pero es temida, su sexo, carácter, existencia misma la hacen un ser enigmático, de una naturaleza que no fácilmente puede ser sometida, así es vista por el hombre, su creador, quien realizo todas las ilustraciones donde ella es quien plasma y encarna a la muerte.

Ahora a 101 años de su creación, la flaca, negra o La Catrina, es quien resume lo que es la mujer mexicana, es tradición, color, fuerza, nostalgia, elegancia, gracia, es nuestra mejor embajadora, quien se ha vuelto icono de la mujer ante el mundo.

viernes, 8 de marzo de 2013

Las Mujeres en mi vida


(Hace mucho vi una película cuyo titulo “Los hombres en mi vida” me inspiro ha escribir esta columna, columna que por mil cosas la había pospuesto, hoy ya en la oficina y entre miles de felicitaciones y pendientes decido escribir estos párrafos, que serán solo el principio de una larga reflexión)

Me pregunto en primer lugar, ¿Qué es una mujer?, una mujer es el ser más complejo y bipolar (y no en los términos exactos de la psicología) que existe, las mujeres en mi vida, son aquellas madres que trabajan medio tiempo o tiempo completo, que llegan a casa a preparar la sopa, lavar camisas, hacer tarea, solucionar problemas del corazón de los hijos y administrar la economía familiar, son mujeres que se han abierto un camino en la política, servidoras públicas, que se olvidan y rompen el techo de cristal y crecen, recién egresadas que traban 40hrs diarias,  estudiantes que cargan por todo el estado una mochila llena de esperanzas y dedicación, son también madres de tiempo completo que se esmeran día con día, pero también aun hay otras mujeres que viven en una profunda violencia y marginación.
Las mujeres en mi vida me han ensañado a ser sumisa, a gritar, a callar cuando es y no correcto, me han ensañado que la mujer cae no una sino mil veces y que ante todo hay que levantarse y seguir, me han enseñado que primero es la familia, el trabajo, el amor, la profesión, me han enseñado que si se aprende a ser mujer como dijo la celebre Simone de Beauvoir “la mujer no nace, se hace”, que la mujer llora, ríe, canta y ama al mismo tiempo, las mujeres en mi vida son eso, mujeres.
Mujeres, que amamos ser mujeres, que nos enojamos cada 28 días y que hacemos un maremoto/tormenta/sunami en un vaso de agua, que sabemos que el feminismo no es ser “femenina, tierna, rosa, delicada”, pero que tampoco es “odiar al hombre, en un mundo exclusivo de mujeres”, ser feminista es una continua lucha y aprendizaje continuo.
Es abrirnos paso en la arena política y empresarial, es exigir que el porcentaje de género se respete y mayor aun que ni siquiera exista pues hombres y mujeres somos y debemos ser iguales ante ley y la representación pública.
Entonces ¿hay algo que festejar?, las estadísticas dirán una cosa, los resultados de estudios e investigaciones otra, yo creo que después de todo si hay algo que festejar, que nuestra vida ya no es la casa o la vida religiosa, que podemos decidir con quien casarnos y si queremos casarnos, que podemos estudiar la carrera que más nos guste, aun falta mucho lo se.
Hoy es el 102  aniversario del Día Internacional de la Mujer, no festejemos, conmemoremos que después de muchos años, nuestras antepasadas se levantaron y hablaron, exigieron y defendieron sus derechos, aun falta mucho por hacer, mucho trabajo, conmemoremos que se está haciendo que el camino se esta sembrando, pero que festejáramos cuando alcancemos la igualdad, cuando el feminicidio se castigue por lo que es, cuando la mujer tenga el derecho pleno a decidir por su cuerpo y no ser castigada por eso, cuando exista un equilibrio en los puestos de elección popular, cuando las lesbianas y transexuales sean vistas como mujeres plenas de los mismos derechos.
Las mujeres en mi vida, tienen vagina, tiene faldas y otras pantalones pero todas bien puestos, todas me han enseñado a creer,  a luchar, y muchas de ellas, a llorar por esa desigualdad.
Amo ser mujer, amo lo que implica ser mujer!

jueves, 7 de febrero de 2013

¿Enamorarse?


Después de hablar sobre la tecnología, salgámonos un poco y regresemos a los inicios del romance y donde uno deja en el caminó su corazón.
Muchas veces me dije a mi misma que jamás me iba a enamorar, que no sería una víctima más de este juego de química, sí, una mezcla rara entre Paquita la del Barrio, la Leona Dormida, y cualquier clase de mujer fatal, claro que tampoco llegue al extremo de llamar a los caballeros ratas de dos patas. Pero lo que si logre y con bastante efectividad fue vivir durante varios años como una feliz soltera.
Y claro que fui feliz, después de una relación o de una serie de relaciones, es necesario un momento consigo misma, recuperar el tiempo para volver a encontrarnos y hasta de hacernos la manicura con tiempo, calma y dedicación, salir con las amigas, coquetear sin sentir remordimiento, y bueno ya sabrán ustedes toda esta serie de cosas que pasan en ese lapso.
Lo más curioso es que esa etapa a la que llamo lapsus de soltería, se disfruta de mil maneras, todas y todos tenemos a la amiga que vive triste preguntándose por que ella, por que ahora, por que del por que, la que cree que jamás conocerá el verdadero amor, la que busca en amigos sin derechos una solución, la que se cree completamente feliz y claro la que siempre vuelve a caer más de 5 veces con el mismo y no podemos olvidar la que nos comparte todo el día en estados de facebook sus problemas internos de decepción amorosa, la que no cree en los hombres o “todos son iguales” y la que claro, lo sigue intentando hasta “encontrarlo”.
Bueno, bueno, ¿Dónde quedo la chispa?, por que no me dejaran mentir que “Enamorarse” es una etapa única y muy especial.
1.- Primer encuentro: sea donde sea, y aunque suene a guión de película, siempre esta el “se cruzaron nuestras miradas”
2.- Los primeros efectos: si es compañero de la oficina puede que nos evite, que salga corriendo, si es amigo del amigo puede de repente aparecer y visitar mucho al amigo. Mientras tanto nosotras hacemos lo impensable por toparnos con él, provocar otro encuentro meramente casual, soñar despiertas.
3.- La primera cita: claro que llegar a la primera cita fue todo un show, ahora imagínense el antes (que usar, a donde ir, que decir) y el momento (los nervios y si, pero y si hace esto otro), mi actual novio, siempre me dijo que después de la primera ya todo fluía (será por que el tardo más de un mes en conseguir la primer cita). Lo único que puedo agregar aquí es ser uno mismo
Después de esta primera cita, vienen muchos más pensamientos, como la pásate, que tal, habrá una segunda, que te agrado, repetir los hechos, los momentos, soñar, y emocionarse con todo lo que hace, y por que nos enamoramos, por que es nuevo, por que nos emociona saber que hay alguien que esta dispuesto a hacer mucho por estar a nuestro lado.
Hoy en día creo que se ha perdido un poco el protocolo de la declaración formal de noviazgo, creo y seguiré creyendo que pedirle a la chica que te gusta que sea tu novia es parte esencial del romance. Es como aquellos que regresan más de una vez con él mismo, donde quedo esta etapa de conocerse, aunque acepto que cada quien es libre de decidir, si me cuestiono muchas veces por
que seguir con esa enfermiza costumbre de volver y terminar más de 2 veces con la misma persona.
Enamorarse es sencillo, fomentarlo, mantenerlo es lo complicado, no por ser ya una pareja se debe de olvidar enamorarse de su actitud, de sus detalles, es simplemente volver a enamorarla o enamorarlo.
Enamorarse, es uno de esos estados que simplemente a mi parecer no pueden ser programados, sucede y cuando nos damos cuenta de que sucedió muchas veces es demasiado tarde.
Y ¿por que muchos intentan brincarse está parte?, o ¿deciden simplemente no enamorarse?, por que también enamorase duele, duele que al final el cuento que una ha ido escribiendo se venga abajo por que uno u otro fue un engaño bien disfrazado, enamorarse, también duele, duele la desilusión y el saber que no existirá un tu y yo.
En más de una ocasión desistí de ese dolor, si, también de amor se sufre, no solo hablar del “enamoramiento” es disfrutar y aprender amar, pero también es llorar, lamentarse el haber abierto el corazón a alguien que no lo supo cuidar, para eso esta está etapa, para no sufrir de amor, de un amor que se vuelve aun más doloroso y no de un enamoramiento que como quiera viene y va.
Enamorarse es sencillo, pero ¿estamos dispuestos a arriesgar el corazón?


Nos leemos en la próxima

Sígueme en:
Facebook: /Angelica Contreras
Twitter: @AngieConter

miércoles, 30 de enero de 2013

Parte 2




Hace tiempo leí que estar tanto tiempo viendo Facebook fomenta los celos, la envidia, y el deseo de tener lo que otros tienen y tu no, en esta red social cuento con el cabalístico número de 666 amigos, a unos los he conocido en un momento de enorme alegría, a otros por medio de otras redes o blogs, por el amigo del amigo, por el vecino del vecino o de esos amigos perdidos de una infancia.
Fue hasta que casi todo mundo contó con facebook y que todas las noticias “interesantes” aparecían en esta red, me vi en la penosa necesidad de abrir una cuenta (por eso y otros fines).
Es curioso, pero creemos o más bien entendemos el poder de la red social, hasta que lo percibimos desde una pantalla con iconos, cuando desde un inicio la red social existe de manera presencial: está en nuestros círculo de amigos, compañeros de trabajo, de escuela, una red que se va tejiendo de manera importante, mientras exista un grupo de personas que crean en una organización, grupo o hasta en una deidad.
¿Que podemos esperar de las relaciones sociales?, mucho, la dualidad de lo privado y lo público, fue hasta que facebook, modifico con la biografía el diseño, que puede ser visto solo por ti o por toda la red, lo privado se vuelve público una vez que es “publicado” en tu muro o en el muro de alguien más, recuerdo cuando una “amiga”, publico una foto donde detalla, según ella sin aires de sonar a critica ni a exigencia una serie de detalles de nuestra amistad que en ese momento no estaban bien, claro que de privado no tenia nada, y en caso de quererlo hacer de eso modo, existe el “inbox”, por eso salen a cada rato cientos de memes, donde te recuerdan, si no quieres que alguien se entere, no lo publiques en facebook (aquí podemos mencionar los divorcios, rompimientos, malentendidos y etc…).
Me fascina el hecho de ver como se llevan acabo las relaciones amorosas, en más de una ocasión me he visto censurada, no quiere que comente nada, ni opine, ni nada de nada en su muro o en sus publicaciones, si facebook es libre, y existe la libertad de expresión y no quieres que escriba nada en tus publicaciones, ya no seas mi amigo, claro que ya imaginaran que eso atrae bastantes discusiones.
Claro que también están los que se etiquetan por todo, los que comparten imágenes, memes, pensamientos a esa persona especial, los que nos dejan ver como derrochan su amor a través de esta plataforma, llevamos junto con ellos la cuenta de los meses y días, de los lugares que frecuentan y claro de lo lindos que se ven al darse un beso.
Pero… están los que quieren conquistar a alguien pero por descuido olvidan que tienen en su perfil la foto de la actual novia, o de las ex, o de las amantes, diantres…, volvemos al caso de modificar quien lo ve y quien no, hasta en los despechos amorosos y rompimientos debemos de limpiar el facebook, antes solo se limpiaban los cajones y se tiraban a la basura las fotos y cartitas, ahora “a limpiar facebook”, lo bueno es que facebook nunca olvida, y en alguna parte de su basta memoria un pedazo de esa persona estará para recordarnos lo que fue y se quedo.
Como nos dijo en alguna ocasión la Biblia, el que este libre de culpa que lance la primera piedra, así que por favor levante la mano el que no ha concretado una cita desde esta plataforma, el que no ha cortado y el que no ha ignorado a alguien, bendito sea el momento en que podemos ver a que hora vio el ultimo comentario y podemos juzgar o darnos por entendidos si nos están ignorando.

Hay ocasiones en la que creo que hay parejas que llevan una mejor relación desde la interacción en está plataforma que sin la misma.
Fuera de esta plataforma ¿son igual de románticas sus relaciones?, es como el chiste del matrimonio, que antes de darse el primer beso de recién casados actualizan su estado de facebook, y hasta los estados son cómicos, (claro yo ocupe la psicología inversa para lograr que años y meses después cambiara su estado), estas en una relación, soltero, es complicado, relación abierta, y con eso de que ya existen diferentes modelo de relaciones y familias, no dudo que en la próxima actualización sean modificados.
¿Lo que publicas en facebook te va definiendo como persona?, están los que dan me gusta, los que comentan todo, los que critican todo y son expertos en todo, los analistas, los románticos, los que se lamentan de todo y por todo, y están los que  “están” para ser parte del común social.
Volviendo al tema inicial, que le envidio a mis 666 amigos, no mucho, yo al igual que muchos facebookeros, seleccionó que fotos subir, que etiquetar, a que darle me gusta, para que de una u otra forma mi facebook sea el reflejo más creíble de lo que soy y quiero que vean, no me da pena decirlo, al menos lo dijo. Claro que no mencionare sus relaciones perfectas, sus fiestas aun más perfectas y super vip, sus trabajos exclusivos, sus vacaciones en lugares exóticos e inauditos.
El Dato curioso:
@SabiasUnDato_o
#SabiasQue Más de 350 millones de usuarios padecen el Síndrome de Adicción a Facebook.

Nos leemos en la próxima

Sígueme en:
Facebook: /Angelica Contreras
Twitter: @AngieConter

miércoles, 23 de enero de 2013

Te quiere, no te quiere, mejor, no deshojemos margaritas Primera parte


(Después de mucho pensarlo vamos a escribir esta serie de post que giraran sobre un mismo tema, mil reflexiones y tal vez una que otra anécdota rodeado por el aroma del café)

"Extraño cuando tenías un teléfono y una máquina contestadora y esa máquina contestadora tenía una cinta y la cinta tenía un mensaje del tipo o no lo tenía. Y ahora necesitas ir a todos los portales para que te rechacen siete tecnologías distintas. Es agotador. Frase de la película “El no te quiere”
Parte de vivir y de crecer en un mundo que va de prisa, es acoplarse en mayor medida a los cambios sociales y a las nuevas estrategias comunicativas.
Si bien, muchos jóvenes no conciben un mundo sin telefonía celular, internet inalámbrico, mi generación y muchas más crecimos sin esa conexión, sin la ventaja de comunicarnos en segundos, ¿qué hacíamos entonces?, fortalecíamos las relaciones interpersonales, que eran muy natural en ese entonces.
Ahora, contamos con una infinidad de aparatos electrónicos con aplicaciones que nos resuelven la vida de una manera muy sencilla, basta contar con el soporte y contar con un poco de lógica para saber utilizar cualquier aplicación. Desde los 140 caracteres y las preguntas sobre tu estado de animo de Facebook, compartir fotografías, escritos, música, chats, aplicaciones de mensajería instantánea, buzón de voz, revisamos alrededor de 5 o 6 aplicaciones diferentes cada día.
¿A dónde voy con esto?, en que el amor, también se ha diversificado, conocemos y somos observados desde todas estas aplicaciones, cambiar nuestro estado, el tipo de fotos que subimos, las personas con las que platicamos, a quienes agregamos, lo que nos gusta, twitteamos, compartimos, comentamos, nos hemos vuelto adictos a esta rapidez. A muchos nos ha tocado acoplarnos a estos medios que aparecieron y se han ido desarrollando a la par que nuestro desarrollo social, tenerlos es ahora necesario.
Muchos aunque lo neguemos conocimos personas por estos medios que nos movieron el corazón o al menos el estomago, otros usaron o usaran estas aplicaciones para continuar su relación y la mayoría seremos victimas de este juego físico/virtual, la duda nos corromperá, ¿por qué no esta en línea?, ¿a qué se refiere con ese estado?, ¿Por qué no ha actualizado su perfil?, ¿Por qué no me ha mensajeado?, y muchas muchas más interrogantes.
Vivimos esperando respuestas, mensajes, llamadas, alertas, ¿Cuántos no hemos dormido con el celular en la mano esperando a que llegue algo?, ahora revisamos no solo el teléfono o la contestadora, es todo, y si no llega a un lado, creemos que estará en otro.
Si bien, existen ventajas, estos soportes nos acercan a funciones sociales que han existido desde siempre, en vez de esperar semanas para que llegue una carta, enviamos un correo electrónico que llega en segundos. Pero también es cierto que nos vuelve adictos, es simple, si no se comunica es que no se interesa.
Las relaciones por si solas ya son complicadas, ahora imagínate lo loco que uno se vuelve al ver que no se completan las dos palomitas del whatsapp, por suerte para muchos (desventaja para otros) la tecnología seguirá avanzando y cada año nos traerá sorpresas que nos seguirán facilitando esta comunicación.
De los medios de comunicación
en este mundo tan codificado
con internet y otras navegaciones
yo sigo prefiriendo
el viejo beso artesanal
que desde siempre comunica tanto.
M. Benedetti
Mientras, el :* , al beso experimentado, todo seguirá su ciclo de comunicación. Y para bien o para mal, la tecnología podrá seguir su camino pero la base social persistirá.

Nos leemos en la próxima

Sígueme en:
Facebook: /Angelica Contreras
Twitter: @AngieConter



miércoles, 16 de enero de 2013

2013, parte 2


(He intentado publicar esto desde hace dos días pero mi lap no me dejaba, así que hagan de cuenta que lo están leyendo el 14 de enero)

El 2012 se fue para quedarse, fue el año cabalístico del que contaremos que sobrevivimos a un fin del mundo, lo más curioso es la insistencia con la que muchos esperaban la llegada de esa fecha, existía en verdad el interés y el gusto por la muerte, la llegada de los extraterrestres, por lo inesperado, o por el simple gusto (inconscientemente) de ser parte de una moda colectiva, de una opinión pública general.
Han pasado catorce días desde que dio inicio este nuevo año, es curioso como le damos la bienvenida, incrementa un dígito el año, pero lo recibimos como si en verdad un nuevo capitulo iniciara, como si esa línea imaginaria entre el 2012 y el 2013 en verdad existiera, arrancamos una hoja del calendario, le damos la vuelta a la siguiente página de la agenda, amanecemos desvelados y tal vez hasta crudos, pero llega otro día, igual al resto, con un mismo amanecer, un mismo sol. Pero creemos que lo pasado, pasado, que todo lo malo se quedo en el 2012 y este nuevo año es para volver a comenzar.
Fe y Esperanza, eso que aun tenemos y que confirmamos año con año, el último minuto del año viejo y el primero del nuevo, ropa de colores, sacar, meter, cantar, barrer, comer, compartir.
A catorce días del 2013, ¿porqué no creer que todo será distinto?, ¿quién no lo impide?, solo nosotros.

Nos leemos en la próxima

Sígueme en:
Facebook: /Angelica Contreras
Twitter: @AngieConter

sábado, 5 de enero de 2013

Carta a los Reyes Magos


Como saben muchos, soy hidrocálida, festejamos la navidad y la llagada del niño Dios, por lo que el Día de Reyes únicamente comemos rosca y se vuelve un pretexto (perfecto) para reunirse con la familia y amigos.
En mi pequeña familia, los regalos cada año los traía el Niño Dios, así que a los pobres (y no por falta de dinero) Reyes Magos les tocaba la noble tarea de llenar nuestros zapatos con chocolates y dulces, todos mis hermanos crecieron con esa idea “los reyes traen chocolates”.
Este año, como ya varios atrás me toca ser cómplice de los reyes y del Niño Dios, elegir juguetes, esconderlos, colocarlos y claro la cara de sorpresa de “guauuu eso te trajo ohhhhh”.

Hoy, en la espera de los Reyes siendo las 11:18pm cuando escribo esto debo confesar que los zapatos ya tienen chocolates, hasta el mío, y vuelve esa vieja nostalgia de hace muchos años, cuando me iba a la cama esperando que los Reyes cumplieran la “carta”, imaginaba encontrar otra vez juguetes, pero cada mañana durante varios años (antes de enterarme del verdadero origen de los Reyes) esa desilusión se hacia presente, era inevitable culpar a los Reyes, pobres, en verdad pobres, culparlos durante años por no cumplir cuando la que no entendía era yo,  sólo el Niño Dios se encargaba de los juguetes.
Ahora a mis ya muchos años disfruto de los chocolates que siguen trayendo los “Reyes”, tal vez los disfruto más que hace años.

Nos leemos en la próxima

Sígueme en:
Facebook: /Angelica Contreras
Twitter: @AngieConter

miércoles, 2 de enero de 2013

2013


Volvemos a nuestras raíces, a donde iniciamos un camino que nos marco o que simplemente fue parte de ese sendero que una vez recorrimos. Regreso a esta plataforma después de varios años, crecí, escribí, reí, pero también aprendí que en más de una ocasión, debía retroceder y volver a empezar.
Hoy regreso, años después de mi ultimo post, no como promesa de año nuevo, al contrario regreso por que se que algo buscaba y lo encontré, y ahora es necesario contar otras historias, con otro sabor, con otro perfil, pero aun con esa magia.
El tiempo nos irá guiando, hoy me reencontré con esa carpeta con más de 200 archivos entre imágenes y documentos que en otro tiempo publiqué, hoy abrí en ese mismo archivo una nueva carpeta, “2013”, sorpréndeme!
Nos leemos en la próxima


Sígueme en:
Facebook: /Angelica Contreras
Twitter: @AngieConter

Escríbeme a

Lo que más nos ha gustado

Analytics